Nace en Zaragoza la asociación SomosMas contra la violencia machista

12. diciembre 2016 | Por | Categoria: Aragón

>>> El colectivo ha sido impulsado por cuatro víctimas que pretenden ayudar a otras ofreciéndoles sus experiencias

Zaragoza.- “Te miras al espejo y no te conoces, no eres tú”. Es la sensación que Ariadna sintió durante nueve años. Su marido la maltrataba y, aunque ya hace cinco años que está divorciada, todavía vive con miedo. Pero no se rinde y quiere que su caso sirva para ayudar a otras mujeres en su misma situación. Por eso, y junto a otras tres, han creado la asociación SomosMas.

Se conocieron en la Casa de la Mujer de Zaragoza mientras hacían unos cursos para reforzar su autoestima y salir adelante. Todo empezó con un grupo de Whatsapp, medio a través del que compartían sus experiencias y se daban ánimos mutuamente. “Hay momentos en el que la familia te puede tender la mano, pero no entienden cómo hemos sido capaces de aguantar algo así”, explica Ariadna. Pero llegó un momento en el que, según apunta, “nos dimos cuenta que no estábamos solas, que no era un problema individual sino que era una cosa que habíamos pasado todas de la misma forma”.

Fue entonces cuando comenzaron a ayudarse entre ellas mismas y el grupo fue creciendo hasta llegar a SomosMas, que aglutina en la actualidad a unas 40 mujeres. “Si nosotras hemos podido superarlo y rehacer nuestra vida por qué no vamos a intentar que otras mujeres que están pasando por lo mismo puedan hacerlo igual y que nuestra experiencia sirva para otras”, defiende Ariadna.

El apoyo de la familia es fundamental en estos casos porque, según lamenta, lo que hace un maltratador “es aislarnos de las personas que nos quieren, de nuestras amistades, de nuestra familia, porque todos son malos y solo te quieren ellos”. Al mismo tiempo, admite que “en parte es culpa nuestra porque crees a pies juntillas que no te quieren para crear una dependencia”. Es cuando todo explota el momento en el que se dan cuenta de lo que ha estado ocurriendo y lo hacen cuando, explica, “vuelves a la familia para pedir perdón y comprensión”.

Entonces se dan casos en los que la familia sabía lo que estaba ocurriendo y casos en los que “ni siquiera se lo olían”, indica Ariadna, porque “hay hombres que por fuera son encantadores”. El apoyo de la familia se ve reforzado enormemente cuando las víctimas se relacionan unas con otras. “No es una cosa que vayas pregonando a los cuatro vientos porque es algo de lo que a veces nos avergonzamos”, lamenta Ariadna, quien sobre todo señala que todo ello va desapareciendo “cuando ves que es un problema común y es peligroso”.

Apoyo de otras víctimas

En ese momento en el que no encuentras salida y ves que sí que se puede, que hay mujeres que trabajan y son felices da muchísima fuerza”, admite. Por eso compartir experiencias con otras mujeres les ha ayudado a seguir adelante y fue la razón que les impulsó a crear SomosMas.

Se pude salir porque la vida no es mirarte y no reconocerte y esperar a que pase un día tras otro. La vida es otra cosa y hay que disfrutarla porque solo tenemos esta”, resalta Adriana. Y precisamente ese es el mensaje que quieren hacer llegar a todas las víctimas para que se decidan a pedir ayuda.

Vías de ayuda

Después de un año de encuentros para constituirla ya son oficialmente una asociación y como tal persiguen alcanzar sus objetivos. Uno de ellos es concienciar a la población a través de charlas, fundamentalmente en los institutos, de cómo detectar una relación tóxica para evitar los malos tratos. Desde la asociación también llevan a cabo labores de acompañamiento, especialmente cuando las mujeres se deciden a denunciar. Es entonces cuando acuden con la víctima a la comisaría, al hospital a hacer un parte de lesiones, a coger sus cosas de casa…

Adriana admite que decidirse a dar este paso es difícil porque las víctimas llegan sentirse culpables y consideran que salir de esa situación va a destrozar una familia. Ella lo hizo y actualmente asegura que se siente una mujer “empoderada” aunque confiesa que continúa teniendo miedo porque su expareja no está en la cárcel y teme que algún día pueda ocurrirle algo. Al mismo tiempo, indica que es muy importante que la víctima denuncie cuando se sienta “segura y fuerte”.

Anet Merino, otra de las integrantes de la asociación, explica que “desafortunadamente podemos informarles que el proceso no es fácil, que lleva su tiempo, y que cada caso es único y muy especial”. “Les ofrecemos apoyo incondicional, sentirse comprendidas y no sentirse juzgadas”, añade Anet, quien, pese a las complicaciones que admite supone iniciar un proceso de salida de este tipo de situaciones, está convencida de que volvería a dar el paso de denunciar.

Junto a estas dos líneas, la asociación también ha puesto a disposición de las víctimas un servicio de Whatsapp habilitado las 24 horas del día para darles apoyo moral. También hacen un seguimiento de los hijos de las mujeres maltratadas y organizan actividades para ellos.

Seguridad y custodia compartida

Desde la asociación no solo se han centrado en estas vías sino que también trabajan para cambiar varios aspectos con los que no están de acuerdo. Uno de los principales temas que más les preocupan en la actualidad es la “poca seguridad” que, según lamentan, reúnen los puntos de encuentro de Aragón.

Anet asegura en este sentido que “no hay nada más paralizador en la vida de cualquier persona que vivir con miedo”. Sensación que sufren todas las mujeres maltratadas pero que no debe impedirles, insisten desde la asociación, decidirse a denunciar. A partir de entonces, los pasos a seguir son “bastantes duros”. Anet lamenta que “somos nosotras las que hacemos las denuncias y nosotras las que tenemos que cambiar nuestra forma de vida pero los maltratadores siguen libremente por ahí”.

En cuanto a los recursos que permiten llevar a cabo un proceso así, Anet considera que “no son suficientes”. Alerta que la tasa de mujeres que sufren violencia machista “es cada vez más alta” y los recursos “no alcanzan”. Esto hace que, por ejemplo, apunta Anet, no se den las pulseras electrónicas para estar más seguras “porque no hay suficientes”.

También critican las “cortas condenas” interpuestas a los maltratadores porque “no nos crean nada de seguridad” e insisten en la necesidad de que los policías se especialicen en este tema.

En cuanto a las custodias compartidas, Adriana asegura que están a favor de que se produzcan en “un divorcio normal”. Sin embargo no cuando existen órdenes de alejamiento porque “son unas personas violentas que tienen antecedentes penales” y consideran que “no es ni medio normal” que se produzcan en esos casos.

Contacto

Las interesadas en recurrir a SomosMas pueden hacerlo a través de la Casa de la Mujer o a través del e-mail somosmas@gmail.com. Además, repartirán información en varias asociaciones y centros culturales para facilitar el conocimiento se esta nueva asociación.

Foto: Aragón Press

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados