La espera para un trasplante hepático en Aragón se sitúa entre los 3 y los 6 meses, de los más cortos de España

17. noviembre 2014 | Por | Categoria: Ciencia y Tecnología, Magazine

El 14 de diciembre de 1998, Luis Marco Pascua, de 65 años, volvió a nacer. Fue la primera persona de Aragón a la que se le realizó un trasplante de hígado. Todo empezó con una prueba médica en el trabajo: los análisis revelaron que desde hace veinte años era portador de hepatitis C y que su hígado se encontraba cicatrizado por la cirrosis. Tras varios años alimentándose a base de judías verdes y pescado cocido, llegó el ansiado 14 de diciembre, el mismo día del cumpleaños de su hijo. Desde entonces, Luis Marco enveceje sin prácticamente ningún sobresalto.

Fue el primer trasplante de hígado de Aragón. A día de hoy, ya se han realizado 509. La operación 500 se realizó a principios de verano. No obstante, no ha sido hasta hoy, 17 de noviembre, cuando los responsables de Sanidad del Gobierno de Aragón y los médicos del Clínico han celebrado con una jornada conmemorativa el trasplante 500 de la Comunidad. “No lo hemos hecho antes porque había que asegurarse de que el cuerpo del paciente no rechazaba el hígado”, ha explicado el gerente del Salud José Antonio Gil-Lahorra.

En lo que va de 2014, los quirófanos aragoneses han acogido 29 trasplantes hepáticos. Según el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz, si las cifras de España ya son buenas, las de Aragón son ligeramente mejores: el tiempo de espera en la Comunidad aragonesa para someterse a un trasplante de hígado se sitúa entre los tres y los seis meses, uno de los periodos más cortos de toda España junto con Asturias, Castilla y León y Canarias. La supervivencia el primer año alcanza el 95%, y la tasa de donación se sitúa dos puntos por encima de la media española. El baremo dela Unión Europea se sitúa en los 19 donantes por millón de habitante; el de España, en los 35,3; y el de Aragón supera los 37.

Para el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, estos logros no habrían sido posibles sin el compromiso de los donantes y la coordinación de todo el personal sanitario de la Comunidad. Por su parte, el responsable autonómico de trasplantes, José Ignacio Sánchez Miret, ha recordado cómo, en 1998, los trasplantes duraban entre ocho y diez horas y había un gran gasto de sangre, y, en estos momentos, no pasan de las tres, cuatro horas, y no hay prácticamente consumo de transfusiones.

No obstante, el responsable de la Organización Nacional de Trasplantes ha indicado que todavía aspectos en los que se debe incidir, como, por ejemplo, la extensión de la obtención de órganos en personas con el corazón parado (donantes en asistolia). “Las donaciones en parada cardíaca suponen el 10% del total y el 40% en la Comunidad de Madrid. Aragón tiene que afrontar este tipo de donaciones en el menor tiempo posible”.

Foto: Reytan

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados