Gobierno del PP, tal que marrano en charco de corrupción

5. septiembre 2016 | Por | Categoria: El ojo atípico, Magazine, Opinión

No hay duda de que funcionan las medidas contra la corrupción, esas de las que los jefatones del PP se llenan la boca (y a veces, los bolsillos, pues no hay corrupción sin bolsillo colindante). Pero funcionan de guatipedi para el corrupto, que no sólo no tiene que devolver lo robado a la sociedad, sino que además se le premia. Y seguramente esto sea así, porque las medidas contra la corrupción que dice haber tomado el gobierno de Mariano Rajoy, sean medidas tomadas sin metro, aproximadamente, a ojo de buen cubero, millón arriba, millón abajo.

El caso más reciente (y que se sepa) de que las medidas anticorrupción tomadas por Mariano Rajoy funcionan para el corrupto como agua bendita (por seguir el lenguaje beático del ministro Jorge Fernández), lo podría representar el caso del exministro de Rajoy, José Manuel Soria, sujeto que se vio obligado a dejar la política por aparecer su nombre, no en ningún santo confesionario (por seguir a Jorge Fernández y amigarme con él), sino en sociedades ocultas en paraísos fiscales, el pan suyo (de los corruptos) de cada día.

Al sujeto José Manuel Soria lo propone el gobierno de Mariano Rajoy como representante de España y como un alto ejecutivo en el Banco Mundial (¡cágate lorito!), con la bagatela añadida de 250.000 dólares anuales. Más o menos el equivalente a los dos o tres euros que ha subido las pensiones en mismísimo Mariano llegado a la Moncloa en carne mortal.

Preguntados algunos miembros del gobierno por este asunto, dicen no saber nada, lo que vendría a confirmar la rutina cotidiana de la corrupción que utiliza el gobierno habitualmente, porque mentir es el abecé de la corrupción. Lo que a su vez, pero muy inexactamente, nos podría llevar a la conclusión de que nos hallamos ante un gobierno corrupto, cuando en realidad, no es que el gobierno sea corrupto, sino que lo corrupto es el sistema, dentro del cual se halla el gobierno, la monarquía y, en general, los partidos políticos, contra cuyo sistema corrupto nos inscribimos algunos.

Al sujeto José Manuel Soria, lo propone como representante de España en el Banco Mundial, la Comisión de Evaluación de Candidatos a las Instituciones Financieras, dependiente del Gobierno y, concretamente, del ministerio de Economía y Competitividad, que se rige para ello por el criterio de idoneidad y el historial de servicio público, así como por la experiencia en las materias que le corresponden.

Visto lo visto, el sujeto José Manuel Soria, dada su experiencia en la mentira y sus conocimientos sobre paraísos fiscales, todos ellos perfectamente acreditados, resulta mucho más idóneo para representar a España en el Banco Mundial, que lo que pudieran ser Rodrigo Rato o el señor Blesa, descartando a Bárcenas, porque al haber sido las manos derechas de Rajoy y el PP, les huele mucho el aliento.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados