FÚTBOL – El Real Zaragoza suma su tercera victoria en Liga gracias a un buen primer tiempo frente al Granada (1–2)

22. octubre 2012 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

El Real Zaragoza consiguió ayer en Granada su tercera victoria en la Liga 2012–2013 (la segunda a domicilio) merced a un magnífico primer tiempo en el que el equipo de Manolo Jiménez no sólo rompió su maldición de cara a la portería contraria, sino que además ofreció la imagen de ser un equipo cohesionado en el que cada uno de sus componentes hacía lo que se le había encomendado que hiciera.

La balanza comenzó pronto a inclinarse del lado visitante ya que en el minuto 2 Elder Postiga cabeceaba a la red una falta sacada magistralmente por Víctor Rodríguez (0–1). El Real Zaragoza controlaba el balón gracias a un sólido centro del campo en el que la presencia de Movilla (en sustitución del sancionado Romaric) resultaba garantía de solidez.

Zuculini ejercía bien la labor defensiva que se le había asignado como doble lateral por la banda derecha, con el fin de obstaculizar las incorporaciones al ataque del brasileño Siqueira.

Arriba, Helder Postiga, Víctor Rodríguez y Pablo Montañés acercaban continuamente el peligro a la portería defendida por Toño.

El Granada CF, por su parte, trataba de aprovechar la movilidad de sus laterales y extremos (sobre todo, en la banda derecha con la conexión Nyom–Torje), así como las jugadas a balón parado.

Pero el buen juego zaragocista tendría su segunda recompensa en el minuto 26 cuando Víctor Rodríguez llegaba desde atrás para rematar en boca de gol un preciso centro servido por Abraham desde la banda izquierda (0–2).

Una falta sacada por Apoño y rematada de cabeza por Zuculini, y un disparo de Paco Montañés que salía fuera, estuvieron a punto de convertirse en el tercer gol blanquillo al filo del descanso.

El Real Zaragoza había ganado la batalla del centro del campo durante la primera parte, pero tras la reanudación las cosas iban a cambiar, a pesar de que la primera ocasión de gol estuvo en las botas de Zuculini, que remataba fuera una contra originada por una pérdida del balón del Granada en el medio campo.

El equipo local recuperaba la posesión del balón, y con ella, la creación de ocasiones del gol. Una internada de Torje era rematada fuera por Iñigo López en el minuto 52. Juan Antonio Anquela decidía jugársela sustituyendo al lateral derecho Nyom por el delantero nigeriano Ighalo.

En el otro banquillo, Manolo Jiménez cambiaba en el minuto 61 a Zuculini por José Mari, e introducía un cambio en el esquema de juego pasando de un 4–2–3–1, a un más defensivo 4–3–3 con Apoño, José Mari y Movilla en el centro del campo, y Paco Montañés, Postiga y Víctor Rodríguez en la delantera.

Los cambios beneficiaron más al conjunto local, ya que la velocidad y los cambios de ritmo de Ighalo superaban a la defensa blanquilla, al tiempo que Siqueira conseguía entrar más en juego tras la marcha al banquillo de Zuculini.

Sin embargo, el Granada sufría un revés en el minuto 71 cuando Iriney veía la tarjeta roja directa (ya estaba amonestado con una amarilla), por una dura entrada a Apoño cuando éste se encaminaba hacia la meta de Toño.

Pero el equipo de Anquela había saltado al césped tras el descanso con la firme intención de remontar el encuentro, y así, en el minuto 76 El–Arabi superaba a la defensa blanquilla para cabecear a la red un corner sacado por Orellana (1–2).

El Granada daba la impresión de creer más en sus posibilidades que un Real Zaragoza que se había acostumbrado a gestionar el 0–2 hasta ese momento. El gol sirvió para que el equipo de Manolo Jiménez comprendiera que, para ganar el encuentro, necesitaba tener más el balón en sus botas. Y eso fue lo que hizo hasta el final del partido.

Postiga fallaba una ocasión de gol a diez minutos del final con Toño fuera de su portería, aunque las dos últimas ocasiones de gol corresponderían al equipo local, la primera cuando Borja Gómez lanzó un disparo parabólico desde el centro del campo que obligaba a Roberto a estirarse para desviarlo a córner (min. 89) y la segunda con un remate en boca de gol de Iñigo López, a pase de Mikel Rico (min. 90+3).

Sin embargo, el gol no llegó con lo que el Real Zaragoza lograba una victoria que da cierta tranquilidad de cara a los próximos compromisos ligueros frente a Sevilla y Deportivo como local, y frente a Real Madrid y FC Barcelona como visitante.

El Real Zaragoza mejoró ayer en actitud, colocación, juego y compromiso, pero Manolo Jiménez debería seguir corrigiendo los bajones en el rendimiento que siempre afectan al equipo en algún momento de los encuentros que disputa.

Especialmente destacable ayer fue la aportación al equipo de un Víctor Rodríguez cada día más grande. Esperemos que en el futuro le respeten, tanto las lesiones como el afán del club por hacer caja.

Foto: Pablo Pueyo / realzaragoza.com

 

Ficha técnica:

Granada CF: Toño; Nyom (Ighalo, min. 51), Iñigo López, Borja Gómez, Siqueira; Iriney, Mikel Rico; Orellana, Jaime (Ortiz, min. 12), Torje (Angulo, min. 60) y El–Arabi. Entrenador: Juan Antonio Anquela

Real Zaragoza: Roberto; Sapunaru, Loovens, Paredes, Abraham; Movilla, Zuculini (José Mari, min. 60); Paco Montañés, Apoño, Víctor Rodríguez (Edu Oriol, min. 85) y Hélder Postiga (Javi Álamo, min, 90). Entrenador: Manolo Jiménez

Goles: 0–1 Hélder Postiga (min. 3); 0–2 Víctor Rodríguez (min. 26); 1–2 El– Arabi (min. 76)

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (comité cántabro). Amonestó a Movilla (min. 1), Hélder Postiga (min. 20), Paredes (min. 58) y Apoño (min. 72) en el Real Zaragoza; y a Iriney (min. 30), Nyom (min. 39), Iñigo López (min. 62), Ortiz (min. 82) y Orellana (min. 85), en el Granada CF. Expulsó a Iriney (min. 71) y a Manolo Jiménez (min. 87)

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados