Acuario de Zaragoza: una magnífica alternativa para estas vacaciones

19. abril 2011 | Por | Categoria: Magazine, Ocio y espectáculos

banda_seccion_ocio-espectaculos

En el Frente Fluvial, a mitad de camino entre los pabellones de España y de Aragón, se erige el único edificio que no cerró sus puertas con la clausura de Expo Zaragoza 2008. Y no es una supervivencia fácil.


Afectado por las continuas obras de reconversión del Recinto Expo, por las deficientes comunicaciones de servicio público y hasta por la falta de sensibilidad institucional respecto a sus circunstancias, el Acuario de Zaragoza espera al visitante para mostrarle decenas de especies de peces, anfibios, reptiles y mamíferos procedentes de los cinco continentes habitados por el ser humano.


Y no sólo eso, sino que el mayor acuario fluvial de Europa recrea perfectamente las condiciones biológicas de los ríos Nilo (África), Mekong (Asia), Amazonas (América), Darling–Murray (Oceanía) y Ebro (Europa), con el fin de que las especies residentes no extrañen su propio hábitat.


Acompañados por el director técnico del Acuario, Armando Palacio, visitamos el sótano del edificio, compuesto por una intrincada red de tuberías, válvulas y tanques agrupados en torno a cinco circuitos diferentes, uno por cada río cuyas características se han reproducido.


También en el sótano se encuentra la zona de cuarentena, donde las nuevas especies se adaptan antes de pasar a exposición, y donde también recalan los ejemplares enfermos para ser atendidos por el personal especializado.


Ya en el recorrido, la conservadora del Acuario, Nerea Sánchez, nos explica algunas peculiaridades de las especies residentes, como por ejemplo la Heterandria Formosa, uno de los peces más pequeños del mundo (apenas 2,5 cm. de longitud los ejemplares adultos), que además posee la característica de ser ovovivíparo, ya que los huevos fecundados progresan dentro del cuerpo de la madre hasta que eclosionan.


En el Acuario de Zaragoza también podemos ver dos espectaculares ejemplares de cocodrilo del Nilo, uno de los reptiles más grandes del planeta (hasta 6 metros de longitud en el medio natural), y a su segundo mayor peligro después del ser humano: el varano del Nilo, un lagarto de menos de un metro de largo, especialista en devorar los huevos depositados en tierra por la hembra del cocodrilo.


También es habitual la colaboración del Acuario en proyectos de cría en cautividad de especies en peligro de extinción, o incluso ya extinguidas en el medio natural. Uno de ellos trajo el año pasado a una familia de Titíes de Geoffroy, unos pequeños monos del Amazonas de los que nacieron dos crías poco después de recalar en tierras aragonesas. En este apartado científico, tanto Armando como Nerea destacan la importancia de la colaboración con la Sociedad Ictiológica, que periódicamente aporta al Acuario nuevos ejemplares de diferentes especies.


Pero volviendo al recorrido que el visitante puede realizar por el Acuario, Nerea nos explica que la arapaima es un pez de las zonas tropicales de América del Sur que puede alcanzar hasta los cinco metros en el medio natural, y que los algunos de los ejemplares del Acuario de Zaragoza ya han sobrepasado los dos.


Y también podemos contemplar ejemplares de arowana, un pez muy primitivo en cuanto a su morfología que es capaz de saltar hasta un metro y medio fuera del agua para cazar insectos posados en los árboles; y del saltarín del fango, un pequeño pez muy agresivo de los ríos africanos que posee características de anfibio, ya que sus aletas se transforman en una especie de patas con las que puede caminar por el lecho fluvial; y el espectacular cangrejo azul australiano, y las pirañas rojas, y la pareja de nutrias del Ebro (Valero y Pilar),… y decenas de especies más, a cuál más sorprendente.


Pero además, el Acuario de Zaragoza ofrece la posibilidad de realizar buceos en su tanque principal de nueve metros de profundidad, y de realizar visitas guiadas, y talleres educativos, y de celebrar eventos sociales como comuniones, banquetes, comidas de empresa, proyecciones, etc.


El Acuario es, sin duda, un espacio vivo de todos los aragoneses que nos permite visitar los ríos de cinco continentes y sus principales especies sin salir de Zaragoza. Una magnífica alternativa de ocio para toda la familia durante estas vacaciones.

Saltarín del fango

Cocodrilo del Nilo

Varano del Nilo

Anaconda amarilla

Piraña roja

Cangrejo azul australiano

Esturión

Arapaima

Heterandria formosa

Hall de entrada a zona de restauración


Todas las fotos disponibles también en la página de CRÓNICA DE ARAGÓN en Facebook

( http://www.facebook.com/diariocronicadearagon)

 

Tags: , , , ,

One Comment to “Acuario de Zaragoza: una magnífica alternativa para estas vacaciones”

  1. Alberto José dice:

    Creo que estas vacaciones yo seré uno de los que haga una visita a este precioso Acuario. No tenemos que olvidarnos de tan precioso lugar, ya que tener la oportunidad de contemplar a sus habitantes es un verdadero lujo, y desde la Expo no voy, así que ya toca una segunda visita a la de ya! 🙂