AICAR–ADICAE celebra su 23 aniversario con un debate sobre el futuro de las Cajas de Ahorro

25. enero 2011 | Por | Categoria: Economía, Magazine

banda_seccion_economia

La organización de consumidores especializada en servicios financieros AICAR–ADICAE, celebró ayer su 23º aniversario con un debate que, bajo el título “Consumidores o impositores ante el futuro de las cajas de ahorros en Aragón”, trató sobre el presente y el futuro de estas entidades en nuestra Comunidad Autónoma.

 

Al mismo no pudo asistir, como se había anunciado, el presidente de AICAR–ADICAE, Manuel Pardos, por encontrarse en Madrid como invitado a la cena de honor que ofrecía el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) con motivo de la apertura de su primera sucursal en España. Sin embargo, Pardos intervino a través de videoconferencia para saludar a las más de cien personas que llenaron a rebosar el salón de actos de la entidad, y entre las que se encontraban el director general de Consumo del Gobierno de Aragón, Francisco Catalán, o el secretario general del sindicato OSTA, José Antonio González.

 

Tras una introducción del vicepresidente de ADICAE, Juan Carlos García, comenzó el debate con la intervención del director del diario digital CRÓNICA DE ARAGÓN, Javier Grimal, que alertó sobre los peligros que encierra el proceso de bancarización de las cajas de ahorro, al que definió como “otro ataque de la dictadura de los Mercados contra el sistema democrático del que nos hemos dotado”. Grimal denunció que el proceso de fusión de cajas va a suponer una merma de la libre competencia “con tendencia al oligopolio” así como una “destrucción permanente de unos 14.000 puestos de trabajo en España”.

 

En el mismo sentido se pronunció Luis Sánchez (Fes–UGT), que calificó como “falacia” el argumento de la profesionalización de las cajas de ahorro, ya que en su opinión estas entidades “han sido profesionales desde su fundación”.

 

A continuación, Fermín Arellano (Comfia–CCOO) descalificó algunas “ideas preconcebidas propagandísticas” que los poderes financieros intentan extender sobre la realidad de las cajas de ahorro, argumentando que la bancarización “no va a salvar a los pequeños impositores sino a los grandes promotores inmobiliarios”.

 

Por su parte, Alfredo Bachiller (profesor de Economía de la Universidad de Zaragoza) intentó tranquilizar a los impositores, al señalar que los depósitos están asegurados por el Estado hasta un límite de 100.000 euros por titular y entidad. A continuación, explicó los principales problemas que afectan a nuestras cajas de ahorro, y abogó por “la creación de una Banca Pública a través de las aportaciones estatales a las entidades financieras” para su saneamiento.

 

El abogado y consejero de AICAR–ADICAE en CAI, Fernando Pozo, señaló que “se ha perdido otra oportunidad para democratizar el sistema financiero” en medio de una crisis que es precisamente financiera y no económica, y en la que, “paradójicamente, las entidades financieras no son las que peor lo han pasado, a pesar de ser las culpables de la situación, en connivencia con el Banco de España”.

 

Finalmente, Juan Carlos García volvió a intervenir para cerrar el debate señalando que “lo que está en juego es el modelo de cajas de ahorro que ha funcionado durante más de un siglo”, y que la bancarización de estas entidades supondría la “exclusión financiera, y por consiguiente, la exclusión social, para una parte importante de la población española”. García reivindicó la Banca Social como modelo por el que apuesta AICAR–ADICAE.

 

Tras un turno de preguntas, se cerró el debate con el ofrecimiento de un vino español para todos los y las asistentes.

Comentarios

  1. jordi dice:

    Mira que le gusta a ese señor mayor ser el protagonista de todos los saraos.Dicen por ahi que fue el unico que se autoinvito.No se.de este personaje me lo creo todo.Arriba la globalizacion!!

  2. Juan Crisis dice:

    Estoy de acuerdo con la postura de los sindicatos respecto a las cajas de ahorros: pero hay que hacer un poco de autocrítica. El modelo jurídico de las cajas españolas es una ´herencia histórica de valor incalculable, pero en el sector ha habido abusos que no se han sabido corregir a tiempo. El primer responsable de ello, además de los Moltó, Serra y Blesa es el Banco de España y el propio Gobierno. En cuanto a la propuesta de “nacionalización”, qué lastima que provenga de un profesor universitario.