A vueltas –una vez más– con la Ley de dependencia

17. mayo 2011 | Por | Categoria: Magazine, Mayores, Opinión

banda_seccion_mayores

Una vez más, se nos dice que Aragón está entre las primeras Comunidades Autónomas que más benefician a quienes precisan de las ayudas de la tan cacareada Ley de dependencia. Se nos repite hasta la saciedad que solo La Rioja, Cantabria y Andalucía lo hacen mejor, mientras que el farolillo rojo de la estadística lo ostentan Valencia y Madrid. Seguro que estos días de campaña electoral, tanto la señora Aguirre como el señor Gallardón dirán todo lo contrario en sus mítines ante los ciudadanos de la Comunidad madrileña. 

 

Aquí –en este país llamado España– cada cual tira para lo suyo, con palabras grandilocuentes que casi nadie cree. Entre los descreídos nos encontramos las personas con muchos años sobre nuestras espaldas, que estamos cansados de quien nos quiere hacer comulgar con ruedas de molino. Por si fuera poco este cúmulo de promesas incumplidas y datos más o menos fiables, aparece la noticia de que una red social, bajo el pomposo nombre de Fundación Dependencia, tiene como objetivo facilitar la atención a las personas dependientes y a sus familiares merced al seguimiento personalizado tras conectar con su página Web.

 

Desde esa herramienta proyecta resolver dudas a los interesados trazándoles el mejor camino a seguir para que desde la Administración resuelvan su problemática a la mayor celeridad. No dudo de esta iniciativa, pero la verdad es que en cuanto oigo la palabra “fundación”, no puedo resistir mi obcecación a sospechar de ese entramado de las fundaciones, que con el aparente objetivo solidario se esconden, en más de una ocasión, intereses oscuros que raramente salen a la luz.

 

En resumen, que respecto a la agilidad del desarrollo adecuado de la Ley de dependencia, éramos muchos los que sufríamos la lentitud administrativa para ponerla en práctica y entonces parió la abuela con una fundación más de las que pululan alrededor de tan acertada Ley.

 

Mientras esa tela de araña se va tejiendo y maniatándonos, la realidad se impone dejando prácticamente en el olvido la puesta en marcha de nuevas plazas públicas de Servicios de Estancia Diurna y residencias para no válidos.

 

Seguimos como estábamos, es decir, soportando un elevado déficit de estas infraestructuras, tantas veces reivindicadas como no escuchadas por quien tiene la responsabilidad de hacerlas posible, y que no son otros que los poderes públicos, sin necesidad de intermediarios privados como de hecho lo son las fundaciones y otras zarandajas. Lo que hace falta es que las Leyes se cumplan.

 

Ni más ni menos, ni menos ni más.

Tags: ,

Comentarios cerrados