El verano sobre dos ruedas

18. junio 2013 | Por | Categoria: Cultura y Ocio, Magazine, Ocio y espectáculos

Desde que a finales del siglo XIX aparecieron los primeros modelos con transmisión por cadena hasta nuestros días, las bicicletas, paralelamente a los avances tecnológicos, no han dejado de modernizarse. Hoy pueden encontrarse piezas que parecen realmente hechas a medida: cuadros por tallas, ruedas para todo tipo de terrenos, frenos adaptados a las diferentes disciplinas ciclísticas, materiales ultraligeros… También su uso se ha extendido enormemente, actualmente se ha convertido no sólo en una herramienta deportiva, sino en un objeto para el disfrute de todo tipo de usuarios.

Siempre habrá un modelo perfecto para cada usuario, pero antes de comprar una bicicleta habría que tomarse un tiempo para pensar cual sería el modelo más aconsejable según el uso que se le quiera dar. Investigar y comparar todas las opciones es imprescindible. En www.bikester.es, por ejemplo, ofrecen un enorme abanico de posibilidades: carretera, infantiles, de montaña, bmx… Las bicicletas de montaña son de las más funcionales. Aptas para casi cualquier terreno, se adaptan a la perfección a carreteras, caminos y montes. Desde las más profesionales, fabricadas con las últimas tecnologías y adelantos, hasta las más sencillas, para uso ocasional, son de las más vendidas y prueba de ellos son la gran cantidad de fabricantes que las comercializan. Mención aparte merecen las bmx, sólidas pero ligeras, frenos de disco, ruedas pequeñas y cuadros diseñados con geometrías especiales para facilitar saltos y deslizamientos en la práctica del trial.

Para los profesionales de las carreteras, existen los modelos de ruta. Son las bicicletas de carreras de toda la vida pero llevadas a un nivel de personalización máximo. Son las elegidas por los deportistas que necesitan una máquina veloz, fiable y ligera. Para ello se emplea en la fabricación de sus cuadros aluminio o fibra de carbono. Pedales también en carbono, sillines ergonómicos para largas distancias, cambios de veinticuatro velocidades para poder mantener el ritmo con pocas variaciones pese a los diferentes terrenos… Son máquinas muy exclusivas que admiten todo tipo de modificaciones.

Las bicicletas urbanas, pensadas para la ciudad, son veloces a la vez que resistentes. Con neumáticos especiales para el asfalto, sillines y manillares en donde prima la comodidad, luces a pilas y cambios de menos de diez velocidades, están especialmente indicadas para la ciudad, ya sea para desplazarse al trabajo o para hacer pequeñas compras (puede adaptarse un portaequipajes trasero o cesta delantera). Y si hay un modelo urbano por excelencia, este es el plegable. Poco voluminosas, con ruedas pequeñas, muy ligeras, de plegado rápido y fácil ajuste de sillín y manillar, son ideales para subir a un autobús o para llevarlas en el maletero del coche.

Con la llegada del buen tiempo las bicicletas retoman su puesto en las ciudades, carreteras y caminos. Una opción muy interesante son los tours en bicicleta, viajes de varios días recorriendo diferentes lugares, que permiten conocer nuevas tierras, nuevos países y por supuesto, hacer amigos.

Foto: Christa bike by the sea

 

Tags: , , , , ,

4 Comments to “El verano sobre dos ruedas”

  1. bambu campos bikes dice:

    Me gusto la nota pero falto mensionar las bicicletas ecolojicas de Bambu que ahora las fabricamos en Zaragoza un saludo atentamente Tony

  2. Armando dice:

    Perfecta descripción en las diferentes especialidades según el uso; materiales utilizados rebajando el peso que hacen mas ligeros los movimientos; ecológica 100%. …Pero: esta invasión producto de una demanda sin diferencias de sexo y edades, ¿está preparado el usuario/ a – para invadir centros urbanos, caminos, carreteras etc. sin tener el mas mínimo conocimiento del peligro que conlleva para el, los de a pie y vehículos a motor? Su uso en las pruebas con licencia federativa, está supeditado a normas imprescindibles: controles médicos, seguro a todo riesgo y, un aprendizaje desde la niñez. Esta tolerante actitud por las autoridades responsables, ¿es consciente de los peligros y riesgos que contempla poner en manos de un inesperto/a, sin otra responsabilidad que coger la bici y «lanzarse a la aventura?» Estamos en los prolegómenos de lo que sin tardar será una invasión. Personalmente, la pericia ha impedido que un ciclista «experto» – en dos ocasiones – fuéramos uno o los dos al hospital o, cementerio. Sencillamente… por venir lanzado en dirección contraria por un carril bici. ¿que nos salvo? la veteranía de prevenir antes que curar. Es de considerar ha llegado el momento de prevenir. Los accidentes,presuntamente previstos; los culpables serán quienes no ponen el remedio; almenos intentar evitarlo.

  3. pedrito dice:

    Encuentro muy interesante el articulo, reflejo de la progresiva implantacion de un medio de transporte sano y ecologico en nuestras vidas. No estoy de acuerdo con el comentario anterior en que la bici invade y pone en peligro a coches y peatones porque son solo unos pocos ciclistas los que no respetan a los peatones, y sin embargo son muchos los automovilistas los que no respetan a las bicis. Así que ¡¡¡VIVA LA BICICLETA!!!

  4. Fernando dice:

    Creo, yo que lo de lanzarse a ir en bicicleta, es como el día que estrenas el carne de conducir, todo cuesta en esta vida, la bicicleta es un medio como cualquier otro si se lleva bien, igual que el coche, el camión o la moto, todo es acostumbrarse a ella, quizás lo que ocurre es que a los coches les moleste no vaya a ser que por ir el coche a demasiado velocidad le vayan a dar y mire usted que problema, llevan más peligro las motos ya que van a más velocidad, se meten entre los coches pero como son más rápidas y no nos hacen perder velocidad pués con ellas no hay problemas. Ójala todos dejaramos los coches en casa o para salir a carrtera y en ciudad utilizaramos las bicicletas, tendriamos el aire menos contaminado y gastariamos menos.