Carta a una cajera de Mercadona

14. agosto 2012 | Por | Categoria: Columna Invitada, Magazine, Opinión

por Pascual Serrano (*)

Estimada trabajadora de la cadena de supermercados Mercadona:

Todos hemos podido ver el vídeo en el que, al encontrarte con que numerosos de los jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores intentaban expropiar diversos alimentos básicos de tu supermercado para donarlos a un banco de alimentos, intentaste evitarlo y recibiste el empujón de uno de ellos. Como resultado te sentiste humillada y te quedaste llorando en un rincón. Muchos políticos, analistas y medios de comunicación han salido en tu defensa y se han convertido, sorpresivamente y por primera vez, en defensores los trabajadores, mejor dicho de una trabajadora como tú. Ahora, varios días después, probablemente sigas indignada con los que te empujaron y te sientas arropada y agradecida con estos defensores.

En primer lugar quiero decirte que es comprensible tu reacción instintiva de oposición a quienes intentaban llevarse la comida en el centro donde trabajas, por eso es necesario recurrir a la razón para no limitarnos al instinto. Para empezar hemos de precisar que tu trabajo consiste en cobrar los productos a los clientes, no custodiarlos ni impedir su sustracción ni apropiación sin pago. Cuando intentaste evitarlo no estabas cumpliendo con tu trabajo, tomaste posición en un conflicto que no era el tuyo, porque la discusión por la propiedad de unos litros de aceite, otros de leche y alguna lata, entre el dueño de la cadena de supermercados y unos activistas que querían repartirlo entre familias sin recursos para comer, era un asunto ajeno a las condiciones laborales de tu contrato.

Estimada trabajadora, no sé si has oído hablar de las clases sociales o de la lucha de clases. Básicamente consiste en reconocer que en una sociedad hay ricos y pobres, y que se encuentran en conflicto porque a más riqueza para los ricos, más pobreza para los pobres. Algo mucho más indignante si son estos pobres los que, con su trabajo, logran que los ricos amasen su fortuna. Con tu gesto del otro día tu tomaste una posición en esa lucha, en ese conflicto. Cuando tuviste que decidir entre los pobres que deben recurrir a la caridad del banco de alimentos donde irían destinados los productos sustraídos del supermercado donde trabajas y el patrimonio de la familia Roig, propietaria de la cadena, con un beneficio en el año 2011 de a 474 millones de euros, tú, libremente, te pusiste al lado de los segundos. No te quiero culpar por ello, insisto en que pudo ser una reacción instintiva que te hizo olvidar que esos productos que pasan durante cuarenta horas por tus manos no son tuyos, son de una familia millonaria, tu solo trabajas cobrando a los clientes. Te equivocaste a la hora de defender los intereses de una clase social, defendiste los del rico a pesar de que tú eres una trabajadora y tus intereses son opuestos a los de él: para que él sea rico tu debes cobrar menos, si tu cobrases más el sería menos rico. Tus intereses, aunque algunos insistan en lo contrario, no son los mismos que los del dueño de Mercadona. No eres la única que confunde los intereses de su clase con los de los ricos, basta observar cuántos trabajadores han votado al Partido Popular para que apruebe una amnistía fiscal a los ricos que defraudan a Hacienda o destine dinero público a bancos dirigidos por directivos que ganan cientos de miles de euros y, al mismo tiempo les obligue a esos trabajadores a que paguen más IVA por el material escolar de sus hijos o los despida como empleados públicos si son interinos.

En cuanto a los que te han defendido y te han presentado como víctima de unos ladrones de supermercado que no respetan la ley, quiero que sepas que solo lo han hecho para utilizarte contra los de tu propia clase social, nunca esos políticos y periodistas de Intereconomía o de la COPE se hubieran preocupado por ti si te hubieras quedado sin trabajo, nunca se han interesado porque una cajera cobre un sueldo digno. Es más, a esos que les molestó tanto el empujón que sufriste, nunca dijeron nada cuando a los trabajadores que pedían que no les despidieran con la nueva reforma laboral, que sus hijos tuvieran calefacción en el colegio o que las medicinas siguieran siendo gratuitas para nuestros pensionistas los policías les abrían la cabeza con una porra.

Querida trabajadora, el otro día lloraste desconsolada después del empujón, sin duda te sentiste sola. Te sentiste sola porque estuviste defendiendo las propiedades de un millonario que gana 474 millones al año, y mientras tanto ese millonario bien podría estar disfrutando de sus vacaciones de agosto en un lujoso hotel o en un yate mientras tú defendías su dinero. En cambio, los sindicalistas que tomaban la comida de tu supermercado nunca están solos porque saben cuál es su clase social, saben de qué lado están, se ayudan, y por eso fueron a por comida a tu supermercado que, por cierto, no es tuyo. En tu mano está no volverte a sentir sola, no volver a llorar por nada parecido. Esas personas que te empujaron cuando te pusiste del lado del empresario son las mismas que volverán a por comida para ti si mañana eres tú la que no tienes para comer. Serán ellos los que te ayuden y no los periodistas de Intereconomía. Solo necesitas reconocer a los tuyos, son todas esas personas que luchan para que nadie pase hambre mientras otros se hacen millonarios. Si los vuelves a ver en el supermercado donde trabajas, recuerda que no son tus enemigos, que la comida del supermercado no es tuya, que quizás mañana tú no tengas trabajo y la necesites, que ellos las estarán cogiendo para ti y que el dueño de Mercadona gana 474 millones al año.

 

(*) Pascual Serrano es periodista. Su último libro es “Contra la neutralidad. Tras los pasos de John Reed, Ryzard Kapuścińsky, Edgar Snow, Rodolfo Walsh y Robert Capa”. Editorial Península. Barcelona

 

Fuente: http://www.pascualserrano.net/

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , , , ,

18 Comments to “Carta a una cajera de Mercadona”

  1. Antonio dice:

    Vaya chapa que le das a la pobre trabajadora. Todo para defender lo indefendible. ¿Y tu? otro choricete con una galería donde publicar lo que te de la gana. Si tanto os preocupan las clases trabajadoras contribuid con vuestro dinero a su sustento, no a saquear a terceros.

  2. Juan dice:

    Señor Pascual, si quería usted escribir un artículo a favor del robo en los supermercados había muchas formas de harcerlo y no criticando la actitud de una trabajadora que tal y como usted mismo describe, sólo tuvo una reacción instintiva. Creo que en este artículo peca de listillo.

  3. cristina dice:

    Estimado señor Serrano, como se nota que no tiene usted ni idea de lo que está hablando. Menuda demagogia barata. Para su información, en muchas tiendas descuentan al trabajador de su salario el valor de lo sustraido, así que si la dependienta defendia, según usted lo que no era suyo, para empezar SI estaba haciendo bien su trabajo, señor mio, y en segundo lugar, defendia su salario, con el que también necesita pagar calefacción y medicinas para sus hijos. Y el que se lleva lo que no es suyo, simplemente, está robando, sin más.

  4. JMM-Chema dice:

    Para acompañar a esta carta.

    Lo que ella hizo por su empresa, su empresa no lo hara por ella.
    Como prueba esta este video

    http://youtu.be/6kpY9As3Cy0

  5. antoni dice:

    Estimado Sr. : lamento la insulsez con la que escribe y el desconocimiento que tiene de lo que es justicia social.
    A vd. sólo le han enseñado a ser un ANARCO; acuérdese de lo que pasó en nuestra guerra “incivil”; por suerte gente como Vd. y como los que asaltaron el supermercado son una ínfima minoría y sólo les votan gente que piensan como Vd. No sé cómo se atreve a escribir semejantes diatribas sin pies ni cabeza. Por favor váyase a Cuba, allí tendrá más quorum y resonancia en nationael Gramma.

  6. Bartolo dice:

    Pascual, (te trato de tú como tú has tratado a la cajera de Mercadona)

    si yo escribiera una columna en un diario como “Crónica de Aragón” y todos los comentarios que recibiera fueran del tipo de los que aquí se recogen, francamente, me plantearía (en tu caso) volver a escribir algo o (en el caso del director del diario) volver a publicar algo tuyo.

    TODOS tienen razón. Tú no. Es muy fácil arremeter contra la débil, contra la que no puede defenderse.

    Si tienes pantalones, rebate a Serafín, que buen repaso te ha dado.

    A los demás, enhorabuena por vuestros aportes. Todos certeros como flecha lanzada por Robin Hood. Os recomiendo que si tenéis que hacer alguna valoración de este comentario a una persona con capacidad de decidir si Pascual debe volver a publicar en este diario, lo hagáis a la dirección cartasARROBAcronicadearagonPUNTOes

    ¡Qué pena de artículo, oye!

  7. Alberto dice:

    Estoy totalmente deacuerdo, muy bien escrito. Abajo los explotadores y Mercamierda, vendedores de productos cancerígenos por cierto…

  8. JMM-Chema dice:

    Mas informacion para la cajera de Mercadona

    http://youtu.be/mSYhRQlXlq0

  9. Una Cajera de Supermercado dice:

    Sr. Serrano al contrario de los que estos señores de arriba, por llamarlos de alguna manera le están criticando, no es otra cosa que seguramente puede que ellos tengan alguna cadena o tienda, y estén defendiendo lo que no se puede defender, y es que una cajera tenga que hacer de guardia de seguridad, una cajera está para cobrar y reponer en la tienda nada más. Si esta cajera se pasó en sus limitaciones es su problema, ” Y tampoco es que sea para tanto” he visto encargados y dueños llevar a punta pies a los trabajadores y nadie sale a defenderlos. Por el contrario no hablamos de los drogadictos o rateros que apunta de navaja te hacen abrir el cajon y darles el dinero a estos no los criticamos, porque ahí no se le dice a la cajera que no de el dinero, sino todo lo contrario. Lo siento por ustedes pero no llevan razón, y menos cuando se toman alimentos para poder comer, se nota que sus hijos comen todos los días.

  10. koldo dice:

    Yo como Alberto estoy totalmente de acuerdo con este articulo, la actitud de la cajera es la intuitiva o lo que le han hecho ver al trabajador lo que es intuitivo, pero defender a quien te explota a quien te dejara sin trabajo si haces huelga un derecho o quien te echara del trabajo si te roban es solo por miedo no porque te creas con el deber de defender a esa persona

  11. manuel dice:

    A mi juicio Pascual Serrano debe seguir publicando en Crónica de Aragón, fundamentalmente, porque razona su exposición, al igual que sus criticos, que más que tales, a mi me han parecido viscerales tipo Inquisición, por cuanto que el razonamiento para mantener sus tesis tan apenas si lo rozan y caen de pleno en la simple descalificación. Y tan así es la cosa que uno des sus “críticos” llega incluso a proponernos a los lectores que escribamos a Crónica de aragón para ver si hay que quitarle el boligráfo a Pascual Serrano para que no escriba más en ese Diario.
    No obstante, Pascual Serrano debería estar más alegre que unas castañuelas, porque ninguno de sus “criticos” ha propuesto enviarlo a la hoguera, o cuando menos, quemarle el boligrafo para que no peque más escribiendo. ¡Menos mal!

  12. Jesus (no el del crucifijo,... otro) dice:

    Joder, cómo está la derechona cavernaria. Y todo por unos carros de productos de primera necesidad para entregarlos a las personas que estan sufriendo en mayor medida la crisis provocada y luego gestionada por los ricos. Si éstos de la derecha cavernaria se ponen así contra Sanchez Gordillo ¡qué pensarán de Urdangarín y de los de la Gurtel, que se apropiaron de fondos publicos para beneficio propio! Ah, no,… de esos no opinan porque son gente de la misma calaña. A Sanchez Gordillo habría que hacerle un monumento por haber logrado que por fin se hable del hambre físico que comienza a haber en España, y a Pascual Serrano otro, por pretender insuflar conciencia de clase en una trabajadora de la cadena que ayer tuvo que retirar de sus estanterias productos potencialmente cancerigenos (esto tampoco es delito, claro)

  13. Jesús (el del crucifijo, sí, ése) dice:

    Contento me tenéis.
    Al final váis a conseguir que baje en persona a poner paz entre vosotros… que os ponen un capote en forma de artículo periodístico de opinión y entráis al trapo como los Miuras!
    Dejáos ya de criticaros unos a otros y trabajad JUNTOS en sacar el país adelante, leche!

  14. Harry el Limpio dice:

    En mi barrio hay un ultramarino regentado por una octogenaria anciana (capitalista, capitalista, claro) que podría asaltar este valiente señor tan parecido a Robin Hood (el Principe de los Ladrones) y donde encontraría aún menos oposición para coseguir sus loables fines que en aquel Mercadona!
    (también hay cerca un Mercadona con un cajero de 2’10 m., aviso por si se le ocurre acercarse este hombre, no le vaya a sacudir un mandoble y se tenga que dar de baja).

  15. Jesus (no el del crucifijo,... otro) dice:

    Estoy de acuerdo con mi tocayo el del crucifijo (comentario 13, el mismo número que el de los asistentes a la ultima cena,… -hay que joderse-) cuando dice que trabajemos JUNTOS para salir de la mierda de situacion en la que nos han metido politicos, especuladores y banqueros. El problema es que algunos confunden “trabajar JUNTOS” con que unos pongan el culo y los otros la herramienta. ASÍ NO SE SALE DE LA CRISIS. Trabajar JUNTOS es comenzar a redistribuir de nuevo la riqueza (que la hay), y que los ricos españoles traigan sus fondos de los paraísos fiscales (que los tienen), y que comiencen a invertir en la economia productiva, y que los impuestos sean mas progresivos, y que se paguen salarios mas altos para que la gente de a pie podamos consumir, contribuyendo a la generacion de empleo y, por lo tanto, al aumento del numero de contribuyentes,…
    Y también estoy de acuerdo con mi tocayo cuando decia que “es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que entre un rico en el reino de los cielos” (Mateo 19, 24)

  16. Luis dice:

    Es increible como la gente pierde el norte. He leido los comentarios y he leido como, por ejemplo, la cajera del comentario numero nueve critica otros comentarios sin sentido. Señora cajera, estoy seguro de que todas las personas que han escrito comentarios criticos hacia el articulo coinciden con usted en que una cajera no debe realizar funciones mas alla de atender la caja. En ese tema, yo, le doy la razon. Sin embargo no es eso lo que se critica aqui, sino el hecho de que el autor critica de forma desmesurada la actitid instintiva de la cajera. Creo que el autor podia haber expresado lo que queria decir sin criticar a la cajera que como el mismo dice, actuo de forma instintiva. Por esto mismo, el articulo no es coherente. Creo que el señor Serrano le ha querido dar un enfoque distinto a los que se han leido por ahi y en mi opinion poco acertado. Por ultimo, si usted va al super y alguien le esta robando el bolso y la cajera, al darse cuenta interviene, le diria usted eso de no se extralimite de sus funciones de cajera? Por favor, lea bien las criticas.

    Por cierto, que el que ha dicho que el articulo esta muy bien escrito tambien se apellida Serrano, ¿no?

  17. Jesús Her Mida dice:

    A mi tocayo, el de la cruz no, al otro, comentarle lo acertado de su chascarrillo. Muy bueno!
    Y decirle que lo suyo sería legislar para desposeer legítimamente a los ricos españoles de sus riquezas e incorporarlas al erario público para, después, repartirlas equitativamente entre todos los merecedores de las mismas, incluídos políticos, consejeros, consejeros delegados, asesores, asesores delegados, partidos políticos, sindicatos (uy!), liberados sindicales y, si sobra algo, trabajadores (cajeras de Mercadona incluídas) y desempleados (se me olvidaban los constructores y los banqueros, sorry!)
    Venga ya!
    Ah, el artículo… esto… sí… el artículo… espera que ví a leerlo… jurl…

  18. Una Cajera de Supermercado dice:

    Esto para Luis, en principio la cajera se extralimitó en sus funciones, si no lo hubiera hecho no hubiera pasado lo del empujón, y segundo la cajera y lo siento por ella porque pertenece al mismo oficio que yo; pero si por un empujón de nada se puso como se puso, que le pasaría si le enseñaran una navaja, o un drogadicto le amenazará, seguramente que en tiempos de rebajas cuando vaya a comprar recibe más de un empujón como el que le dieron y no pasa nada, yo le recomendaría que si se puso así por tan poco, deje el puesto a otra, que en cualquier momento le puede pasar algo más gordo, tal y como se está poniendo el país…