Grecia: cuando la voluntad popular es un estorbo

15. mayo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Grecia habló claro el pasado 6 de mayo. Dejando aparte a los neonazis de Amanecer Dorado (que jamás debieron haberse podido presentar a unas elecciones democráticas), más de 2.650.000 personas rechazaron en las urnas las medidas antisociales y antieconómicas que la Unión Europea ha perpetrado contra el país, mientras que poco más de dos millones las avalaron mediante su voto a Nueva Democracia y al PASOK, los dos antiguos partidos mayoritarios.

Sin embargo, al parecer esta voluntad popular no es un elemento válido para los oscuros poderes económicos que deciden qué políticas se aprueban o se dejan de aprobar en el seno de la Unión Europea.

Ante la dificultad para formar un gobierno pro–neoliberal que se encargue de terminar de hundir a Grecia, al presidente heleno Papulias no se le ocurrió ayer cosa mejor que proponer la formación de un gobierno aristocrático (en el sentido etimológico del término), a base de “tecnócratas” y “notables”, sin el respaldo del Parlamento griego.

Un nuevo ejemplo de que, cuando el capitalismo salvaje entra por la ventana, la democracia sale corriendo por la puerta, incluso en el país que es considerado como la cuna de la democracia y del asamblearismo ¡Qué ironía!, pero sobre todo, ¡qué retroceso!

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados