Los partidos egipcios se comprometen con los Derechos Humanos pero rechazan abolir la discriminación sexual y la pena de muerte

24. enero 2012 | Por | Categoria: Hoy destacamos, Internacional
>>> Amnistía Internacional ha recabado la opinión de las principales formaciones del país en esta materia, con resultados desiguales

Londres (Reino Unido).- La mayoría de los grandes partidos políticos egipcios se han comprometido a llevar a cabo una ambiciosa reforma de Derechos Humanos en la transición del país, pero se han mostrado contradictorios a la hora de proteger los derechos de las mujeres o de abolir la pena de muerte, manifestó ayer Amnistía Internacional (AI).

Manifestantes egipcios sobre un tanque en la plaza de La Libertad de El Cairo (29-1-2011)

AI escribió a 54 partidos políticos y trató de reunirse con 15 de los principales. Nueve de éstos firmaron el manifiesto total o parcialmente, mientras que otros tres contestaron de forma verbal.

El Partido de la Libertad y la Justicia, que obtuvo el mayor número de escaños en la nueva Asamblea del Pueblo, fue uno de los tres que no dieron una respuesta significativa, a pesar de los considerables esfuerzos realizados por AI para conseguir su opinión.

“Esta semana se celebra la primera sesión del nuevo Parlamento y resulta alentador el hecho de que la mayoría de los principales partidos colaborara con nosotros y estuvieran dispuestos a firmar ambiciosos compromisos de cambio en la lucha contra la tortura, la protección de los derechos de quienes viven en asentamientos precarios y la garantía de juicios justos”, dijo Philip Luther, director interino del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Sin embargo –añadió Luther– es preocupante que varios partidos se negaran a comprometerse con la igualdad de Derechos para las mujeres. Son pocas las mujeres que van a ocupar un escaño en el nuevo Parlamento y sigue habiendo enormes obstáculos para que las mujeres desempeñen una función plena en la vida política de Egipto”.

Si bien los únicos partidos que aceptaron todos los compromisos del manifiesto fueron el Partido Socialdemócrata de Egipto y el Partido de Alianza Popular Socialista, prácticamente todos los partidos que respondieron estuvieron de acuerdo con los siete primeros puntos del manifiesto.

Estos puntos incluían compromisos con derechos civiles y políticos. Entre las principales promesas figuraban terminar con las casi tres décadas de estado de excepción, combatir la tortura, defender la libertad de expresión y asociación, garantizar los juicios justos, e investigar los abusos perpetrados bajo el régimen de Hosni Mubarak.

Amnistía Internacional también consiguió que casi todos los partidos se comprometieran a abordar el problema de los Derechos de las personas que viven en asentamientos precarios y a procurar que los Derechos económicos sociales y culturales sean una realidad para todos los egipcios.

Reservas

El octavo compromiso, poner fin a la discriminación, fue aceptado por la mayoría de los partidos, pero varios dijeron no poder comprometerse a cumplir la petición de Amnistía Internacional de terminar con la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Los comentarios de, al menos, dos de los partidos indicaban que la cuestión de la discriminación de los Coptos, incluida la construcción de lugares de culto, ha sido sobredimensionada.

Varios partidos expresaron sus reservas ante el noveno compromiso, que pedía la protección de los derechos de las mujeres, e incluía la igualdad de derechos de las mujeres en el matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos y la herencia. Varios partidos invocaron la ley islámica para explicar por qué no podían aceptar este compromiso.

La mayoría de los partidos expresaron sus reservas con respecto al décimo punto, relativo a la abolición de la pena de muerte, bien afirmando que esta medida se oponía a las enseñanzas islámicas, o bien indicando que seguirían estudiando el tema. Incluso los dos partidos inclinados hacia la abolición de la pena capital señalaron que se trata de un objetivo a largo plazo, que no podrá conseguirse en los próximos años.

“La verdadera prueba para los partidos políticos será trasladar estos compromisos a iniciativas parlamentarias para abolir las leyes represivas del régimen de Mubarak, reformar la policía y los servicios de seguridad y aprobar leyes que protejan los Derechos Humanos y rompan con la trayectoria de abusos”, dijo Philip Luther. “Una de las primeras medidas debe ser el levantamiento del denostado estado de emergencia”, concluyó.

En cuanto a la discriminación sexual, Luther añadió que “las mujeres participaron codo con codo junto a los hombres en las protestas y han sido fundamentales en el movimiento que derrocó al presidente Mubarak y condujo a estas elecciones. Negarles la igualdad truncaría las esperanzas de que Egipto entre en una nueva era de respeto de los derechos y la dignidad de todos”.

Foto: Rami Raoof

(+) info >>> Resumen de las respuestas de los partidos obtenidas por Amnistía Internacional

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados