El Museo de Zaragoza renueva su exposición de estampas de Goya

19. mayo 2015 | Por | Categoria: Cultura, Cultura y Ocio, Magazine

El Museo de Zaragoza ha renovado su exposición permanente dedicada a las estampas de Francisco de Goya con la incorporación de veintiuna obras. Cinco de ellas pertenecen a la serie de Disparates, cuatro a los Caprichos, ocho a la de Tauromaquia y cuatro a los Desastres de la Guerra. Todas forman parte del magnífico fondo de estampas del artista de Fuendetodos que conserva el museo y que constituyen uno de sus referentes expositivos.

Entre las nuevas piezas que se han incorporado destacan las pertenecientes a Tauromaquia. Dentro de esta serie, el Museo de Zaragoza cuenta con estampas de diferentes tiradas que en esta exposición se van a mostrar confrontadas para que el visitante pueda apreciar las diferencias existentes. Esas diferencias son en ocasiones muy sutiles pero hacen que la obra sea diferente. Así lo explicaron en su presentación la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat y el director del Museo de Zaragoza, Julio Ramón.

En la muestra se pueden ver por ejemplo dos ediciones -la primera (1816) y la quinta (1921)- de “Ligereza y atrevimiento de Juan Apiñani en la de Madrid”, “El mismo Ceballos montado sobre otro toro quiebra rejones en la plaza de Madrid” y “Desjarrete de la canalla con lanzas, medias-lunas, banderillas y otras armas”. Esta comparativa permite observar las diferencias del papel utilizado o la intensidad de la tinta.

También dentro de la serie Tauromaquia se han incorporado otras dos estampas: “Desgracias acaecidas en el tendido de la plaza de Madrid y muerte del alcalde de Torrejón” y “Pepe Illo haciendo un corte al toro”. Todas ellas son representativas de la serie que Goya dedicó a la fiesta nacional y en las que reflejó el origen del toreo, las diferentes suertes o las figuras del toreo de la época.

De la primera serie de grabados que realizó, Caprichos, se han renovado cuatro estampas. Todas pertenecen a la 12ª edición (1937). Se trata de “Autorretrato Francisco de Goya y Lucientes pintor”, “Todos caerán”, “Tu que no puedes” y “No te escaparás” y constituyen un magnífico ejemplo del universo propio de expresión y de la visión intensa que Goya tenía del mundo que le rodeaba.

La guerra de la Independencia marcaría sus siguientes grabados. Los Desastres de la Guerra constituyen una crónica de la brutalidad de la contienda y de sus devastadoras consecuencias. La exposición permite al visitante disfrutar de hasta siete estampas de esta serie, cuatro de ellas pertenecientes a la primera edición de 1863: “Gatesca pantomima”, “El buitre carnívoro” “Se defiende bien” y “¿Si resucitará?”. Precisamente estas estampas de los Desastres se exponen junto a las de los Caprichos para que el visitante pueda comprobar la gran evolución del grabado de Goya.

El Museo de Zaragoza ha incorporado además a la exposición cuatro nuevas obras de Disparates, la serie técnicamente más cuidada del artista aragonés y buena muestra del dominio que tenía de la técnica del grabado. Es también la más subjetiva del artista aragonés. A la primera edición de 1864 pertenece “Aquelarre, Disparate General” mientras que las otras tres, “Disparate de miedo”, “Disparate ridículo” y “Disparate volante”, pertenecen a la 10ª edición (1970)

La renovación de esta muestra se realiza con un doble objetivo: garantizar la conservación de las estampas, ya que se trata de obras delicadas que no pueden exponerse a la luz de forma continuada, y ofrecer al público la posibilidad de conocer ampliamente cada una de las series y sus ediciones.

Foto: Gobierno de Aragón

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados