FÚTBOL – El Real Zaragoza pierde buena parte de sus opciones de permanencia al caer derrotado por el Athletic (1–2)

20. mayo 2013 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

Ganar al Betis en Sevilla y al campeón de Copa en La Romareda, y esperar que Osasuna o Deportivo pierdan uno de sus dos partidos, o que Granada consiga como máximo un empate en las dos citas que le restan para acabar la temporada. Esa es la principal hoja de ruta para la permanencia del Real Zaragoza en la primera división del fútbol español. El equipo de Manolo Jiménez se dejó ayer buena parte de sus opciones sobre el césped de La Romareda al caer derrotado 1–2 por el Athletic de Bilbao.

De nada sirvió la actitud competitiva que el conjunto blanquillo desplegó durante tres cuartas partes del encuentro (por cierto, ¿qué hubiera pasado si esta misma actitud hubiera poseído a los jugadores del Real Zaragoza durante aquella racha de quince partidos sin ganar?). De nada sirvieron la presión en el centro del campo, la buena actuación de Pinter en el doble pivote, o el acierto de Postiga de cara a la portería contraria. El equipo de Manolo Jiménez fue ganando el partido entre el minuto 14 y el minuto 80, pero acabó perdiendo.

Postiga adelantaba a los locales tras cabecear en vaselina un preciso centro de Montañés, que a su vez había recibido el balón en una genialidad de Apoño (1–0). De este modo, los locales se sacudían el inicial dominio rojiblanco. El juego pasó a desarrollarse en el centro del campo, con poca presencia en las áreas. De hecho, hasta el minuto 37 no se chutó el primer córner del encuentro.

El Real Zaragoza controlaba el medio campo y adelantaba su defensa para limitar la efectividad de los de Marcelo Bielsa. La primera parte se despedía con un gol anulado a Óscar de Marcos por fuera de juego inexistente.

Bielsa dejaba claro tras el descanso que su voluntad era remontar el encuentro (algo seguramente incomprensible para el presidente deportivista Augusto César Lendoiro), retirando al defensa Aurtenetxe para dar entrada al delantero Ibai Gómez, y haciendo lo propio con Adúriz para colocar a Fernando Llorente como principal referencia ofensiva.

Jiménez, por su parte, tardó diez minutos más en darse cuenta de que el Real Zaragoza necesitaba el plus de calidad que le ofrece Rochina. Pocos minutos después de saltar al campo, el de Sagunto lanzaba una falta envenenada al área pequeña de Iraizoz que el propio guardameta casi convierte en el segundo gol local al despejarla en dirección al larguero.

El partido ganaba en intensidad con los cambios puesto que el balón empezó a dejar el medio campo para acercarse a las áreas. Paralelamente, el Real Zaragoza comenzaba a perder la batalla del centro del campo, quizá por el esfuerzo desarrollado durante la primera parte, quizá por no saber reforzar esta línea desde el banquillo en la segunda.

Lo cierto es que Movilla sustituía a Montañés en el minuto 68 y Bienvenu a Víctor Rodríguez en el 76. Aquí comenzó el naufragio zaragocista. Cuatro minutos más tarde, el Athletic conseguía su primer gol al aprovechar Llorente una jugada embarullada en el área de Roberto (1–1).

Tres ocasiones de gol tuvo el Real Zaragoza antes del final del partido. La primera en una falta chutada por Apoño que Postiga estuvo a punto de cabecear a la red; la segunda en un córner lanzado por el mismo Apoño que Pinter remató fuera; y la tercera y más clara en un remate de Bienvenu que tocó la mano de Xabi Castillo sin que el colegiado Del Cerro Grande pitara penalti. Era el minuto 90 y las cosas hubieran cambiado mucho si el árbitro o el linier hubiesen visto también esta mano que vio casi todo el campo.

Pero del posible 2–1 se pasó al 1–2 cuando en el segundo minuto del descuento De Marcos ganaba la línea de fondo zaragocista y centraba a Ibai Gómez para que éste batiera a Roberto de tacón.

El sentido común dice que no hay nada imposible, pero ayer dio la impresión de que una empresa llamada Real Zaragoza SAD tiene un pie y medio en la quiebra como consecuencia de la mala gestión que de ella viene realizando su amo y propietario Agapito Iglesias.

 

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Roberto; Fernández, Álvaro, Sapunaru, Abraham; Pintér, Apoño; Paco Montañés (Movilla, min. 68), Víctor Rodríguez (Bienvenu, min. 76), Rodri (Rochina, min. 57); Hélder Postiga. Entrenador: Manolo Jiménez

Athletic de Bilbao: Iraizoz; Ramalho (Castillo, min. 72), Gurpegui, San José, Aurtenetxe (Ibai, min. 45); Iturraspe, Ander Herrera; De Marcos, Susaeta, Muniaín; Aduriz (Llorente, min. 45). Entrenador: Marcelo Bielsa

Goles: 1–0 Hélder Postiga (min. 14); 1–1 Fernando Llorente (min. 80); 1–2 Ibai (min. 90+2)

Árbitro: Carlos Del Cerro Grande (comité madrileño). Tarjetas amarillas a Sapunaru (min. 41), Álvaro (min. 54), Pintér (min. 64), Apoño (min. 72) y Bienvenu (min. 77) en el Real Zaragoza; y a De Marcos (min. 49) y Fernando Llorente (min. 75) en el Athletic de Bilbao

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados