Dos velas

17. febrero 2011 | Por | Categoria: Magazine, Opinión

banda_seccion_opinion

Raúl Bruna.- Un día como hoy, 17 de febrero, de hace dos años, un pequeño trozo de la red fue ocupado por esta ilusión a la que bautizamos civilmente como CRÓNICA DE ARAGÓN.

 

Recuerdo, incluso, la primera reunión alrededor de unas cañas, en la que tres personas hablamos ya medio en serio sobre la posibilidad de editar un medio de comunicación escrito que reflejara noticias y opiniones con un punto de vista diferente.

 

Siempre confiando en la profesionalidad de nuestro entonces amigo, y ahora director e igual de amigo, o más, nos decidimos a colaborar con él en la medida de nuestras posibilidades y de las del resto de personas que han ayudado y ayudan a que los contenidos de nuestro periódico lleguen a nuestros lectores.

 

Y siempre confiando, también, en la persona que trabaja, a diario y codo a codo, con el “dire”, compartiendo la ilusión y los momentos buenos y malos del trabajo, además de los avatares de la vida en común.

 

Dice la frase que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, y su único error es que, al menos en este caso, no está detrás sino al lado.

 

Dos años después colocamos las dos velas en la tarta de nuestra ilusión y las soplamos con el deseo confesable de seguir manteniendo el espíritu que hemos logrado conservar durante estos 24 meses, aquel con el que nació CRÓNICA DE ARAGÓN, llevar a los ciudadanos noticias y opiniones con un trato que aunara una suficiente profesionalidad periodística con un toque de sencillez, con el toque que los ciudadanos ponemos en nuestra comunicación diaria.

 

Y lo hemos conseguido, como hemos conseguido mantener tanto nuestra independencia como nuestra línea editorial, siempre crítica con quien o quienes, cada vez con más frecuencia, atentan contra las esperanzas y las ilusiones de los ciudadanos con los que queremos conectar, los ciudadanos con los que nos cruzamos por la calle, los que acaban padeciendo los desmanes de los poderes políticos y económicos.

 

Hoy, el número de páginas que habéis leído me parecen un auténtico milagro, un pagano milagro conseguido tan sólo siendo fieles con nosotros mismos y con las personas a las que nos dirigimos.

 

Porque no todo es perfecto, como nada lo es en la vida.

 

El mantenimiento de principios e independencia tiene un alto coste, tal y como hemos vivido en nuestras propias carnes, algunos de estos “periodistas locos” que podríamos contar batallitas del pasado en las que conocimos, también en primera persona, cuál es ese coste.

 

Parece que un medio que ha demostrado su vocación de independencia y fidelidad a sus principios no interesa demasiado a instituciones, partidos políticos e, incluso, a los grandes sindicatos en los que se encuadran muchos de los ciudadanos para los que escribimos.

 

Quizá si modificáramos nuestra línea editorial o fuéramos condescendientes con las actitudes que perjudican a esos ciudadanos, los apoyos nos lloverían, pero quiere el surrealismo que las organizaciones con las que podríamos compartir determinados postulados nos consideren incómodos y, quién sabe, sean quienes acaben obligándonos a buscar esos apoyos en otros lugares.

 

Con la máxima independencia, y con la máxima fidelidad hacia nuestros lectores a través de nuestra línea editorial de siempre, ponemos hoy las dos velas de nuestro segundo cumpleaños.

 

Un cumpleaños a dos velas.

 

Mi nada irónica gratitud hacia quienes, con su falta de apoyo económico y sus motivaciones para ello han hecho que cada día estemos más convencidos de que estamos en el buen camino, no en el de la economía pero sí en el de la necesidad de que CRÓNICA DE ARAGÓN siga siendo CRÓNICA DE ARAGÓN.

 

Ni más, ni menos.

 

Sólo me queda agradecerte a ti, con todo mi cariño, ciudadano lector, que sigas entendiendo que quienes escribimos aquí lo hacemos para ti y en el idioma de los ciudadanos.

 

Por ti y para ti, ciudadano, ciudadana, FELICIDADES CRÓNICA DE ARAGÓN.

 

Y que cuuumplas muuuuchos máaaaas.

Tags:

Comentarios cerrados