Se incorporan efectivos de la UME a la búsqueda del vecino de Oliete desaparecido tras la última riada

12. agosto 2013 | Por | Categoria: Aragón

>>> La presidenta Rudi visitó ayer las zonas más dañadas por las riadas del pasado sábado en Oliete y La Hoz de la Vieja

Zaragoza.- Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se incorporan, a petición del Gobierno de Aragón, al dispositivo puesto en marcha para la localización del vecino de Oliete, desaparecido desde el pasado sábado 3 de agosto debido a las crecidas de los ríos Seco y Martín.

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez ha explicado que este contingente está integrado por “37 personas, dos perros del Batallón de Zaragoza, 1 vehículo de mando y transmisiones, 1 retroexcavadora, 1 camión volquete y 1 excavadora giratoria, y a lo largo de la mañana se incorporarán dos perros del batallón de Valencia”.

Estos nuevos efectivos se unen al dispositivo integrado por recursos humanos y materiales de los Bomberos de la Diputación de Teruel, la Guardia Civil (GEAS y GREIM, además de la unidad canina) y los Voluntarios de Protección Civil de Bajo Martín y Andorra–Sierra de Arcos, que desde el pasado sábado 3 de agosto, trabajan en la zona para la localización de la persona desaparecida, junto con la participación de vecinos de la zona. Las labores de búsqueda se van a centrar hoy en la zona comprendida entre el puente de Oliete y Ariño.

Asimismo, hoy tendrá lugar en Oliete una reunión técnica con representantes de la distintas administraciones para establecer criterios y prestar colaboración de cara a cuantificar los daños en infraestructuras y servicios comunes, dentro de las distintas actuaciones que se están llevando a cabo para que los municipios afectados por las crecidas del río Seco y Martín reciban el asesoramiento y la ayuda necesaria para la recuperación total de la normalidad en sus localidades.

Visita de Rudi

Por otro lado, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, visitó ayer los municipios de Oliete y La Hoz de la Vieja, acompañada por el consejero de Política Territorial, Antonio Suárez, el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y la presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo. Rudi lamentó la desaparición del vecino de Oliete y afirmó que “se van a seguir poniendo todos los medios para localizarle, aunque es cierto que hay dificultades por el lodo y los troncos transportados por la riada”.

Este fin de semana una treintena de vecinos de Oliete, coordinados por la Guardia Civil y por Protección Civil, participaron en la búsqueda del desaparecido. Los vecinos voluntarios se dividieron en dos grupos para revisar las márgenes del río y las zonas de huerta entre Oliete y Ariño. Si la búsqueda resulta infructuosa en lo que queda de fin de semana, el lunes se peinarán las zonas más complicadas del cauce, en las que la profundidad de las aguas es mucho mayor.

Por otra parte, la presidenta aseguró que el protocolo de emergencias funcionó bien y recordó que Protección Civil “avisó por teléfono a todos los alcaldes, si bien hubiera sido necesario mandar un fax para que quedara constancia por escrito”.

Además, Rudi recordó que “todas las administraciones estamos trabajando en colaboración”.

41 solicitudes

Entretanto, la Oficina de Atención a los Afectados por la riada ha registrado ya 41 solicitudes de información. Los daños fundamentales que se han declarado hasta el momento están relacionados con enseres personales, viviendas particulares, vehículos e infraestructuras agrarias.

La Oficina, que comenzó su actividad el pasado martes, tras la celebración de la reunión de coordinación institucional, permanecerá abierta, de momento, en horario de 9 a 14 horas en el Ayuntamiento de Oliete.

Los vecinos continúan realizando los trabajos necesarios para recuperar sus viviendas. En cuanto a las infraestructuras, todas están prácticamente reparadas. Así, las tres carreteras que resultaron anegadas por la riada, quedaron abiertas al tráfico en la noche del pasado sábado. El suministro de agua también fue rápidamente restablecido. De hecho, la riada arrancó seis metros de la tubería de abastecimiento que parte del embalse de Cueva Foradada y que da servicio a los municipios de Albalate, Ariño, Híjar, La Puebla de Híjar, Jatiel, Castelnou, Urrea de Gaén, Samper de Calanda y Oliete. La reparación de la tubería finalizó a las dos de la tarde del lunes, 5 de agosto.

En La Hoz de la Vieja se suministró agua con camiones cisterna de la DPT y de SARGA. La reparación de la tubería finalizó el miércoles, 7 de agosto.

La tromba de agua también provocó pequeños cortes de luz durante la tarde del sábado, si bien el suministro fue restablecido en pocos minutos.

El único punto que registró una afección importante en materia energética fue La Hoz de la Vieja. Allí, la fuerza de la riada arrancó el transformador eléctrico ubicado junto al barranco. Endesa colocó un generador eléctrico en la tarde del domingo para abastecer de energía al municipio. Entre el lunes y el martes técnicos de Endesa, junto a técnicos del Departamento de Industria y Energía del Gobierno de Aragón, colocaron un nuevo transformador provisional para abastecer el municipio. Los trabajos finalizaron a las cuatro y media de la tarde del pasado miércoles. Endesa acometerá en próximas fechas la construcción de un nuevo transformador en una zona no inundable del municipio.

Foto: Gobierno de Aragón

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados