Autónomos, pero no tanto

16. octubre 2009 | Por | Categoria: Columna Invitada, Magazine, Opinión

banda_seccion_columna-invitada

Ángeles Pelegay (*).- Hace unos días utilicé esta publicación para contar cómo estaba el comercio minorista y cuál era la disposición de nuestros políticos. Justo es que ahora cuente como está por dentro, cómo somos los comerciantes.

 

Entiendo que corren tiempos difíciles, y que es escaso el tiempo de que disponemos para algo que no sea salvar nuestros negocios, pero no tiene ninguna justificación que dejemos de preocuparnos por las acciones comunes.

Esto viene a cuento de cualquier asociación de comerciantes, viene a cuento de todos aquellos comerciantes que en su día entendieron que estar asociado tenía sus ventajas y que ahora no aparecen cuando se les convoca.

 

Es muy ingrato estar luchando por unos intereses comunes y no ver a alguien a tu lado. A veces pienso que nos merecemos la época histórica de la Ilustración: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”.

 

No podemos esperar que se nos tome en serio, si no se nos conoce. No puedo decirle al político de turno cuál es mi fuerza, porque a mi lado no hay nadie. Estamos todos escondidos en nuestros mostradores, tratando de que suenen nuestras cajas, tratando de ganarnos la vida.

 

Yo me quedo con la sensación de “pan para hoy y hambre para mañana”. Todos aquellos que trabajamos para los colectivos sentimos la ausencia de nuestros representados, la falta de asistencia a nuestras convocatorias, las quejas cuando se prepara alguna campaña para ayudar.

 

Somos un país de Quijotes (sin Sanchos), todos tenemos la solución, todos sabemos sacar pegas, y todos damos un paso atrás cuando se trata de llevarlo a la práctica.

 

Sé de qué estoy hablando. La Asociación de Comercio y Servicios del Actur, tiene en marcha la implantación de Marcas de calidad para el comercio, Manual de buenas prácticas de Medio Ambiente, cursos de reciclaje de atención al cliente, ventas, y participación con la Federación de Asociaciones de Comercio en una campaña de fidelización cuyo lema es “El pequeño comercio y tú, una dulce relación”.

 

Pues bien, se podría pensar que todos contentos, pero no es así. La realidad es que al llamamiento para explicar las diferentes campañas y cursos, acudieron muy pocos asociados, tan pocos que no acudió ninguno. Tengo que decir en su descargo que no había vino español, así que claro… ¿para qué iban a venir?

 

Con estos antecedentes cualquiera piensa en Campañas de Navidad… Otro año que me dirá El Corte Inglés cuándo llega ¡Qué cruz!

 

Pues la solución no pasa porque nos den, nos traigan, nos digan… La solución pasa por la implicación, por las acciones, por un frente común, difícil de alcanzar con las cabezas que hay en este país y más concretamente en esta región.

 

Así que, en estas líneas, vaya mi llamamiento a todos los comerciantes que se quedan protestando en su comercio, en lugar de acudir a las convocatorias. A todos ellos recordarles que en lo que va de año se han cerrado más de 1.000 comercios en Aragón y que sólo detendremos este triste goteo si salimos del agujero y damos la cara.

 

 

(*) Presidenta de CACE

Confederación de Asociaciones de Comercio de España

2 Comments to “Autónomos, pero no tanto”

  1. jesus sanchez dice:

    Ya tenía yo ganas de que alguien les cantara las cuarenta a mis colegas. Los comerciantes no somos tan ¨»listos» necesitamos ayuda. Protestamos mucho si no se hace y, cuando se hace: » no nos viene bien; es muy tarde por la noche; total, para lo que dan…». Pues si que nos dan. La asociaciones se ocupan de que nuestros pequeños comercios estén al día, de que los comerciantes nos reciclemos y nos especialicemos en nuestra actividad a través de cursos; las asociaciones se ocupas del márquetin y publicidad de nuestros servicios a traves de promociones. ¿Es poco lo que nos dan? pues si no sabemos recibirlo, con el tiempo ¡nos darán! no se por donde, pero entonces lo tendremos que recibir con resignación. ANIMO SERÑORA PELEGAY. en este colectivo hay gente que aprecia y entiende su dedicación y conoce su lucha y la de su equipo de CACE, por situar en comercio de proximidad en el lugar que le corresponde. Personalmente le doy las gracias.

  2. Natalia dice:

    Menos mal que alguien nos pone las pilas. Lo cierto es que en época de crisis olvidamos todo lo que no sea vender y nos encerramos en nuestros locales, y lo más ilógico, olvidamos que todavia hay gente dispuesta a luchar por nosotros ante las administraciones públicas, aún desatendiendo su propio negocio.
    Desde aquí, agradezco a la presidenta de CACE su empuje, su fuerza, sus claras palabras y sobre todo, agradezco que no nos abandone, como estamos haciendo nosotros con ella. Solo recordar que esto es una relación de doble dirección, quid pro quo (algo por algo) y como sigamos asi, a ver quien es el listo que sigue peleando en los medios, en los despachos y en la calle por nosotros.
    Ánimo Ángeles!
    Y no olvides, que los que solo acuden «con vino español» no son el futuro de nuestras calles.