FÚTBOL – Real Zaragoza 1 – Real Oviedo 0. La promoción pasa por un empate en Palamós

30. mayo 2016 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

El conjunto zaragocista tan sólo está a un empate de certificar la promoción para pelear por el ascenso a Primera. La victoria de este domingo en La Romareda, ante el Real Oviedo (1-0), permitió al Real Zaragoza afrontar la lucha por el play-off situado en la cuarta posición. El destino final queda pendiente del resultado en la última jornada de la liga regular ante el Llagostera, en tierras catalanas.

Después del estrepitoso empate del jueves en El Alcoraz, Lluís Carreras optó por sentar en el banquillo a Dongou y a Pedro, para disponer una alineación con Manu Herrera; Isaac, Cabrera, Guitián, Diego Rico; Erik Morán, Dorca, Diamanka; Lanzarote, Hinestroza, y Ángel, en la punta de ataque. Con este once en liza, el Real Zaragoza comenzó el partido en la sexta posición, con 61 puntos, siendo dueño de su destino para consolidar su puesto en la promoción. No obstante, los blanquillos sabían de la trascendencia de este partido por la inmediata cercanía de perseguidores: el Córdoba, empatado a puntos, y el Girona, con 60, seguidos por el Real Oviedo, adversario del envite vespertino en un coliseo blanquillo con gran afluencia de espectadores.

El duelo comenzó con un susto para el Zaragoza que despertó los primeros silbidos de la parroquia blanquilla. Diego Rico perdió un balón ante Koné, y Viti a punto estuvo de marcar el primero de la tarde, de no ser porque el balón salió por el poste izquierdo del arco defendido por Manu Herrera. No habían pasado cinco minutos desde el inicio del duelo y el peligro siguió merodeando por los dominios locales, con Kone, nuevamente, como actor principal. El delantero marfileño le ganó la espalda a Isaac y logró disparar sin oposición desde la frontal del área, aunque el esférico chocaba contra la defensa blanquilla.

En estos primeros compases, el conjunto zaragocista seguió sin remendar sus despropósitos defensivos, aunque de las botas de Lanzarote nació la primera ocasión para el conjunto blanquillo. Desde el mediocampo, el jugador catalán asistió, con un pase en profundidad, a Ángel, que recibió el cuero con ventaja y logró internarse en el área; sin embargo, el disparo del delantero canario se topaba con el guardameta Rubén Miño, que mandó el balón, por encima del larguero, a córner.

El motor ofensivo del Real Zaragoza no carburaba por completo, pero la llanura ovetense facilitaba el trabajo a un equipo que funcionaba a rachas y que encontró la fortuna en el minuto 19. Un centro de Hinestroza, rematado por Ángel y repelido acto seguido por Miño, servía al central Guitián para perforar la meta rival, con ciertas quejas posteriores al trencilla por parte del conjunto carballón. Miño, que se encontraba sentado dentro de la portería, escupía el disparo del central, aunque era el linier quien, en base a su privilegiada visión, corroboraba que el balón había rebasado la línea de fondo. El tanto subió al casillero.

Pese a la superioridad en el marcador, los de Luís Carreras no consiguieron llevar el dominio del partido y el Oviedo siguió cargando el juego por la banda izquierda del Zaragoza. Desde allí, el equipo visitante logró, sin apenas oposición, colgar balones al área, que no encontraron rematador, para el bien zaragocista. Y en ataque, el conjunto blanquillo volvió a intentarlo con varios centros, anulado alguno de ellos por la posición antirreglamentaria de Ángel.

Segunda parte

El tono del partido se endurecía nada más comenzar el segundo tiempo. El Real Oviedo, consciente de que sus opciones de aspirar al play-off pasaban por un triunfo en La Romareda, subió un punto la intensidad y Dorca era barrido en una falta en el mediocampo. Con el partido revolucionado, el Zaragoza comenzó a llegar con peligro al área rival y sendos disparos de Ángel e Isaac ponían en apuros al equipo rival. Sin embargo, los pupilos del exzaragocista David Generelo no se amilanaban y asustaban, momentáneamente, a la hinchada blanquilla con un gol anulado a Kone.

Generelo, con una actitud inquieta en el área técnica durante todo el partido, dotaba de oxigeno al pulmón ofensivo del Oviedo, con las incorporaciones de Susaeta y el zaragozano David Linares, en detrimento de Viti y Edu Bedía, respectivamente. También movió el banquillo el Real Zaragoza, en el minuto 64, para dar entrada a Pedro en el lugar de Hinestroza, en la banda derecha. Pero el peligro llegaba por el carril contrario. Isaac volvió a tomar la iniciativa desde atrás, aunque disparaba sin éxito. Seguidamente, era Cabrera quien sí introducía el esférico en la portería rival, aunque el gol fue invalidado por fuera de juego de Ángel, que asistió al central uruguayo.

Los cambios en el Real Oviedo parecían surtir efecto en la parcela de ataque. Manu Herrera salvó los muebles ante un Linares, especialmente rápido desde su entrada, para despejar por línea de banda lo que pudo ser la acción del empate. Los carballones continuaban con su asedio a la meta zaragocista, mediante un disparo de Michel que se marchó a córner. Entre tanto, Dongou sustituyó a Ángel en el minuto 74, para cazar el gol que certificó, definitivamente, la victoria local.

El partido entraba en la recta final y Carreras adoptó una postura conservadora con la incorporación del central Rubén por Lanzarote. Esta decisión le costó al entrenador unas duras críticas y algún que otro pañuelo ondeado hacia el palco, donde se encontraba sentado por sanción. Los reproches se tornaban en suspiros al tener Guitián en sus botas el segundo, en una jugada a balón parado, que finalmente erró. Y regresaron los improperios, cuando Cervero, libre de marca, cabeceó el balón por encima del travesaño de la portería zaragocista.

En el tiempo añadido, Rico tuvo opciones para marcar el segundo, pero Miño sacó el disparo, y el Real Zaragoza acabó el partido en su área, sabiendo sufrir y aguantando los envites del Oviedo, para llevarse una victoria que le sitúa cuarto, con 64 puntos, y le permite depender de si mismo, con cierta ventaja. Un empate le sirve al equipo blanquillo para alcanzar la promoción y, ahora, solo queda un partido, ante el Llagostera, en Palamós.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Manu Herrera, Cabrera, Dorca, Ángel (Dongou, min. 72), Manu Lanzarote (Rubén, min. 83), Isaac, Hinestroza (Pedro, min. 63), Erik Morán, Guitián, Rico y Diamanka

Real Oviedo: Rubén Miño, Dani Bautista, Jon Erice, Verdés (Cervero, min. 70), Míchel, Josete, Hervías, Koné, Edu Bedia (Linares, min. 58), Nacho López y Viti (Susaeta, min. 54)

Goles: 1-0, Guitián (min. 20)

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz (comité territorial riojano). Por parte del Real Zaragoza amonestó a Ángel (min. 26) y a Manu Herrera (min. 87). Por parte del Real Oviedo amonestó a Míchel (min. 40), a Jon Erice (min. 59), a Nacho López (min. 77)

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados