FÚTBOL – El Real Zaragoza suma una nueva derrota en El Sardinero ante el Racing (1–0)

9. enero 2012 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

¿La crónica del partido? Sería suficiente copiar las hechas en partidos anteriores, con el agravante de haber jugado ante un equipo que precedía en la clasificación al Real Zaragoza, justo un puesto por encima, es decir, penúltimo de la Liga BBVA.

Manolo Jiménez, como nuevo entrenador pensó (sin tiempo para otra cosa que no fuera para alinear a los jugadores habituales) que el cambio de entrenador iba a producir estímulos y cambios de actitudes. En este sentido el tiro le salió por la culata. Vamos que… nanay. Empezaron como siempre, o sea, planos. A falta de 10 minutos para el final, como siempre, los jugadores del Real Zaragoza despertaron del letargo para enterarse del resultado final.

El primer tiempo fue de acoso y derribo. En el minuto 14, Diop dio el primer aviso desde 30 metros. En el 20 Antonio Tomás, en jugada de Postiga chutó fuera. En el 24 Adrián, solo en el área cabeceó fuera; en el 43 Stuani de tacón a centro de Adrián estuvo a punto de marcar un gol a lo Messi, y ya en el 45 llegó, como siempre, el gol tonto (1–0), esta vez a cargo de Bernardo. Final de la primera parte.

El segundo tiempo comenzó con el cambio de Micael por Juan Carlos, y en el 57 entró Barrera por Tomás. En el 62 Arana disparó y salió rozando el larguero y en el 64 Micael solo, lento y sin convicción, envió fuera. Fue la primera llegada clara de gol en el partido.

En el 83 entró Oriol por Lafita (muy desdibujado todo el partido); en el 86 Luis García se metió en el área golpeando el balón que Toño desvió a corner; en el 87 Luis García centró desde la línea y Toño estuvo a punto de autogolearse; en el 88 Edu Oriol desde 30 metros lanzó un obús rozando la parte superior del larguero. Terminó el partido, como siempre, perdiendo, en esta ocasión por 1–0.

El Real Zaragoza es un barco a la deriva. Los motores que impulsan la nave están GRIPADOS. La frotación de las piezas ha acumulado tanta temperatura, que difícilmente podrá mantener un rumbo coherente que salve al equipo de chocar contra cualquier obstáculo que lo mande al fondo del océano ¡¡y hay tantos obstáculos!!

De nada sirve ni servirá el cambio del entrenador, los presuntos fichajes que puedan llegar, y las incorporaciones de nuevos consejeros. Destaca Salvador Arenere, Consejero Delegado, zaragocista 100%, responsable de todas las Áreas, y Carlos Iribarren, Consejero del Área Deportiva.

Los “motores” (jugadores) no es que carezcan de calidad, es que la sangre, se ha evaporado por el exceso de “temperatura”. Los fichajes que presuntamente se van a producir, no van a dar soluciones al grave problema por dos razones: una porque no hay euros para traer jugadores con pedigrí, y dos, porque un defensa central, un organizador en la medular y un delantero “marca-goles”, no resolverán las carencias del equipo.

Menos el gran Roberto, artífice de no llevar en contra 40 goles, al menos seis jugadores más harían falta para salvar el náufrago. Pongamos un ejemplo: traemos a Piqué (como compañeros en la defensa, Da Silva, Juárez y Paredes), a Xavi Hernández (como compañeros, Tomás, Meira y Pinter); y a Messi (como compañeros, Juan Carlos y Lafita) ¿Creen Vds. que el equipo funcionaría? Rotundamente, NO ¡Los nuevos terminarían contagiados y asqueados, más por la actitud, que por la falta de calidad!

El fútbol hoy es velocidad. Dos desconocidos, Arana y Acosta, llevaron el sábado por la calle de la amargura a Paredes y a Juárez, y a cuantos les salían al paso. ¿Llevan la cuenta de los goles que nos han marcado de cabeza por lanzamientos a balón parado? ¿Cuántos balones ha recibió Postiga en todo el partido?

A través de CRÓNICA DE ARAGÓN, vengo manifestando que la pasividad del equipo, la desgana, la dejadez, la indiferencia, etc. son producto de la situación de futuro en la que se encuentran la mayoría de jugadores. Cuando la temporada acabe se irán, su futuro no está en el Real Zaragoza. El cobro lo tienen asegurado por el concursal.

No hay valores, ni sentimientos, ni orgullo. El Real Zaragoza les importa un comino, su historia, que sea uno de los clubes más representativos de España y fuera de nuestras fronteras. Este es el verdadero problema que existe. Este es el legado de Agapito Iglesias y de Marcelino Iglesias, ex presidente del Gobierno de Aragón ¿La salvación?, tan difícil como que la crisis termine en 2012.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados