España en “su” memoria

6. julio 2011 | Por | Categoria: Magazine, Opinión

banda_seccion_opinion

Juan Perpiñá.- El presidente del Congreso José Bono expresó hace pocas semanas su disgusto por el “odio que destila” la cadena Intereconomía. La mayoría de sus programas tienen –a mi entender– un objetivo, endulzar los oídos de los nostálgicos del Franquismo y atraerse a la gente que les da lo mismo leche que caldo de teta.

 

Ignoro por completo quién o quiénes están detrás de esta cadena de televisión, pero si es verdad aquello de que “por sus hechos los conoceréis”, no me cabe la menor duda que allí se aglutina la derecha más extrema de este país. Una prueba de ello es el programa semanal “España en la Memoria” que en mi opinión resulta un fiel reflejo de la memoria parcial de lo acontecido en este país desde que se produjo el golpe militar contra la legalidad vigente de la República, hasta hoy mismo.

 

Este programa, al que yo califico de “bodrio”, es obra de Alfonso Arteseros, un hombrecito (según yo le veo) con piel de cordero pero con instinto de lobo. No sólo es parcial en sus planteamientos, sino que se permite el lujo de hacerse autobombo con la presentación de un libro que ha escrito bajo el título de “España en mi memoria”. Como lo cortés no quita lo valiente, habrá que reconocer su valor personal al decirnos que es su memoria la que nos describe. Esa es la justa apreciación de su obra: la historia de una España a su imagen y semejanza.

 

Confieso que soy seguidor intermitente de estos infumables programas. Al no verlos en su totalidad, no puedo dar fe sobre si le ha dado el tratamiento debido a los terribles bombardeos que sufrió la Comunidad Valenciana por parte de la aviación franquista, aunque yo apostaría a que si lo hizo, dista mucho de todo cuanto refleja el libro editado por la Universidad de Valencia titulado “El País Valenciá bajo las bombas (1936-1939)” en una recopilación documentada de los hechos, realizada por Rafael Aracil y Joan Villarroya.

 

En él se detallan ciudades y pueblos cuyos habitantes, con nombres y apellidos, murieron víctimas de los atroces bombardeos. Sólo en Valencia murieron 465 personas, en Castellón 78 y en Alicante 175.  Los militares rebeldes encabezados por Franco, provocaron el terror entre la población. Yo mismo, en mi Valencia natal pude haber sido una de esas víctimas, pues aún recuerdo el sonido de las bombas antes de estallar, en la planta baja de mi domicilio, junto a otros vecinos con un palo entre los dientes para no perjudicarme los tímpanos con los fuertes estallidos.

 

Arteseros habrá visto muchos archivos, pero supongo que él no tuvo esas vivencias y por eso cuando cuenta lo que cuenta, le traiciona el subconsciente. De la España real, pretende transportarnos a la España imperial que soñaba José Antonio y por supuesto, a la España en blanco y negro del que se consideraba Caudillo por la Gracia de Dios.

 

Esa es “su” memoria histórica, con la que nos martillea semana tras semana. Para él lo demás no cuenta.

 

 

Foto: Enrique Dans

Tags: , ,

Comentarios cerrados