Esco y García Becerril niegan haberse repartido 660.000 euros de comisión por cerrar la compra del kartódromo de la A-2

14. marzo 2017 | Por | Categoria: Aragón

>>> El exgerente y el exconsejero delegado de Plaza están acusados de cohecho y malversación

Zaragoza.- “Eso es rotundamente falso. No se ha hecho en Plaza jamás”. Así respondió ayer lunes el exgerente de la sociedad pública Ricardo García Becerril al ser preguntado por el fiscal si cobró y se repartió una comisión de 661.610 euros con el exconsejero delegado y exviceconsejero socialista de Obras Públicas Carlos Esco por cerrar la compra del antiguo kartódromo junto a la A-2.

En la misma línea ha respondido Carlos Esco, quien consideró que es el político que el caso Plaza “necesitaba” en el banquillo y “se ha ido a lo que no es aforado”. Tanto García Becerril como Esco se enfrentan a una pena de hasta once años de prisión por malversación y cohecho.

Los mismos delitos que se imputan, como cooperador, al dueño de los terrenos del antiguo kartódromo, Santiago Becerril, para el que se solicita una pena máxima de siete años de prisión. Como ya hizo durante la Policía y como ha hecho durante la instrucción de este caso, Santiago Becerril reconoció, ante el jurado popular, que cerró la venta del kartódromo con Ricardo García Becerril por 6,3 millones de euros porque temía que una futura expropiación le pudiera perjudicar. A cambio, el exgerente le pidió una comisión del 10% (661.610 euros) que él le entregó en tres partes iguales, según ha detallado.

Al principio creyó que era un pago habitual en operaciones de compraventa, pero en la segunda entrega empezó a sospechar. “Le pregunté y me dijo que era para él y para el delegado, uno de barbas”, declaró. Santiago Becerril relató que llevaba los más de 220.000 que entregaba en cada plazo en su bolsillo en billetes de 500 euros. “El banco me lo preparaba así porque así me cabían en el bolsillo del pantalón”, detalló. Pagos que se realizaban en una céntrica cafetería de Zaragoza.

Santiago Becerril, defendido por el abogado Valentín Romero, reconoció sentirse “engañado” por pagar una comisión “que no tendría que haber pagado” e incluso apuntó que si le devuelven ese dinero lo donará a una ONG.

El exgerente de Plaza, defendido por los letrados José María Gimeno del Busto y José Maria Paván, negó dicha comisión. Explicó que el Consejo de Administración le encomendó negociar de forma “urgente” la compra del kartódromo para el desarrollo del polígono industrial. Una negociación que fue “muy muy dura”, recordó este acusado, quien subrayó que el Consejo dio el visto bueno al precio de compra.

García Becerril mantuvo que siempre intentó “cerrar el menor precio posible” y que Plaza salió beneficiada con dicha operación porque “se pudo vender la zona comercial por un valor astronómico”, de más de 70 millones de euros.

El exgerente de Plaza consideró que la denuncia del dueño de los terrenos del kartódromo puede deberse a que recibió posteriormente “ofertas más jugosas” que la de la sociedad pública “y quiere recuperar el dinero”. Lo hace “aprovechando el lío jurídico en el que me han metido de paganini”, subrayó García Becerril.

Por su parte, el exconsejero delegado Carlos Esco, defendido por Juan Monclús, subrayó que el Consejo de Administración de Plaza “no puso pegas” al precio con el que se cerró la operación y explicó que el objetivo de la sociedad pública era “fijar empresas” como ocurrió con Inditex que “fue la locomotora que propició el desarrollo de Plaza”.

Sobre los más de 200.000 euros en sus cuentas a los que la Policía no halló explicación, Carlos Esco recordó que su dinero está “perfectamente justificado” en un informe pericial elaborado a posteriori en el que se refleja que buena parte responde a una herencia.

Nueva documentación

Antes de iniciar las declaraciones, el abogado de Esco ha presentado nueva documentación sobre la valoración del terreno del kartódromo. En concreto, una carta que el expresidente del Consejo de Administración Javier Velasco remitió a Esco -como repuesta a su petición- con información sobre dos operaciones para comprar otros terrenos ubicados en Plaza. En la misiva se refleja que en una de las operaciones se cerró un precio de hasta 271 euros por metro cuadrado y en la otra, 175 euros por metro cuadrado. Un precio que se sitúa «cerca» de los 187 euros por metro cuadrado que se pagó a Santiago Becerril por los suelos del kartódromo.

De este modo justifica la defensa de Esco el precio abonado por ese terreno y califica de «falsas» las cifras en las que basa el fiscal su acusación de malversación. Y es que el Ministerio Público se basa en un informe de un perito judicial que cifra el valor del terreno en 2,3 millones de euros, basándose en la información que le aporta el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional y que estos a su vez recibieron del sucesor de García Becerril en la Dirección Gerente de Plaza, Jesús Andreu.

Precisamente éste declarará hoy martes como testigo en la segunda sesión del juicio.

Foto: Aragón Press

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados