FÚTBOL – Girona 2 – Real Zaragoza 0. No hay nada tras la nada

29. abril 2014 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

POR JUAN ANTONIO PÉREZ–BELLO

No queda hueco por el que introducir ni medio gramo de esperanza. A la infame retransmisión televisiva de la liga tv que tuvimos que sufrir los que no estuvimos en Montilivi, añadamos la ineptitud de los jugadores y la torpeza del entrenador ¿O no se puede decir que los jugadores no fueron aptos y el entrenador no acertó? Porque el domingo se jugaba contra el colista, el último. El peor de la categoría. Y nos ganó. Y no hay argumento que soporte la vergüenza que sufrimos. Y la ruina en el corazón.

Jugó el Real Zaragoza un partido anodino y no supo hincarle el diente a un choque que se presentaba como una ocasión de mirar al frente y acabó siendo una vuelta de tuerca más al garrote que aprieta el gaznate. En tan solo 13 minutos ya se había firmado la sentencia de muerte, y lo peor fue que el grupo no pudo reaccionar. Ni supo, claro está. Había apostado Víctor por un doble pivote de pausa y toque, con Arzo y Cidoncha con la encomienda de hacerse con el balón y propiciar situaciones de gol a la –en teoría– dinámica delantera, con Montañés, Luis García, Roger y Ángelo. Pero una cosa es proponer y otra disponer. Y el balón no se quedó en las medias blancas, sino en las piernas rojiblancas.

El Girona parecía el Bayern de Munich y con tres pases bien dados volvía loco al equipo aragonés. La defensa blanquilla seguía siendo un flan y en esta ocasión hasta el portero falló. Se adivinó en seguida que la única opción que teníamos eran las galopadas de Montañés y que Roger enchufase algún balón despistado, pero esto no se daría. El valenciano tenía ayer menos pólvora que una mascletá de ajos y entre sus errores y los aciertos de Becerra el casillero llegó con el cero al descanso.

No daba la sensación de que el equipo pudiera remontar el gol en contra. Cidoncha se había deshecho en un centro del campo demasiado ancho y esa fue la razón de situar a Víctor Rodríguez en su lugar. El equipo vivió bajo el fulgor de un breve chispazo pero las pocas ocasiones construidas fueron liquidadas por los jugadores zaragocistas, estériles y apáticos. Álamo fue otra solución de emergencia, pero nada aportó al desastre del canario. Bueno, sí: más niebla. Ni juego, ni esfuerzo, ni orgullo, ni combinación. El equipo nininini no daba para más. Si acaso para ofrecerle al equipo catalán algún motivo extra para creer que se pueden salvar.

Durante unos minutos Víctor fue la única herramienta discretamente útil en el equipo del Ebro y fue por eso que el entrenador local decidió incluir en el campo a Matamala. Su idea no fue otra que taponar esa pequeña vía de agua y lo consiguió con un par de acciones contundentes. A partir de ahí no había que hacer otra cosa que esperar que el Real Zaragoza cometiese un error y poder así cerrar el partido. Y de eso se encargó Leo Franco, de regalarle a Ortuño un balón para que confirmase la derrota zaragocista. Ya ni el argentino hace bien su trabajo. El gol destrozó el ánimo del equipo, del entrenador, que acabó expulsado, y de la afición, que ya no sabe qué lágrimas llorar, pues las suyas ya están resecas por la desesperación.

Derrota dolorosa. Derrota de infamia. Derrota humillante. Derrota (casi) definitiva ¡Ah! Y volvemos a las andadas con las palabras de algunos de nuestros jugadores. ¿De verdad saben lo que significa el león que les regala el aire que respiran?

Ficha técnica:

Girona CF: Becerra, Juanlu (Iván López, min. 66), Ramalho, Richy (Chus Herrero, min. 78), Migue, David García, Timor, Eloi, Jandro, Gerard Bordas (Matamala, min. 63) y Ortuño

Real Zaragoza: Leo Franco, Fernández, Álvaro, Laguardia, Abraham (Rico, min. 76), Arzo, Cidoncha (Víctor, min. 45), Montañés, Luis García, Roger y Henríquez (Javi Álamo, min. 62)

Goles: 1-0 Timor (min. 12), 2-0 Ortuño (min. 85)

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (comité vasco). Por parte del Real Zaragoza, amonestó a Henríquez (min. 44), Arzo (min. 67), Laguardia (min. 69) y Roger (min. 75); expulsó al entrenador del Real Zaragoza, Víctor Muñoz (min. 79). Por parte del Girona, amonestó a Gerard Bordas (min. 57), Matamala (min. 79) e Iván López (min. 90)

(+) info >>> entra en REAL ZARAGOZA, AIRE AZUL para conocer la calificación otorgada a cada uno de los jugadores blanquillos

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados