Carta abierta de Alberto Palacio a la ciudadanía

2. octubre 2012 | Por | Categoria: Columna Invitada, Magazine, Opinión

por Alberto Palacio (*)

¿Merece la pena representar a los trabajadores de El Corte Inglés para defender sus derechos vulnerados constantemente y acabar en el paro después de un infierno de presiones y acosos?

¿Merece la pena trabajar diariamente de la manera más digna, año tras año, ofreciendo lo mejor de uno, para que le tiren a la papelera como un desecho?

¿Merece la pena mirar a tus hijas con la conciencia tranquila, sabedor de que has luchado por un mundo más justo para ellas? La respuesta es siempre “SÍ”.

Yo era un trabajador más de El Corte Ingles. Trataba de ofrecer lo mejor de mí en el día a día, para mi empresa y para mis compañeros.

Como tantos otros sufría los constantes abusos de la dirección de la empresa por levantar la cabeza en pos de un entorno de trabajo digno y justo.

Fui colocado en la diana de la patronal por defender los derechos de los trabajadores con honradez y firmeza. Y por ello, he sido despedido, finalmente, por ser la voz siempre presta y sin reblar de la verdad y la justicia.

El Corte Inglés no quiere contar a sus clientes que abusa de sus trabajadores y persigue a sus representantes, no quiere que hablemos, no quiere que hable, pero puedo hablar…

Ahora me encuentro en la calle y mis hijas no entienden por qué su padre no va a trabajar. No entienden cómo es posible que alguien no me valore. Pero ellas entenderán algún día que vivir sin miedo es vivir enteramente. Sabrán que el mundo por el que lucho y sueño es por y para ellas…

Esto no termina aquí. Seguiré siempre adelante luchando para que los trabajadores de El Corte Inglés tengan unas condiciones laborables dignas. Donde todos puedan elegir a que sindicato pertenecer y sin miedo a represalias y, por supuesto, por un futuro mejor para mis hijas.

(*) Trabajador de El Corte Inglés, afiliado a CCOO y militante del PCE

 

Tags: ,

Comentarios cerrados