44 pequeños municipios aragoneses se repartirán una subvención de 200.000 euros para mejorar su planeamiento urbanístico

29. abril 2013 | Por | Categoria: Aragón

>>> La actuación está dirigida a ayuntamientos que carecen de medios técnicos y humanos necesarios para abordar esta tarea

Zaragoza.- El Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, a través de la Dirección General de Urbanismo, se ha propuesto mejorar la gestión urbanística de 38 municipios aragoneses con menos de 10.000 habitantes, que obtendrán financiación para la elaboración o revisión de su Plan General de Ordenación Urbana, Plan General de Régimen Simplificado o Texto Refundido. Además, mediante otra línea de subvenciones, el Gobierno de Aragón atenderá las necesidades de planeamiento urbanístico de otros seis municipios más pequeños para la formulación, elaboración y financiación de Delimitaciones de Suelo Urbano (DSU).

Se trata de dos líneas de subvenciones independientes, mediante las cuales el Ejecutivo autónomo pretende impulsar el desarrollo del medio rural, respondiendo a las necesidades de localidades con distinta naturaleza demográfica. En el primer caso, la Dirección General de Urbanismo destinará una cuantía total de 108.000 euros, con cargo al presupuesto de 2013, para mejorar la gestión urbanística de estos municipios de menos de 10.000 habitantes, que carecen de los medios humanos y técnicos necesarios. De los 38 municipios a los que se les ha concedido la subvención, 14 pertenecen a la provincia de Zaragoza, otros 14 a la de Huesca, y 10 más a la provincia de Teruel.

La directora general de Urbanismo, Pilar Lou, ha destacado que el objetivo de estas ayudas es “facilitar que estos municipios con menos de 10.000 habitantes puedan terminar los instrumentos que estaban iniciados, porque por ejemplo empezaron la tramitación de un Plan General en ejercicios pasados, y de esta manera lo pueden concluir”.

Las subvenciones concedidas a los Ayuntamiento varían en función de las características y necesidades de cada localidad, que se han baremado siguiendo los criterios objetivos fijados en la convocatoria pública, así como del presupuesto total de cada actuación. En concreto, los porcentajes de las ayudas oscilan entre un mínimo del 10% y un máximo del 32% del presupuesto total subvencionable, alcanzando la máxima subvención concedida los 5.808 euros.

Por otro lado, el Gobierno de Aragón va a atender las necesidades urbanísticas de municipios más pequeños, a través de la figura de la Delimitación de Suelo Urbano (DSU). Seis ayuntamientos aragoneses, con poblaciones inferiores a los 500 habitantes, desarrollarán este instrumento de planeamiento urbanístico que existió hasta 2009 y que ha recuperado ahora el Ejecutivo autónomo para contribuir al desarrollo del medio rural y favorecer el mantenimiento de la población en el territorio, agilizando y simplificando la gestión urbanística.

Pilar Lou ha explicado que “esta figura es un instrumento mucho más elemental, más sencillo que un PGOU. Está orientado a municipios con menos de 500 habitantes, que son conscientes de que no van a experimentar un gran desarrollo en su urbanismo, pero que sí necesitan poner orden en lo que tienen”, ha subrayado.

La directora general de Urbanismo ha precisado además que esta línea de subvenciones para elaboración de DSU “se diferencia de la anterior en que en este caso el Gobierno de Aragón no otorga una subvención para que el Ayuntamiento contrate el equipo técnico encargado de elaborar el proyecto, sino que el documento lo elaboramos en la propia Dirección General de Urbanismo, acorde a las necesidades de cada localidad, y el municipio lo recibe ya terminado”, ha detallado.

Así, el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes ha convocado la licitación de un Acuerdo Marco para la selección de los equipos que redactarán y elaborarán estas DSU, tal y como da conocer hoy el Boletín Oficial de Aragón (BOA). El presupuesto total de licitación para realizar estas seis Delimitaciones de Suelo Urbano asciende a 106.000 euros, desglosado en un gasto plurianual de 84.800 euros para el presente ejercicio de 2013 y otros 21.200 euros en el próximo 2014.

Entre las ventajas de la DSU se encuentra la sencillez de su tramitación, ya que se reduce a 6 meses el procedimiento frente a los 3 años aproximadamente que requiere la tramitación de un PGOU. Otro de los beneficios es el reconocimiento de las propias necesidades urbanísticas del pequeño municipio, ajustando el contenido del documento de planeamiento a la realidad y necesidad urbana de la localidad. De esta forma, los pequeños municipios que opten por este instrumento de ordenación verán reducida la tramitación y complejidad del documento que regulará la vida urbanística del municipio.

Lou ha añadido que “estas ayudas se adaptan a las peculiaridades de cada municipio mediante la aplicación de distintos instrumentos de planeamiento urbanístico, respondiendo a las necesidades de la población que habita en pequeños municipios para garantizar la cohesión territorial de nuestra sociedad y su capacidad de desarrollo”.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados