Los islamistas egipcios ya tienen su Reichstag

2. febrero 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La tragedia que anoche se produjo en el estadio de fútbol de Port Said, con 74 muertos y cientos de heridos como consecuencia de los violentos disturbios entre las aficiones de los equipos Al Masry y Al Ahly, fue aprovechada inmediatamente por los islamistas radicales del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, para culpar del siniestro a los seguidores del ex presidente Hosni Mubarak.

Tanta inmediatez resulta sospechosa, teniendo en cuenta que los partidarios de Mubarak llevan prácticamente desaparecidos de la escena política desde la caída del líder egipcio, y considerando el escaso plazo (apenas unos minutos) del que dispusieron los Hermanos Musulmanes para investigar los hechos y llegar a conclusiones presentables.

La acusación recuerda mucho a la que realizaron los líderes nazis con ocasión del incendio del Reichstag (Parlamento alemán), ocurrido el 27 de febrero de 1933 en Berlín, pocos días después de la toma de posesión de Adolf Hitler como canciller, y pocos días antes de las primeras elecciones legislativas convocadas bajo su mandato.

Cuando todavía no se habían apagado las llamas, Hitler y su entonces ministro del Interior, Hermann Goering, visitaban el lugar, momento en el que éste último formuló sin prueba alguna la acusación de que los comunistas eran los autores del incendio. La posterior campaña de represión contra todas las organizaciones opuestas al Partido Nazi fue brutal.

Será necesario observar a partir de ahora la evolución de la situación en Egipto, aunque la preeminencia de un partido que hace del fundamentalismo religioso bandera política, no augura nada bueno. Mientras tanto, es el momento de sumar condolencias alrededor de 74 víctimas mortales del fanatismo deportivo.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados