Hacia la culminación del Plan Metrópoli

22. abril 2010 | Por | Categoria: Magazine, Mayores

banda_seccion_mayores

El Gobierno aragonés de Marcelino Iglesias, proyectó al inicio de su primera legislatura un Plan que preveía la construcción de residencias para personas mayores no válidas, en unión de unos Servicios de Estancia Diurna o Centros de Día, para acoger en los mismos a quienes, en un estado físico deteriorado, precisaran de ayuda y rehabilitación.

 

Aquel ambicioso programa de dotar de los equipamientos necesarios en Zaragoza capital ha ido desarrollándose, con más lentitud que celeridad, a lo largo de los últimos seis años, y algunas insfraestructuras han ido pasando de meros proyectos a efectivas realidades y aunque la cosa no es para echar las campanas al vuelo, hay que reconocer que tanto en el barrio del Picarral como en los de Valdefierro, Delicias y Torrero han ido tomando cuerpo, tanto residencias como centros de día, que aún siendo insuficientes para atender la demanda, al menos se van dando posibilidades de llevar a cabo una oferta que de manera reiterada era reivindicada por la ciudadanía.

 

El Gobierno de Aragón conoce perfectamente que el número de personas dependientes que precisan con urgencia de esta clase de recursos es mayor cada día. Los servicios de atención a domicilio, son el complemento de estas infraestructuras y requieren mejoras en su oferta, tanto cuantitativa como cualitativamente, para hacer posible que llegué en las mejores condiciones a ese elevado número de personas que son atendidas en sus propios domicilios.

 

La nueva ley de dependencia –aunque lentamente– va siguiendo su camino y probablemente la demanda se atiende de manera ordenada y atendiendo las prioridades en cada caso, a sabiendas de que todos los recursos son insuficientes, de ahí el que, desgraciadamente, se recurra a la colaboración público–privada para intentar que la prestación de estos servicios suplan las necesidades.

 

Esta claro que el propósito del Gobierno de Aragón es la mejora continuada en esta parcela, para que los ciudadanos tengan unos servicios de calidad. Y es de esperar que con esa finalidad se trabaje intensamente, para agilizarlo todo y quebrar la sempiterna lentitud que lamentablemente ha existido siempre en lo concerniente a la atención a las personas de avanzada edad.

 

El Plan Metrópoli, parece que va a darse por concluido en cuanto comience a funcionar a finales de 2011 la residencia y centro de día de Utebo, así como la tantas veces reivindicada residencia del barrio del ACTUR , cuya construcción se proyecta iniciar pero con seguridad entrará en funcionamiento no todo lo pronto que fuera de desear. Pero si con ello se da por culminada esta primera etapa del tan cacareado Plan Metrópoli y se inicia una segunda fase, los viejos del lugar se verán compensados tras largos años de espera.

 

Mientras tanto, tendremos que ceder –lamentablemente- a los proyectos obligados por las circunstancias de tener que recurrir a las residencias y centros de día privados a los que el Gobierno envíe (abonando el importe de la diferencia del costo de la plaza) para evitar (según manifestaciones de la Consejera Fernández) la lista de espera para ocupar una plaza o un servicio, dentro de la oferta de ayuda existente, para atender a cuantas personas mayores las precisen.

 

Al final se cumple el vaticinio de que en el siglo XXI uno de los negocios más rentables sería el que obtendrían las empresas privadas en todo cuanto respecta al mundo de los ancianos ¡Qué le vamos a hacer!   

 

 

Foto: Archivo Gobierno Aragón

Comentarios cerrados