Carlos Esco rechaza ante el juez que amañara contratos en la sociedad pública Plaza

10. marzo 2015 | Por | Categoria: Aragón

>>> El exgerente de la plataforma, Ricardo García Becerril, le señala como responsable de varios amaños en contratos

Zaragoza.- El exviceconsejero socialista de Obras Públicas y exconsejero delegado de Plaza, Carlos Esco, ha negado ante el juez que instruye el caso Plaza que amañara contratos en la sociedad pública. Esco ha declarado este martes como imputado en este caso, que investiga un presunto desfase millonario en las obras de la Plataforma Logística de Zaragoza, uno de los proyectos estrella del Gobierno de Marcelino Iglesias.

Fiscalía Anticorrupción solicitó su imputación tras dar por «cierto» el contenido de los correos hallados en el ordenador del exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, que le apuntaban como el responsable de varios amaños en contratos del ente público. Esco ha negado ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 1, José Ignacio Martínez, «todas y cada una de esas supuestas irregularidades», según ha asegurado su abogado defensor, Juan Monclús, al finalizar la toma de declaración que se ha prolongado durante tres horas, desde las 10.00 hasta las 13.00 horas.

«Ha respondido a todas y cada una de las preguntas que han hecho las partes y, evidentemente, ha negado todas esas supuestas irregularidades que aparecen en los correos», ha explicado también Monclús, quien ha considerado que las acusaciones de García Becerril son «evidentemente» falsas y ha recordado que entre el exgerente de Plaza y Esco «había una mala relación personal, que no profesional».

Asimismo, el exgerente de Plaza ha asegurado que las adjudicaciones de contratos, “que aportaremos”, ha dicho, “están acreditadas en actas del Consejo de Administración de Plaza”. Y, en los asuntos donde no existen estas actas, «no se ha hecho un encargo fuera de la ley», ha añadido Monclús.

«Ni niego ni dejo de negar» ha respondido por su parte el propio Esco a los medios de comunicación tras ser preguntado sobre si había negado las presuntas irregularidades señaladas en los correos de García Becerril. «Todo lo que tenía que decir ya se lo he dicho al juez y a los representantes», ha añadido. Además, según ha podido saber ARAGÓN PRESS, Esco ha apuntado al exgerente de Plaza como conocedor de los contratos que presuntamente fueron amañados.

Fiscalía Anticorrupción imputa a Esco como presunto autor de los delitos de malversación, prevaricación, cohecho y alteración de precios. El escrito de Fiscalía cita un correo de García Becerril a José Luis Marqués Insa, que fue miembro del Consejo de Administración de Plaza, denominado “Miserias”, que fue enviado el 17 de mayo de 2014 en el que se describen una serie de actuaciones supuestamente irregulares de Esco en relación con el revestimiento de fachadas, el vídeo del Parque del Canal, la Estación de Servicio de Plaza o el Manual Corporativo de la sociedad pública, entre otras.

Este martes, Carlos Esco se ha referido a dicho correo como «un calentón» de García Becerril, según ha podido saber este medio. También ha asegurado que el Manual Corporativo de Plaza fue una decisión suya que se iba a asumir con una partida de gastos propios y ha defendido que «supervisaba» las decisiones del Consejo de Administración, una labor que ha definido como preguntar aquello que no entendía. También ha apuntado que él no tomaba las decisiones del día a día.

Floría declara como imputado

También ha declarado este martes como imputado Miguel Ángel Floría, propietario de la empresa Floría Diseño y presunto beneficiario de uno de los contratos que supuestamente amañó Esco. En mayo de 2004 Plaza quería revestir seis edificios con unos paneles especiales para mejorar la fachada y adecuarlos al entorno del polígono. Para ello, se adjudicó la obra al Grupo Floría por más de 344.000 euros.

En el email «Miserias», García Becerril le explica a Marqués Insa que ese precio “era de seis edificios y no de los tres que finalmente fueron revestidos”. Floría, que no ha querido hacer declaraciones a su salida del juzgado, ha acudido acompañado de sus dos hijas. Una de ellas trabajó para Eva Almunia, ex candidata socialista a presidir el Gobierno de Aragón.

El último en declarar -éste como testigo- ha sido Borja Lasala, trabajador del Grupo Floría. Ha explicado la relación entre dicho grupo y el exviceconsejero socialista y ha puesto como ejemplo que el Grupo Floría construyó una pérgola para la vivienda que Carlos Esco tiene en Nueno (Huesca).

Este miércoles declararán también ante el instructor del caso Plaza el jefe de movimientos de tierras y de obra de la UTE Plaza, Alejandro Viñuales, como imputado, y José Luis Marqués Insa, que fue consejero de la sociedad pública, como testigo.

Foto: Aragón Press

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados