Fernando el Católico regresa a La Aljafería 500 años después

9. marzo 2015 | Por | Categoria: Cultura, Cultura y Ocio, Magazine

Fernando II de Aragón, el Católico, cumpliría mañana 563 años. La fecha ha sido escogida como idónea para inaugurar de manera oficial la exposición que homenajea su figura y que contará con la presencia de los Reyes. Esta mañana varias autoridades han hecho un primer recorrido por la muestra que recoge la vida del monarca en 150 piezas procedentes de varios países del mundo.

Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa” es el título de la muestra que, tal y como ha explicado uno de los comisarios, Ángel Sesma, no es casual. “Aragón, España, Europa es el triángulo en el que nos hemos movido para dar contenido a una exposición que no es una simple muestra de objetos más o menos hermosos o conocidos, sino que contiene un mensaje”, ha asegurado Sesma.

Este mensaje “es claro”, ha confirmado también la consejera de Cultura, Dolores Serrat, que ha añadido que “queremos reconocer su vida, sus logros, es el rey que imaginó la España que hoy tenemos”.

Por su parte, el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, ha destacado que la figura de Fernando II de Aragón “ha estado muchas veces sujeta a tergiversaciones históricas” y ha defendido por tanto la finalidad identitaria de esta muestra, que está dentro del Proyecto Corona de Aragón, que tiene como meta afianzar la historia aragonesa a nivel nacional e internacional.

Las 150 obras que se muestran a lo largo de toda la exposición han sido traídas de hasta siete países diferentes de Europa como Inglaterra, Italia o Ciudad del Vaticano. Varias de ellas son piezas que no habían pisado nunca territorio español y que quieren transmitir al visitante una visión global del monarca que fue protagonista, durante su reinado de 50 años, de la historia de España y de Europa. Para ello el recorrido expositivo se organiza en cuatro ámbitos.

El primero repasa el linaje de Fernando II. En esta parte se ha tratado de mostrar quién era el rey católico a nivel físico y de imagen. En total se han expuesto cinco óleos sobre tabla procedentes de Poitiers, Viena, Berlín y Londres. Dos de ellos no habían salido nunca hasta ahora del Reino Unido y se ha logrado su préstamo para esta exposición. Se trata de los retratos pertenecientes a la colección de la reina Isabel II de Inglaterra y a la Sociedad de Anticuarios de Londres. También se muestra por primera vez en España el retrato de Isabel de Castilla perteneciente, como el de Fernando, a la colección real británica. Tras ellos, en el salón del trono se exponen también cuadros de sus antepasados, esposa, hijos legítimos y nietos, entre los que destaca la figura de Carlos V.

En la segunda parada de la muestra, apodada como “El centro de una gran constelación”, se hace especial hincapié en el ámbito social en el que se enmarcó su reinado. Las obras que aquí se muestran han sido, según han explicado los comisarios, las más complicadas de juntar por su procedencia de diferentes ámbitos como la Iglesia, la aristocracia o la historia de las guerras españolas. En todos los objetivos expuestos se busca que el visitante comprenda cómo el rey se transformó en el núcleo fundamental de la historia de su tiempo.

En tercer lugar la exposición se detiene para hacer un análisis de las devociones que, como rey católico, sintió Fernando II hacia varios santos y hacia la propia iglesia en general. “Hemos querido mostrar la fe indudable de Fernando de Aragón dándole especial importancia al arte gótico aragonés”, ha señalado otra de las comisarias de la exposición, Carmen Morte. “Un Mundo interior de contrastes” es el nombre de esta parte de la muestra en la que también se incluyen objetos de orfebrería y referencias al mundo de la música eclesiástica del momento.

Es el caso de las tablas que componían el retablo de la Virgen de la Misericordia, encargado para la iglesia de Santa María la Mayor de Zaragoza (hoy Basílica del Pilar) y que desapareció en fecha desconocida. Dos de esas tablas se conservan actualmente en colecciones privadas fuera de Aragón y se han conseguido reunir por primera vez. Junto a ellas se expone una selección de pinturas realizadas en nuestra comunidad a finales del Gótico que recogen la devoción de Fernando II por ciertas imágenes sagradas y reflejan las diferentes corrientes artísticas.

La última parada busca exaltar en todos los niveles la figura del monarca como un elemento importante de unión a nivel europeo. Las obras seleccionadas destacan por su calidad artística pero también por su significado.

El visitante podrá contemplar también objetos que simbolizan el poder real que acumuló, como la Espada de ceremonias de los Reyes Católicos, el Privilegio y Capitulaciones de Granada o la bula de Alejandro VI concediendo a Fernando e Isabel precisamente el título de Reyes Católicos, además del último testamento del rey redactado en Madrigalejo el 22 de enero de 1516, un día antes de morir.

Pero sin duda una de las obras de arte que mejor representa la dimensión universal del reinado de Fernando II es la Estancia del Incendio del Borgo que pintó Rafael en el Vaticano a petición del Papa León X. En ella el monarca aragonés aparece reflejado como uno de los cinco pilares de la cristiandad junto a Carlomagno, Lotario I, Astolfo y Godofredo. Una reproducción de esta estancia pone punto final a la exposición.

La muestra permanecerá en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza hasta el próximo siete de junio.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados