Gears of War 3 cierra la saga con una gran dosis de acción y espectacularidad en todos los sentidos

20. octubre 2011 | Por | Categoria: Magazine, Ocio y espectáculos

banda_seccion_ocio-espectaculos

Tras un tiempo de dedicación para finalizar la campaña de esta última y definitiva entrega de Gears of War, puedo permitirme el lujo de asegurar que estamos ante el juego de acción por excelencia del 2011, y que Marcus Fenix, acompañado por personajes que son viejos conocidos de la saga, así como por otros completamente nuevos, inclusive uno femenino, se despide con la cabeza bien alta y con un final (que por supuesto no desvelaré aquí), digno de una gran película.

 

El modo campaña o historia nos permite jugarlo en modo cooperativo con hasta tres amigos de Xbox Live, o lo que es lo mismo, un total de hasta cuatro jugadores al mismo tiempo pueden disfrutar esta delicia, consiguiendo logros y disfrutando de la gran fluidez a la que ya nos tiene acostumbrados la saga con sus anteriores entregas. Además podemos jugar un nuevo modo competitivo con el cual la campaña cobra un nuevo sentido en cuanto a diversión y forma de jugarla se refiere. 

 

Podemos iniciar una partida en solitario y si así lo dejamos habilitado en las opciones, cualquiera de nuestros amigos que tengamos en Xbox Live podrá unirse en cualquier momento del juego y echarnos una mano, cosa que siempre es de agradecer en ocasiones. Además también podemos poner la opción “pública”, con lo cual podrá unirse cualquier persona del Mundo que esté en ese momento jugando al juego y desee encontrar una partida cualquiera a la que entrar.

 

El multijugador de Gears of War 3, esta vez sí que ha pegado un puñetazo en la mesa, demostrándonos la grandeza que cabía esperarse con el cierre de la saga.  La gran sorpresa son los excelentes servidores dedicados, de los que puedo dar fe que funcionan perfectamente a cualquier hora del día, y además te indican a través del juego si tienes algún problema con la NAT de tu router, con lo cual en caso de no ser una NAT abierta, el consejo es reiniciar éste.

 

El modo horda 2.0 y el nuevo modo bestia nos ofrecen una auténtica experiencia cooperativa y competitiva. Estamos hablando de que todo lo anterior ha sido más que mejorado en el modo horda, y lo mejor es probarlo por uno mismo para darse cuenta de la mucha diversión que ofrece.  Las posibilidades son muchas y no tardas nada en encontrar una partida y pasar a la acción, aunque si creas tú una, verás como en cuestión de segundos tienes a gente ahí deseando que inicies la partida para pasar un rato que no se puede expresar con palabras. 

 

También es cierto que hay que tener los nervios de acero cuando la cosa se pone fea, porque a veces es imposible llegar a todo, pero poco a poco te vas acostumbrando.

 

Ni que decir tiene que los gráficos además de incorporar todos los ingredientes técnicos de las anteriores entregas, mejoran mucho y añaden detalles y efectos que nos dejarán con los ojos pegados a la pantalla, especialmente si lo disfrutamos en un televisor grande con entrada HDMI. La suavidad absoluta hace acto de presencia y puede decirse que incluso en los momentos de más sobrecarga visual, con explosiones de todo tipo, personajes corriendo aquí y allá, balas y granadas por todas partes, o incluso humo y arena movida por el viento al mismo tiempo, el motor gráfico no se resiente en absoluto, y además ayudan a recordarnos que nuestras videoconsolas aún pueden dar mucho más de sí.

 

La banda sonora hereda grandes temas mezclados entre sí o con nuevos añadidos, así como temas completamente nuevos, con lo que nadie quedará defraudado.  ¿Qué sería de Gears of War sin su ya clásica banda sonora? Es una auténtica delicia disfrutar los instrumentos orquestales con el Dolby Digital y al mismo tiempo escuchar unos efectos sonoros dignos de las películas de Star Wars. 

 

Encima, por si todo esto fuese poco el doblaje sigue a la altura de los anteriores, completamente en español y esta vez podríamos decir que con un volumen más elevado en las voces, que no quedarán silenciadas por la música o los efectos sonoros.  No obstante todo esto es configurable desde las opciones del juego, y yo personalmente aconsejo subir el volumen de diálogos al máximo, mientras que bajamos el de música y efectos un par de puntos o tres.

 

Si tuviese que darle una nota del 1 al 10 a Gears of War 3, la verdad es que andaría mucho más cerca del 10 que de cualquier otro número.  Es un juegazo que ofrece una campaña larga y muy intensa, con espectacularidad en todos los sentidos, diversión a raudales y muchas posibilidades Online. 

 

Yo personalmente, me quedo con el modo competitivo de la Campaña, que como ya dije nos permite jugar con un amigo o tres de éstos compitiendo por puntuación a lo largo de la aventura ¿Quién será el mejor? ¡Esa respuesta os la dejo a vosotros!

Tags:

Comentarios cerrados