Campoy apuesta por la disciplina financiera y el seguimiento de la ejecución presupuestaria para cumplir el déficit

7. mayo 2014 | Por | Categoria: Aragón

>>> El consejero de Hacienda y Administración Pública ha anunciado la creación de una Unidad de Control de Gestión y de tres subcomisiones

Zaragoza.- El consejero aragonés de Hacienda y Administración Pública, Javier Campoy, ha comparecido esta mañana a petición propia ante la Comisión de Hacienda de las Cortes con el fin de explicar las líneas generales que van a conformar su gestión al frente del Departamento. Entre ellas, y según ha explicado, destacan el aumento de la eficacia del gasto público, la mejora de la disciplina financiera y la optimización de la recaudación de ingresos, sin subir los impuestos.

Entre sus prioridades, Campoy ha señalado el cumplimiento del déficit como “requisito fundamental e irrenunciable”, porque en su opinión “unas cuentas públicas saneadas, equilibradas y sostenibles constituyen un pilar fundamental sobre el que levantar la recuperación económica”. Además, ha destacado también que defenderá los intereses de Aragón para que reciba una financiación justa en la reforma del sistema de financiación autonómica que se va a negociar este año.

El consejero ha recordado que el Ejecutivo autonómico ya realizó un Plan Económico Financiero en 2012, para corregir el déficit del ejercicio 2011, el último de la anterior legislatura, que se cerró con un desfase del 2,88%. “Vamos a lograrlo de nuevo. Se lo garantizo. Porque el déficit estructural no es grande, la mayor parte es coyuntural, está asociado a circunstancias puntuales como diferentes ajustes presupuestarios de contabilidad nacional sin impacto en 2014”, ha explicado.

El principal objetivo será corregir los desvíos en el gasto y mejorar la eficacia en la percepción de los ingresos, con un Plan que será compatible con las políticas de recuperación económica y con el mantenimiento de los servicios públicos, sin afectar en ningún caso al gasto social en Educación, Sanidad y servicios sociales, porque, según ha explicado Campoy, el Estado del Bienestar “vertebra la sociedad y hace de esta Comunidad un territorio apetecible para vivir, redunda en un beneficio a largo plazo que hace de nuestra región un entorno modélico para el desarrollo personal y familiar”. Tampoco se incrementará la presión fiscal sobre el ciudadano, puesto que “un incremento de impuestos desincentiva la iniciativa productiva y en consecuencia la recaudación marginal”, ha declarado.

Mejorar la gestión del gasto

Con estos puntos de partida, el Plan Económico Financiero se dirigirá a mejorar la gestión de los recursos. “El equipo de la Consejería de Hacienda ya ha comenzado con esta labor, en la que no estamos solos, sino que contamos con la profesionalidad y el compromiso de todas las Consejerías y centros de coste. Hemos detectado algunos espacios de mejora. Y con eso me refiero concretamente a ‘gastar mejor’. No nos gusta gastar porque sí, sino con un porqué”, ha subrayado.

Para ello se va a crear la Unidad de Control de Gestión, un sistema de fiscalización que se encargará de supervisar y coordinar de manera continua la ejecución presupuestaria, en beneficio de un “control eficaz del gasto, la búsqueda de ingresos y la disciplina financiera”. Esta Unidad se constituirá como grupo de trabajo de forma inmediata y permanente, conocerá las peticiones de los diferentes departamentos y autorizará todos los hechos contables con incidencia en el presupuesto.

Esta oficina estará apoyada por tres órganos complementarios, que tendrán la misión de aportar fuentes de ingresos y corregir gastos. Todos ellos formados por el equipo técnico del Gobierno de Aragón, por lo que no generarán incremento de gasto alguno. En concreto, se constituirá la Subcomisión de Racionalización y optimización del gasto corriente; la Subcomisión de Gasto Social; y la Subcomisión de Inversión Estratégica.

Financiación autonómica

Por otra parte, Javier Campoy ha asegurado que va a defender un modelo donde Aragón reciba una financiación acorde con sus características de población y territorio, ya que determinados factores como la densidad, la dispersión y el envejecimiento condicionan muchos aspectos económicos y sociales, y debe aumentar su ponderación económica para garantizar una adecuada prestación y viabilidad de los servicios públicos.

“Nuestra misión es prestar servicios sociales en cada rincón de Aragón y no cuesta lo mismo una plaza escolar en una gran ciudad que en un municipio del Pirineo; o en la provincia de Teruel, con determinadas zonas sufriendo tasas de despoblación similar a Laponia, lo que triplica el coste de la educación respecto a Zaragoza capital, y ocurre algo similar con la edad de la población”, ha ejemplificado.

Foto: Gobierno de Aragón

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados