Harinera ZGZ, un espacio que aúna cultura, convivencia y arte para toda la ciudad

29. marzo 2016 | Por | Categoria: Cultura, Cultura y Ocio, Magazine

Nació como un molino de aceite del siglo XVIII para transformarse con el tiempo en una antigua fábrica de harinas. El último vestigio del pasado industrial de San José luce ahora reformado como foco de exhibición y generación cultural para el barrio y para toda la capital aragonesa. Su nuevo nombre: Harinera ZGZ.

El proyecto de titularidad pública ha estado años durmiendo el sueño de los justos en un cajón. Finalmente, la insistencia del grupo municipal de Chunta Aragonesista y la llegada al gobierno de Zaragoza en Común han dado alas a este espacio. “Es mucho más que un centro cívico o una casa de cultura”, recalca el consejero de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, en la presentación de la apertura, quien destaca el amplio abanico participativo en la gestión del edificio.

Las decisiones sobre qué proyectos albergará serán tomadas en la “Asamblea Harinera”, en grupos de trabajo y comisiones, en los que están presentes el Consistorio, a través de la sociedad Zaragoza Cultural; los agentes culturales, representados en el Colectivo Llámalo H, y por los vecinos, mediante la Asociación de Vecinos de San José. Este modelo de gestión ha despertado el interés de otras ciudades como Cádiz o Madrid.

Desde su apertura y hasta principios de junio, los responsables de gestión han programado distintas actividades culturales con arreglo a cuatro ejes llamados hacer, conversar, ver y conocer, según apunta el técnico de Zaragoza Cultural, Diego Garulo. Para ello, han preparado talleres sobre sostenibilidad medioambiental, arte, diversidad de género o inclusión dirigidos a todos los tramos de edad, desde público infantil hasta mayores.

También se han programados espacios como “Ágora Ciudadana”, que servirá como un foro en el que se pueda conversar y debatir sobre arte, cultura y plantear opiniones y propuestas. A todo esto se añadirá “Pantalla H”, donde se acogerán ciclos temáticos con películas, cortos y documentales.

Retos pendientes

La inauguración fue un éxito de público al que acudieron cientos de personas de todas las edades, que se mostraron encantadas por el resultado tras dos años de trabajo. Una de las vecinas del barrio aseguraba que es un “espacio idóneo para crear y crear”. Otros de los asistentes destacaban que participarán en las actividades que se programen.

Pero al edificio todavía le quedan flecos por resolver. Para el presidente de la Asociación de Vecinos de San José, Nacho Lasmarías, todavía falta la apertura progresiva de las plantas superiores, la dignificación del entorno, y la mejora de los accesos. No en vano, reconoce la importante contribución de los vecinos para que la reapertura se haya hecho realidad, mediante la aportación de elementos para el mobiliario y el ajardinamiento.

Asimismo, también incluye en esa lista de asuntos pendientes la renovación del entorno de la parte alta del barrio e incluso el espacio de la acequia y el molino anexos, de los que ha recordado que su limpieza y acondicionamiento corresponde a la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Por su parte, el presidente de la Junta de Distrito del barrio de San José y consejero de Urbanismo del Ayuntamiento, Pablo Muñoz, reconoce que Harinera ZGZ “simboliza la lucha del barrio” y es “un sueño cumplido, algo que se le debía”.

Un referente para toda la ciudad

El equipamiento sufría desde 2011 un proceso de degradación y abandono, del que fue rescatado por el Ayuntamiento de Zaragoza y que sirvió de base para un proceso vecinal, social, cultural y colectivo, que, a través de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural, ha pilotado el proceso, con la redacción de la propuesta de uso cultural del espacio, en el que se cuentan como ejes fundamentales la participación activa, el empoderamiento de la ciudadanía y la transformación urbana a través de la creatividad abierta a la participación del tejido vecinal, con el horizonte puesto en una futura autogestión comunitaria del espacio.

A partir de 2014 se constituyó de manera estable el grupo motor del proyecto, el colectivo Llámalo H, compuesto por más de 30 agentes de ámbitos tan variados como la arquitectura, la danza, el teatro, las artes plásticas, la gestión cultural, el diseño gráfico, el audiovisual, el reciclaje creativo y la autoconstrucción.

Hacer, conversar, ver y conocer

La programación se estructura en cuatro ejes temáticos, El primero es “Hacer” ya que uno de los puntos clave de su programación es la promoción de talleres que ofrezcan a los participantes la oportunidad de disfrutar conociendo procesos y técnicas artísticas, probándolas con sus propias manos, y convirtiéndose así ellos mismos en creativos.

Con una amplia diversidad de disciplinas, que abarcan desde las artes plásticas hasta las artes escénicas, pasando por el reciclaje creativo o la autoconstrucción, estos talleres servirán también para reflexionar, a través de la creatividad, sobre cuestiones de carácter transversal como la sostenibilidad medioambiental en el arte o la diversidad de género. Del mismo modo, se busca que la oferta esté abierta a cualquier segmento de población, dirigiéndose varios de ellos a la población infantil y juvenil y en la tercera edad.

Conversar” es otro de los ejes de la actividad de Harinera ZGZ gracias a la apertura de espacios para la reflexión y el diálogo, en los que conocer otras experiencias de cultura comunitaria, debatir en torno a cómo transformar el entorno a través de la creatividad, o simplemente propiciar momentos para relacionarse, conversar sobre el arte y tejer comunidad.

En este marco nace Ágora Ciudadana, encuentro abierto en el que trimestralmente se invitará a todo aquel que quiera participar (vecindario, colectivos, etc.) a reflexionar en torno a un tema transversal y su presencia en la programación y la gestión de Harinera. Así, en su primera edición, se hablará sobre la perspectiva de género. También habrá en Ágora Ciudadana un espacio de Ruegos y Preguntas, en el que los vecinos puedan plantear sus opiniones, propuestas e ideas.

Harinera ZGZ también fomentará el “Ver” con una programación regular de pequeños ciclos temáticos: películas, cortometrajes y documentales vinculados a las líneas transversales del conjunto de actividades programadas. Del mismo modo, este eje estará abierto a acoger proyecciones vinculadas a otras muestras y ciclos de audiovisual de la ciudad.

El edificio quiere ser también un foro abierto idóneo para “Conocer”. Sus instalaciones darán visibilidad a otras iniciativas, creadores, experiencias del entorno. Por ello, uno de los ejes de la programación se centrará en proponer actividades y proyectos en los que dar espacio para que otros artistas o colectivos puedan mostrar sus proyectos.

Fotos: Aragón Press

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados