Democracia Real Ya (DRY). Plano del edificio que se quiere construir: teoría social, teoría política, programa político (1ª parte)

16. agosto 2011 | Por | Categoria: Magazine, Opinión

banda_seccion_opinion

Por Manuel Sogas (*)

 

Nadie pondría en duda que antes de la construcción de un edificio es necesario la realización de los planos correspondientes en los que plasmar la idea que se tiene del edificio.

 

Pero no basta con pensar en construir un edificio, sino que además se tiene que prever el lugar concreto donde se quiere construir; la forma que se le quiere dar; la distribución de las distintas superficies; el cálculo de la estructura que lo mantendrá en pie, etc., y todo ello que constituye la idea inicial del edificio, se traslada a unos planos a los que se adjuntan un documento explicativo en el que aparece la descripción de los materiales, su características, etc.

 

A continuación se planifica la ejecución de la obra en base a los planos y a la memoria explicativa, que son la guía de la construcción del edificio, para establecer en el tiempo la serie y el orden de todas las operaciones  que han de realizarse  a fin de que la suma de todas ellas den como resultado el edificio construido.

 

Y, de aquí, cuando menos, podría ser deducido lo siguiente:

 

1) Que el edificio empieza por ser antes que nada una idea abstracta que recoge esencialmente todos los elementos y características de lo que será el futuro edificio.

 

2) Que esa idea abstracta inicial del edificio no responde a la idea “iluminada” de nadie en particular que se le haya aparecido en la cabeza a partir de la nada, sino que responde a una necesidad objetiva que es observada, extraída de la realidad, a partir de una primera intuición o aproximación y que luego es pensada antes de poder ser formulada por una o varias personas, de donde surge la solución concreta que antes que nada es teórica, o sea, pensada.

 

Nadie puede hacer nada que no haya sido previamente pensado. Si la idea inicial de construir el edificio no tuviera ninguna utilidad práctica, si no respondiera a la satisfacción real y efectiva de una necesidad, dentro del inconmensurable campo de posibilidades que  se pueda imaginar, y que va desde el hecho más pragmático y simple hasta la idea más compleja y sofisticada, nadie querría construir el edifico, puesto que no serviría para nada, no tendría ninguna utilidad.

 

3) Que la idea vaya del reflejo de la necesidad observada en la práctica a la cabeza de alguien, de la simple intuición de la necesidad del nuevo edificio hasta que sea plasmado en tu totalidad en los planos y memoria correspondientes (del conocimiento superficial a la aprehensión completa del edificio), no indica en absoluto que cada uno de esos pasos constituyan “momentos” estancos, independientes los unos de los otros, y que cada uno de ellos tengan delimitados un tiempo particular y específico, exclusivo y único.

 

Como el edificio es la síntesis, la concreción de la suma integrada de los diferentes momentos que le han precedido, desde la intuición inicial de la necesidad de su construcción hasta la finalización de su construcción, esos diferentes momentos sí tienen un “momento” y “funcionamiento” “propios” relativamente independientes los unos de los otros, pero a la vez, influyéndose los unos en los otros, puesto que todos ellos forman parte de la misma unidad que es el edificio, y,

 

4) El edificio resultante tiene que responder a la satisfacción de las necesidades reales previstas, puesto que en otro caso nadie querrá vivir en él.

 

(continuará)

 

 

(*) CRÓNICA DE ARAGÓN tiene la satisfacción de informar de que el escritor y columnista sevillano afincado en Zaragoza, Manuel Sogas, se incorpora desde hoy al equipo de colaboradores de este diario. Sogas es químico industrial, escribe el blog “El ojo atípico” y ha colaborado con otros medios de comunicación aragoneses como la revista mensual “El Pollo Urbano”. El pasado 24 de mayo, y en el marco de Acampada Zaragoza, Manuel Sogas fue el encargado de inaugurar la Universidad del Pueblo en la Calle, con un taller sobre Economía Política

Tags: , , ,

One Comment to “Democracia Real Ya (DRY). Plano del edificio que se quiere construir: teoría social, teoría política, programa político (1ª parte)”

  1. Sun Brider dice:

    Está Claro. Los Parlamentos deben Reconocer al Ciudadano como Soberano. Facultado político pleno para asuntos comunitarios: participar, controlar… Todo lo contrario, se apoderan del poder político y exigen que los ciudadanos no participen. ¿Qué se debe hacer?
    1º Reconocer al Ciudadano Soberano
    2º Vaciar el Senado de políticos y levantar senadores que TUTELEN EL ESTADO Y EL DERECHO. No permitan que nadie legisle contra el Pueblo ni le Secuestren sus facultades, ni se apoderen del Estado.
    3º PERMITIR que los ciudadanos puedan participar en cualquier elección de carácter político, en libertad e igualdad.
    Si queréis hacer ésto, contad conmigo. Sun Brider 170811