Las “Preferentes del Valle del Ebro” atrapan 200 millones de euros en pequeños ahorros procedentes de plazos fijos

22. julio 2013 | Por | Categoria: Aragón

>>> Según ADICAE, hay unos 3.000 afectados en Soria, 8.000 en Aragón, cerca de 4.000 en La Rioja y casi 5.000 en Navarra

Zaragoza.- Unos 3.000 consumidores en Soria, 8.000 en Aragón, cerca de 4.000 en La Rioja y casi 5.000 en Navarra. Son los afectados por las “Preferentes del Valle del Ebro”, uno de los perfiles específicos y característicos de este conflicto del ahorro en España. Se focaliza en una de las zonas del Estado con mayores tasas de ahorro, muy vinculado a la actividad agrícola y agroindustrial del medio rural del entorno. Son viejos ahorros, de décadas, habitualmente guardados en depósitos tradicionales, herencias incluso que, de repente, desaparecen en la vorágine de esta crisis bancaria.

Tal y como ADICAE sospechaba, la comercialización irregular de participaciones preferentes realizada fundamentalmente por la antigua Caja Madrid y las entidades de CEISS, Caja España y Caja Duero, se ha cebado especialmente con los consumidores del Valle del Ebro. Así lo han venido atestiguando las consultas que ha recibido la asociación durante estas últimas semanas, a raíz de las cuales centenares de ciudadanos de La Rioja, Navarra, Soria y Aragón se han puesto en contacto para denunciar estos abusos y organizarse para obrar en consecuencia.

Con las sedes de la asociación en las cuatro capitales han contactado más de 2.000 personas que han preguntado específicamente por este tema, y casi 300 de ellas están ya a la espera de interponer demanda. Para todos ellos ADICAE viene organizando asambleas y actos de divulgación y acción colectiva que hagan fuerza para defender sus derechos, amenazados por las irregulares quitas y canjes que se vienen imponiendo; las reivindicaciones de estos consumidores son claras, sólo quieren recuperar sus ahorros.

Perfil conservador

Porque el caso de las “Preferentes del Valle del Ebro” es uno de los paradigmas de la comercialización fraudulenta de estos productos de inversión con riesgo. “Estamos hablando de alrededor de 20.000 pequeños ahorradores con capitales de poco más de 10.000 euros de media, fundamentalmente rentas del trabajo muy vinculadas con el fuerte peso agrícola y de industria transformadora que hay en esta zona entre el Ebro y el Duero”, explicó la secretaria general de ADICAE, Ana Solanas. En total 200 millones de euros atrapados de una de las áreas españolas con mayores tasas de ahorro, un botín para las entidades ávidas de recapitalización.

Son además, en muchos casos, pequeños ahorros de toda una vida, antiguos depósitos a plazo fijo ahorrados durante décadas, que han pasado incluso de generación en generación. Y es en las diversas revisiones de los depósitos y en las propias herencias donde se ha ido gestando este presunto fraude. “Ha venido un gran número de afectados con el papel de la fecha del vencimiento de su plazo fijo de toda la vida. Al día siguiente, se lo habían cambiado por unas preferentes”, confirmó Ana Solanas.

La grave situación de crisis económica que padece nuestro país implica que buena parte de estos ahorradores necesitaría tener a disposición sus capitales, algunos de ellos más del 80% de todo el patrimonio de que disponen. La mayoría de ellos de avanzada edad, muchos necesitan los ahorros para adquirir medicamentos, disponer de asistencia o costear alguna residencia o ayuda domiciliaria. Y muchos más tienen que echar una mano a familiares, fundamentalmente hijos o nietos con problemas hipotecarios, desempleo, o pérdida de ingresos debido a la situación económica.

“Sin embargo, lejos de ello, la banca y las administraciones tratan a estos ahorradores humildes como si fueran inversores que decidieron asumir un riesgo voluntario, y les obligan a padecer quitas absolutamente vergonzantes, o los convierten en accionistas involuntarios de empresas que simplemente deberían devolverles estos ahorros de toda una vida”, señala ADICAE.

Foto: archivo Adicae

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados