Blanco y en botella, la revolución social

25. febrero 2013 | Por | Categoria: El ojo atípico, Magazine, Opinión

Hace unos días el PROFESOR con mayúsculas, Vicenç Navarro demostraba en un artículo la falsedad de quienes se empeñan en demostrar que son los burros los que vuelan y no los delincuentes de la justicia (justicia digo, porque el derecho ampara a los delincuentes y le dan apoyo a los gobernantes para que apoyen a los delincuentes) de a 22 millones la tacada, es decir, que las diferencias sociales iban desapareciendo, así como yo soy Napoleón en la versión del cagador enmascarado ataca otra vez, y vuelven los peces y vuelven a volver, porque si no de qué.

Más a ras de suelo y sin llegar a la altura de Vicenç Navarro, y meses antes de que apareciera el mencionado artículo, concretamente desde el 10 de diciembre de 2011, ya sabíamos y podíamos comprobar por el Diario de Tarragona.com, que muchos niños tenían que ir al colegio sin desayunar, o sea, sin comer, mientras Bárcenas uno y uno hacen dos, más tres que me llevo y hasta 22, y los que me llevaré, más Mato que es inocente y la Virgen del Pilar.

Ay, si yo te contará, virgencica del Pilar que te iba a poner la cabeza como un bombo, más el milagro de Fábregas que se hace rico sin robar.

Concretamente, podíamos leer en ese diario: Ante las dificultades, los colegios se muestran flexibles. “La gente paga cuándo puede y cómo puede”, dice un director de colegio.

“Estamos seriamente preocupados. Hay población que va justo al límite y casos de niños que van al colegio sin desayunar y algunos, que están escolarizados, van a clase sin libros. Antes eran casos puntuales pero ahora no tanto. Si antes era un 2%, y fundamentalmente de población inmigrante, ahora estaríamos hablando de un 10% y con población autóctona. Las familias padecen graves problemas de dinero. También hay Ampas y escuelas que no pueden pagar el comedor escolar y las becas han llegado un año tarde”, resume Esther Fernández, presidenta en Tarragona de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos en Catalunya.

Ante esta noticia, sin más preámbulos y sin más Tío, páseme usted el río, no cabe más que afirmar que son unas auténticas bestias insensibles insociales y constituyen un verdadero peligro social todos, sin excepción, los que tengan que ver algo, directa o indirectamente, con el actual sistema socio-económico basado en relaciones de fuerza y de explotación, y unos inconscientes sociales sin una brizna del sentido de la dignidad personal, también sin excepción, quien acepte sin rechistar este estado de cosas como algo natural que impone la madre naturaleza y que no puede ser cambiado, cuando está cambiando, y a peor, todos los días.

Y en vista de esta situación que, efectivamente, hoy es peor que ayer pero menos mala que la de mañana, no cabe el clamar por unos políticos más honrados, sino por una nueva organización económica, política y social en la que desde luego no pueden intervenir ninguno como cabezas pensantes de los que hayan contribuido a crear el actual estado de cosas.

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados