IU denuncia la aparición de placas fascistas en Zaragoza y exige que se incremente la vigilancia sobre los colectivos neonazis

15. febrero 2013 | Por | Categoria: Aragón

>>> El grupo exigirá la retirada inmediata de una placa que rebautiza la calle Amistad como calle División Azul

Zaragoza.- “Zaragoza no debe permitir la visibilización de brotes fascistas ni el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”. De este modo, el edil de IU Raúl Ariza avanza que denunciará en la próxima Comisión de Servicios Públicos la colocación de una placa “presuntamente colocada por algún individuo o colectivo fascista” en la calle Amistad (barrio de Las Fuentes) que rememora el nombre con el que fue conocida durante el franquismo: “calle División Azul”.

Ariza también instará al Gobierno municipal a “incrementar la vigilancia de estas actuaciones de grupúsculos neonazis” y hace “un llamamiento a la ciudadanía para la denuncia de estos actos vandálicos, así como a la implicación de la Policía Local en el seguimiento y detención de los responsables”.

En este sentido, desde el grupo municipal de IU alertan de un repunte de la actividad de estos grupos fascistas y han puesto sobre aviso al área de Participación Ciudadana “para garantizar que no se utilice ningún equipamiento municipal para hacer apología del fascismo”, subraya Ariza.

Protocolo de retirada de placas de calles

Por otra parte, Raúl Ariza recuerda que está a la espera de que los servicios de Cultura informen sobre “por qué unas placas de calles zaragozanas se encontraban a la venta en un mercadillo de la ciudad”. Tras una denuncia ciudadana, Ariza preguntó en la Comisión de Cultura sobre el destino de las placas viejas que se retiran de las calles. “La respuesta que obtuvimos fue que se destruían, pero está demostrado que, en ocasiones, llegan a venderse”, indica el edil de izquierdas. “En todo caso, habrá que establecer un protocolo para su retirada y decidir si se conservan y almacenan como testigo de la historia o no”.

Foto: IU

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados