El Seprona imputa a tres personas en Zaragoza por un delito contra la protección de la fauna

22. marzo 2011 | Por | Categoria: Aragón

banda_seccion_act-aragon

>>> Se les considera autores y colaborador en la colocación de cebos envenenados en monte de utilidad pública

 

Zaragoza.- El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha imputado a tres personas (dos con residencia en Zaragoza y una en Belchite) por un delito contra la fauna, la flora y los animales domésticos, al haber causado la muerte de dos ejemplares de águilas–azor perdiceras (Hieraaetus fasciatus), especie incluida y catalogada como “en peligro de extinción”, en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón.

 

Las investigaciones comenzaron en la tarde del 8 de marzo cuando miembros del Seprona tuvieron conocimiento de que los Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón habían recuperado los cadáveres de dos ejemplares (un macho anillado y una hembra) de águila–azor perdicera, en una pista forestal del monte de utilidad pública Vedados Altos en el término municipal de Valmadrid (Zaragoza).

 

En una primera observación, estos agentes no apreciaron heridas por disparo o por otro tipo de arma, ni indicios de electrocución en tendido eléctrico; considerando, por la apariencia de las aves, que presentaban indicios de muerte por envenenamiento.

 

A partir de ese momento, el Seprona y los APN iniciaron las investigaciones correspondientes para el esclarecimiento de los hechos. Las primeras inspecciones oculares del terreno en el que fueron localizadas las aves muertas (en el lugar conocido como Corral de Perea), se localizó una construcción cercada y cerrada perteneciente a una asociación de colombicultura para el ejercicio de actividad deportiva con palomas, que cuenta con las autorizaciones administrativas pertinentes. En estas instalaciones también se recogieron diversas muestras para su análisis.

 

Como consecuencia de las investigaciones, se ha procedido a la imputación de dos personas naturales de esta comunidad autónoma, de 66 y 49 años de edad, con residencia en Zaragoza capital y en Belchite, relacionadas con actividades de colombicultura, como presuntas autoras de un delito contra la flora, la fauna y los animales domésticos. En sus manifestaciones se reconocieron autores de la colocación en terrenos próximos a la explotación de Valmadrid que se cita, de sustancias prohibidas (veneno) en cebos para ahuyentar a los zorros que merodeaban las mismas y amenazaban el palomar.

 

La Guardia Civil considera que en algún momento alguno de estos cebos envenenados, pudieron ser ingeridos por las águilas produciéndoles la muerte.

 

También la Guardia Civil imputa a una tercera persona, natural y vecino de Zaragoza, de 55 años, por el mismo delito, al considerarla relacionada en los hechos.

 

Las águilas muertas y las muestras tomadas en los días 8 y 9 del presente mes por los agentes del Seprona y APN del Gobierno de Aragón, han sido entregadas al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca (Zaragoza), donde está pendiente de determinarse, si éstas pudieran haber ingerido las sustancias nocivas colocadas en los cebos, por lo que no se descartan nuevas imputaciones.

Tags: , , ,

Comentarios cerrados