FÚTBOL – El Real Zaragoza roba a su afición casi todas las opciones de permanencia con una nueva actuación vergonzosa ante el Betis

27. mayo 2013 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

El partido jugado anoche (decir “disputado” sería demasiada generosidad) entre el Real Betis y el Real Zaragoza se convirtió en un auténtico robo. Con su actitud penosa, indolente, pasiva, pusilánime, apática, achicada, indecente, blandengue, indecisa y absolutamente vergonzosa, los jugadores de Manolo Jiménez robaron a la afición zaragocista buena parte de las opciones de permanencia del equipo en primera división.

Sólo el azar impidió un descenso matemático, ya que el Deportivo caía derrotado 3–1 en Málaga, mientras Granada y Osasuna obtenían su salvación tras sus encuentros ante Valencia y Sevilla, respectivamente.

Así pues, el descenso es cosa de cuatro: Deportivo (que marca la línea de la permanencia con 35 puntos), Celta (34), Zaragoza (34) y Mallorca (33). Casualmente, todos ellos jugarán la última jornada ante sus aficiones, frente a Real Sociedad, Español, Atlético de Madrid y Valladolid, respectivamente. Las escasas opciones zaragocistas pasan por ganar al Atlético de Madrid (actual campeón de Copa y tercer clasificado de la Liga BBVA) y esperar a que ni el Depor ni el Celta ganen; o por empatar ante el Atlético de Madrid siempre que Depor y Celta pierdan y el Mallorca no gane.

Del partido perpetrado ayer por Manolo Jiménez, Roberto, Sapunaru, Loovens, Álvaro, Abraham, José Mari, Apoño, Víctor Rodríguez, Rodri, Montañés, Postiga, Fernández, Rochina y Bienvenu, poco se puede rescatar cuando ya a los quince segundos Rubén Castro conseguía perforar la portería del equipo blanquillo tras aprovechar perfectamente un pase en profundidad de Jorge Molina (1–0).

Los verdiblancos superaban total, absoluta y permanentemente a una defensa blanquilla que ayer jugó, posiblemente, su peor partido en los 81 años de historia del Real Zaragoza. Rubén Castro estuvo a punto de marcar el segundo gol bético en los minutos 5 y 10, pero finalmente no supo aprovechar dos pases de Pabón y de Nacho, respectivamente.

No obstante, este segundo gol local no se haría esperar demasiado. En el minuto 17, el enésimo fallo defensivo de la zaga visitante dejaba a Rubén Castro solo ante Roberto, que se quedaba a media salida. Pase de la muerte del ex jugador del Huesca a Pabón, y remate a la red del colombiano (2–0).

La defensa del Zaragoza no existía y su centro del campo se había olvidado de que un equipo técnicamente malo y emocionalmente desvinculado de los colores a los que representa, sólo tiene la baza física de presionar la creación de juego del adversario.

En el minuto 30 llegaba la primera ocasión de gol visitante, con un centro de Víctor Rodríguez que Rodri no acertaba a rematar a la red en boca de gol.

Antes del descanso, los locales iban a disponer de otras dos nuevas ocasiones de gol, gentileza de la defensa blanquilla. En la primera (min. 37) Roberto sacaba in extremis un mano a mano frente a Jorge Molina; en la segunda, Pabón remataba fuera después de ganarle la espalda a la zaga aragonesa.

La segunda parte comenzaba con la sustitución de Víctor Rodríguez por Rochina, un cambio que no sirvió para evitar la patética imagen que los de Manolo Jiménez estaban ofreciendo en el Benito Villamarín. De hecho, en el minuto 50, Jorge Molina marcaba el tercero del Betis al aprovechar un perfecto pase en profundidad de Pabón, a la espalda de… ¿saben ustedes de quién? ¡Correcto!: a la espalda de la defensa del Real Zaragoza (3–0).

Fernández sustituía a Sapunaru y la tragicomedia continuaba.

Los jugadores del Real Zaragoza (llamarles “zaragocistas” sería un exceso intolerable) vivieron un ataque de adrenalina en el minuto 65 cuando Rochina disparaba a la puerta de Adrián obligando al guardameta bético a lucirse para desviar el lanzamiento. El posterior córner terminaba con Postiga solo en boca de gol, cabeceando fuera y cayendo después tumbado boca abajo.

La fiesta verdiblanca seguía en el minuto 70 con el cuarto gol, esta vez marcado por Pabón como culminación de un contraataque llevado por Salva Sevilla (4–0). En el otro lado del campo, la verbena se mantenía en todo su apogeo con la entrada en el campo de Bienvenu, sustituyendo a Rodri.

Veinte minutos por delante, cuyo único aliciente era esperar a que el partido terminara para aguardar con impaciencia al próximo esperpento futbolístico protagonizado por Manolo Jiménez y sus muchachos. A tenor de la calidad y la actitud demostradas en estos últimos encuentros, será el último encuentro en primera división del Real Zaragoza, quién sabe durante cuánto tiempo. Por fin, objetivo cumplido, don Agapito ¡Bravo, Fernando Molinos! “Fe y cojhone”, Manolo Jiménez.

 

Ficha técnica:

Real Betis: Adrián; Ángel, Amaya, Paulao, Nacho; Rubén Pérez (Carlos, min. 88), Beñat; Salva Sevilla, Pabón (Joel Campbell, min. 75), Jorge Molina (Juan Carlos, min. 69); Rubén Castro. Entrenador: Pepe Mel

Real Zaragoza: Roberto; Sapunaru (Fernández, min. 58), Álvaro, Loovens, Abraham; José Mari, Apoño; Paco Montañés, Víctor Rodríguez (Rochina, min. 46), Rodri (Bienvenu, min. 71); Hélder Postiga. Entrenador: Manolo Jiménez

Goles: 1–0, Rubén Castro (min. 1); 2–0, Pabón (min. 17); 3–0, Jorge Molina (min. 50); 4–0, Pabón (min. 70)

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (comité valenciano). Tarjetas amarillas a Adrián (min. 30) y Amaya (min. 31) en el Betis; a Abraham (min. 14), Sapunaru (min. 35), Loovens (min. 75), José Mari (min. 83) y Apoño (min. 88), en el Real Zaragoza

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados