El timo de las pensiones privadas

2. octubre 2015 | Por | Categoria: Economía, Magazine

POR BARTLEBY, EL ESCRIBIENTE

El último trimestre del año es el periodo en el que las entidades financieras aprovechan para lanzar sus ofertas de planes de pensiones. Una campaña publicitaria que tradicionalmente viene acompañada por una fanfarria de “expertos” patrocinados por la banca, cuyo objetivo es anunciar el fin de las pensiones públicas. A esta santa compaña se apuntan también algunos políticos, cargos públicos y no pocos medios de comunicación. No me negarán que esto no es “confluencia” de la buena…

Los argumentos empleados en este Halloween financiero son varios y sus soluciones diversas: recorte de las pensiones, retraso de la edad de jubilación… y apuntarse cuanto antes a un plan de pensiones.

Éstas han sido una vez más las conclusiones del reciente foro organizado por Analistas Financieros Internacionales y el Instituto Aviva, un par de think tanks al servicio de la banca. Como un deja vù cansino, su conclusión ha sido: “¡ahorren de su bolsillo para la jubilación!” Pero… ¿qué ahorro?

Según la última Encuesta de Condiciones de Vida publicada en mayo de este año, el 42,4% de los hogares no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 41,0% del año 2013. Incluso el 10,2% de los hogares tenía retrasos en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, electricidad, comunidad,…)

Mientras tanto, los ingresos medios anuales por persona siguen siendo muy bajos y en caída: de 10.531 euros en 2012 a 10.391 euros en 2013. No es de extrañar que la población por debajo del umbral de pobreza se situara ya en 2013 en el 22,2% frente al 20,4% del año anterior; con un 34% de los trabajadores ganando menos de 645 euros mensuales. Todo ello, fruto de la devaluación brutal que han sufrido los salarios.

Ante este panorama, ¿quiénes y cuánto pueden ahorrar? No serán pocos los trabajadores que, llegado el momento de su jubilación, se verán obligados a aceptar un mini job para compensar su pensión. Es lo que sucede ya en muchos países ¡Es la desigualdad, estúpidos!

Mientras tanto, para financiar una recuperación miserable e injusta, Rajoy y su banda de forajidos siguen saqueando el Fondo de Reserva de las Pensiones, cuya merma es ya preocupante. Este es precisamente uno de los argumentos más utilizados para fomentar la contratación de planes de ahorro-jubilación, como si de un producto milagro se tratara.

Un reciente informe de la Federación Europea de Inversores y Usuarios de Servicios Financieros titulado “Ahorro en pensiones: El retorno real”, pone en entredicho la eficacia de estos productos. Tras analizar su situación en 15 países de la Unión Europea a lo largo del periodo 2000-2014, al referirse a España (páginas 297-315) el informe pone de manifiesto que los fondos de pensiones en nuestro país se anotaron rentabilidades netas negativas de un 0,62% en el periodo mencionado. La razón son las elevadas comisiones que cargan las entidades gestoras, así como la nefasta gestión de las inversiones.

No es la primera vez que se pone en evidencia las miserias de estos productos. El año pasado, la Universidad de Navarra ponía de manifiesto en un estudio que entre diciembre de 1998 y diciembre de 2013, la rentabilidad anual media del IBEX 35 fue del 4%, la de los Bonos del Estado a 15 años del 4,4%… mientras que la rentabilidad media de los fondos de pensiones fue del 1,53%.

A mediados de ese mismo año, el Grupo de Usuarios de Servicios Financieros (FSUG, un grupo de expertos creado por la Comisión Europea) elaboró un documento titulado “Estudio sobre la posición de los ahorradores en productos de pensiones privados” en el que se analizaban los productos de pensiones privados ofertados en 14 países de la Unión Europea. Este documento alertaba de la opacidad de la información que se ofrece, y ponía especial énfasis en unos costes que merman considerablemente las rentabilidades.

Incluso la OCDE en un informe de 2012 titulado “OECD Pensions Outlook 2012” advertía que los planes de pensiones menos rentables entre 2007 y 2011 fueron los comercializados en Islandia, Australia y España.

Estos datos no aparecerán destacados en la prensa durante estos meses de agit prop bancario. La importancia de conocerlos es clave para evitar una manipulación interesada que pretende presentar como únicas soluciones las que favorecen al negocio bancario.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados