FÚTBOL – Remontada histórica del Real Zaragoza en Gerona, que coloca a los de Popovic a dos partidos de la primera división (1-4)

15. junio 2015 | Por | Categoria: Deportes, Magazine

Hazaña histórica del Real Zaragoza que ayer completaba un partido brillante en Gerona, endosándole un 1-4 al equipo local, que permite seguir soñando con el ascenso. Los blanquillos se marchaban al descanso con tres goles de ventaja (los mismos conseguidos por su rival en La Romareda tres días antes), Fernández anotó el cuarto en la segunda parte, y supieron sufrir al final. Las Palmas es la última piedra en el camino a la Primera División.

Cuando una ciudad es conocida mundialmente bajo el lema “Zaragoza nunca se rinde”, tras siglos de existencia, es por algo. En innumerables ocasiones se le ha hecho honor, la última de ellas en Montilivi este domingo. Un 0-3 estaba obligado a remontar un Real Zaragoza que parecía estar más pendiente de la próxima campaña que de ésta. Pero no, la justicia futbolística se reía en la cara de la crueldad de hace apenas tres días. Y el equipo dio la razón a los que siempre confían, con un brillante 1-4 que dispara el sueño de estar el año que viene en Primera División.

Porque el Real Zaragoza, tal y como ocurrió en la ida a pesar del accidental resultado, fue superior desde el calentamiento al Girona. Popovic, daba confianza al mismo sistema con el que había desarbolado a los de Machín, y sólo movía una pieza: la entrada de Bono por Whalley. Por su parte, el técnico local osaba a dar descanso a hombres como Sandaza, preparando una final de los playoff que nunca llegará. Y, justo es decirlo, lo notó.

Pero a los maños poco les importaba quién estuviera delante. Con un Pedro muy activo y Willian José en su mejor versión llegaban por goteo las primeras ocasiones, aunque resistían los catalanes. Hasta que en el minuto 19 comenzó el sueño, con un claro penalti por mano en el área gerundense. Willian José no dudaba y no daba opción a Becerra, quien acertó quedarse en medio pero no contaba con la potencia del disparo del brasileño. A la jaula y 0-1.

Los locales apenas inquietaban, apenas con un error de Bono que él mismo solventaría abajo. O con un fuera de juego claro, quedando anulado el 1-1 en las botas de Mata. A balón parado el Real Zaragoza se comía al Girona y tras una mala salida de Becerra, la zaga sacaba de debajo de los palos un remate de Cabrera. Avisaba y avisaban los blanquillos que gritarían el segundo en el 33. Pedro, esta vez sí brillante a pelota quieta, centraba y Willian José mandaba un cabezazo picado que Becerra no podía sacar.

Pero no iba a frenar, no estaba en los planes de los de Popovic levantar el pie del acelerador ni dejar escapar a una presa herida. El uruguayo Cabrera, colosal, saltaba hacia el cielo para conectar un cabezazo que también superaría a Becerra. Era el 0-3 y los jugadores marchaban despavoridos a celebrarlo con los aficionados desplazados. En aquel momento, y ya camino de los vestuarios, la prórroga era la opción inmediata.

Segunda parte

Ambas escuadras se dieron tras el descanso una relativa tregua, con el miedo apareciendo en algunos jugadores. Machín corregía sus errores y daba entrada a Sandaza. Pero nada le salía, nada le funcionaba, porque enfrente tenía once leones y miles y miles de almas. Tras dos avisos de Eldin y Pedro, la explosión más grande de júbilo de la temporada.

Diego Rico se internaba por la banda, parecía perder el balón en varias ocasiones, pero peleaba, pujaba, soñaba y conectaba un centro al segundo palo que José Fernández no desaprovecharía. La película había cambiado por completo, con un 0-4 que, daba al Real Zaragoza incluso el margen de poder recibir un tanto. Supieron incluso los de Popovic mantener la calma fría y el partido donde querían, pero el Girona no quería ser lógicamente una mera comparsa.

Tirando de orgullo, Aday recortaba distancias en el 72 tras ganarle la posición a Rico y superar a Bono en su salida ¿Quién dijo que fuera fácil? Por delante 25 minutos, porque el colegiado decidía añadir siete, para soportar una agonía infernal. El corazón de todos se paraba poco después, cuando en una contra que nunca tuvo que permitir el Real Zaragoza, Pere Pons fallaba con absolutamente todo a su favor, mandando el balón rozando el palo derecho de un Bono ya batido.

El asedio era evidente, pero a los zaragozanos siempre se les ha dado especialmente bien soportarlos. La zaga se multiplicaba, con mención especial para un Jesús Vallejo que a sus 18 años le salen dos alas que le convierten en inexpugnable. Incluso pudo llegar el 1-5, pero el disparo de Diego Rico desde lejos daba en el palo.

Ya no pasaría nada más, como si hubiera sido poco, y el milagro se consumaba. Los jugadores celebraban por todo lo alto lo conseguido, que no es otra cosa que prolongar el sueño del ascenso. Ahora espera Las Palmas, que ha dado cuenta del Valladolid. Dos partidos separan a día de hoy al Real Zaragoza del lugar del que nunca debió salir. Y está claro que rendirse no entra en su diccionario.

Ficha técnica:

Girona: Becerra, Lejeune, Granell, Richy (Carles Mas, min. 62), Mata, Aday, Iñiguez, Felipe (Fran Sandaza, min. 57), Jandro, David Juncá (Sebas, min. 46) y Pere Pons

Real Zaragoza: Bono, Mario (Rubén, min. 81), Cabrera, Eldin, Willian José, Pedro, Fernández (Javi Álamo, min. 83), A. Dorca, Ruiz de Galarreta (Basha, min. 74), Rico y Vallejo

Goles: 0-1, Willian José, de penalti (min. 17); 0-2, Willian José (min. 34); 0-3, Cabrera (min. 44); 0-4, Fernández (min. 67); 1-4, Aday (min 73)

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo (comité territorial castellano-manchego). Por parte del Girona amonestó a David Juncá (min. 33), Carles Mas (min. 64), Aday (min. 73) y Pere Pons (min. 90). Por parte del Real Zaragoza amonestó a Willian José (min. 24), Cabrera (min. 43) y Bono (min. 82)

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados