FÚTBOL – Numancia 2 – Real Zaragoza 0. Agua seca

25. noviembre 2014 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

POR JUAN ANTONIO PÉREZ-BELLO

Mal está jugar mal. Mal está cosechar malos resultados. Mal, muy mal. Pero mucho peor es escuchar al entrenador de tu equipo decir que lo de ayer (“lo de ayer”) había sido el mejor partido de la temporada. Por no hablar de su propuesta de referéndum. En fin, solo malas noticias.

El partido, es cierto, comenzó bien para los nuestros. Con dedicación, con interés, con deseo. Los chicos de Víctor se quedaron el balón, mantuvieron la posición y procuraron asfixiar al centro del campo soriano. Y lo lograron. Así llegaron las primeras aproximaciones al área local. Eldin, Dorca y Borja lo intentaron en los diez primeros minutos, dando sensación de peligro y consiguiendo que los amigos sorianos se creyesen que aquello iba en serio. Así llegó una excepcional ocasión. En el minuto 15 un majestuoso pase con el exterior de Willian no lo convirtió Borja al evitar el gol Munir con un prodigioso gesto. Hasta entonces, muy bien.

Pero unos minutos después ocurrió. Poco después de que Whalley resolviese bien un peligroso corner, un serio Antonio Tomás se sacaba un centro sencillo y concreto que remataba de cabeza Enrich entre Mario y Diogo. El gol cayó como un jarro de agua del Moncayo sobre la cabeza y el alma zaragocista. Mario se rompió y fue sustituído por Vallejo,que lo hizo francamente bien. De los pocos. El resto del equipo sufrió una bajada de tensión y ya no fue dueño del choque en ningún momento. Con la frente marchita y muy poca fineza en la ejecución de las acciones el Numancia no tuvo que esforzarse mucho para hacerse con las riendas del encuentro.

La segunda parte no mejoró mucho. Víctor mantuvo el equipo pero el equipo no lo sostuvo a él. Es evidente que el grupo le está negando el pan y la sal al entrenador que, además, no ve que su propuesta obtenga el resultado apetecido. No hubo afán de superación ni inteligencia en la gestión del partido. El Numancia supo en seguida lo que tenía que hacer y lo hizo. Como el equipo aragonés despreció el uso de sus centrocampistas los sorianos encontraron la clave en el fútbol control, lo que fue suficiente para llegar al minuto 79 y conseguir el segundo gol en un chut lejano que Whalley no supo ver. El equipo depende de sus delanteros, de cuando están en estado de gracia, de que metan más goles que los (muchos) que recibe y cuando esto no se da el edificio se desmorona. Y si, además, un poco antes Willian había recogido la segunda amarilla y como hasta entonces no había habido ni media pulsación en el corazón zaragocista, pocos argumentos le quedaron al zaragocismo para justificar la debacle.

En resumen: veinte minutos buenos, demolición con el primer gol, flacidez técnica, táctica y física y debilidad en el mando. Se abre el telón y vemos un barranco. Se cierra el telón: ¿hay alguien ahí abajo?

Ficha técnica:

Numancia: Munir, Gaffoor, Ripa (Valcarce, min. 53), Iñigo Pérez, Julio Álvarez, Juanma, Isidoro, Vicente, Natalio, A. Tomás (Pedraza, min. 88), Sergi Enrich (Braian Rodríguez, min.84)

Real Zaragoza: Whalley, Diogo, Mario (Vallejo, min. 28), Cabrera, Rico, Lolo, Dorca, Pedro, Eldin (Jaime, min. 57), Willian, Borja

Goles: 1-0, Enrich (min. 22); 2-0, Julio Álvarez (min. 78)

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz (comité territorial riojano). Por parte del Numancia amonestó a Julio Álvarez (min. 37) y a A. Tomás (min. 61). Por parte del Real Zaragoza amonestó a Lolo (min. 40), a Diogo (min. 83) y a Cabrera (min. 90). Expulsó a Willian por doble amonestación (min. 69 y 87)

(+) info >>> entra en REAL ZARAGOZA, AIRE AZUL para conocer la calificación otorgada a cada uno de los jugadores blanquillos

 

Tags: ,

Comentarios cerrados