Faldas con volumen, chalecos de pelo y el estilo vintage triunfarán en esta temporada otoño-invierno

19. octubre 2016 | Por | Categoria: Cultura y Ocio, Magazine, Ocio y espectáculos

Una de las citas más importantes en moda para el comercio zaragozano tuvo lugar ayer martes en el Salón de Actos de Bantierra. Se trata del desfile de presentación de la temporada otoño-invierno, organizado por la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), donde se han mostrado las prendas y complementos que triunfarán en este otoño-invierno. El evento fue presentado por Luis Larrodera.

El público pudo contemplar las propuestas de quince establecimientos zaragozanos para combatir el frío pero también para ir a la moda. La gran apuesta son los chalecos tanto de piel como de pelo, y en el caso de la mujer, esta opción puede sustituirse por parkas, chaquetones, ponchos, estolas, o manguitos de pelo. En cuanto a los colores, destacaron los tonos tierra, muy propios para la estación otoñal, pero también el gris, el rosa, el morado e incluso el amarillo.

Y en estos colores, pero también renovados, presentó su apuesta Old Taylor basada en prendas de exterior como cazadoras, parkas, chaquetones y abrigos, prendas para arropar, cómodas, en tejidos naturales, con siluetas fluidas pero confortables.

Tampoco podía faltar el verde caqui, con toques militares, así como el dorado y plateado con lentejuelas en chaquetas. De la mano de B&K se pudo ver que el must have de la temporada es la bomber dorada, y en cuanto a tejidos han apostado por el tipo Chanel en abrigos en colores como negro y plata.

Para vestir, en el caso de las mujeres, priman prendas para el día a día, con un aire sport pero a su vez elegante, con vestidos cortos o pitillos de estilo Twin-Set. Pero sin duda, el toque lo darán los complementos: bolsos de mano con flecos o bolsos grandes y llamativos con pedrería y tachuelas, como los que presentó la tienda Cereza.

Además estas propuestas pueden utilizarse, si la ocasión lo requiere, para un cocktail o un evento más formal. En el caso de los vestidos, Boutique Escolá demostró que los estampados florales y brocados irrumpen con fuerza pero siguiendo las tonalidades más características de la estación. Cantonada Atelier dejó claro que el estilo viaja al pasado y la opción son líneas retro y vintage con faldas lápiz, plisadas soleil, con bolsillos, con mucho volumen y can can.

Por el contrario, como contraste, los cuerpos son en liso, mucho más entallados y ajustados al cuerpo para marcar la silueta, en crepe satén y con mucha caída, según presentó Telas y Trazos. Así se consiguen vestidos sensuales y elegantes, algunos de ellos pintados a mano y otros con escote gaultier y bordados en pedrería. También estarán presentes esta temporada las espaldas transparentes y en ocasiones, sin mangas para hacer la prenda mucho más juvenil.

Otra de las tendencias fue el terciopelo y colores como verdes, rojos, amarillos y morados. Como complemento, los expertos en moda apuestan por tocados y pamelas a juego, en la misma línea cromática que el look elegido; apuesta que presentó Sisinia.

En las fiestas triunfarán, vestidos con volúmenes tanto en corto como en largo, en colores plata, oro y negro, como presentó Skandalo Deluxe. En moda nupcial, esta temporada se produce una ruptura y se apuesta por una novia no convencional, que incluso arriesga por un tipo de vestido en dos colores: blanco y negro.

Tampoco podían faltar los mantones bordados con coloridos espectaculares de la mano de Bellostas. Este comercio zaragozano los presentó no sólo como opción para vestir con trajes regionales, sino para formar también parte de looks para eventos e incluso bodas. En ellos destacaron colores como el coral, lila, grana, verde hoja, beige y plata para hacer de los mantones una pieza única y el complemento perfecto.

Sobre la pasarela, también se pudieron ver grandes y llamativos collares, en sus dos versiones, tanto en gargantilla, muy en tendencia, como largos, con piedras naturales como ágatas

La elegancia sigue estando presente en los vestidos de novia. La tendencia en moda nupcial estará marcada por encajes vintage, tejidos lisos, estilo velvet con volúmenes y romántico; muy diferentes a vestidos tradicionales para una novia que busca la sencillez. También se verán esta temporada espaldas descubiertas, detalles artesanales en la cintura o la manga larga; diferentes propuestas presentadas por Marengo. Además, las coronas de flores fueron las encargadas de poner los tintes de color y de luz sobre la pasarela.

En moda masculina, la tienda ICON Concept Store presentó como estilos protagonistas el deportivo y otro más casual y urbano, que representan al hombre actual, del día a día. En este caso, los hombres vestirán prendas con dibujos, colores fuertes y vivos, donde predominan el amarillo y el rojo. Por el contrario, la línea deportiva y funcional será más sobria en cuanto a colores y estampados. Para el frío, como en el caso de las mujeres, de la mano de Peletería Gabriel desfilaron chalecos de piel sobre cazadoras y pantalones de cuero en colores intensos, desde los ahumados hasta los más llamativos.

En eventos más formales, Protocolo anunció que reinarán el azul y el gris perla. Los trajes estarán combinados con chalecos estampados, combinados o en contraste con la corbata. Otra opción serán los chaquetas y el esmoquin, que irán acompañados con corbatas estampadas en dibujos coloridos y llamativos.

También Nacho Ruberte mostró trajes con toques de color granate, mostaza y gamas de grises y negros. De esta tienda, llamaron la atención sus corbatas con brocados y cachemir así como los tirantes.

Los más pequeños también formaron parte de este desfile gracias a Canicas Moda Infantil. Para ellos, los colores seguirán siendo el gris y rosa como tonos pasteles acompañados del burdeos y del azul marino. Las prendas conseguirán un toque animado con cuadros de estilo escocés y topos. En ocasiones más especiales, las niñas lucirán vestidos brocados en dorados y turquesa o en tejidos como seda rústica bordada en ocre, para el caso de las comuniones, donde además el look irá acompañado de una corona a juego. Y los niños llevarán trajes de lino en azules combinados con colores crudos. Para este invierno, la moda infantil también se decanta por chalecos de borreguillo.

Más de sesenta modelos vistieron sobre la alfombra roja las tendencias que se verán por las calles y eventos este otoño e invierno, así como las propuestas en moda de los establecimientos zaragozanos: Cereza, B&K, Canicas Moda Infantil, ICON Concept Store, Boutique Escolá, Bellostas, Skandalo Deluxe, Old Taylor, Peletería Gabriel, Nacho Ruberte, Cantonada Atelier, Telas y Trazos, Protocolo, Sisinia y Marengo.

El presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS), José Antonio Pueyo, destacó que con este desfile se pretende “restablecer el gusto por comprar la moda de temporada por parte del consumidor”, y aseguró que el desfile demuestra que “Zaragoza tiene un comercio de proximidad que lleva las nuevas tendencias hasta el consumidor”.

El acto contó con el patrocinio de Heraldo de Aragón, la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza y el Periódico de Aragón, con la colaboración de la agencia de Vintage make up & hair y Audiovideoraccord, así como con la coordinación de la agencia de modelos Globe.

Fotos: Aragón Press

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados