La reflexión electoral, superada por la movilización juvenil del 15-M

20. mayo 2011 | Por | Categoria: Magazine, Opinión

banda_seccion_opinion

Juan Perpiñá.- El aldabonazo que miles de nuestros jóvenes están dando de manera pacífica ha pillado a contrapié a los partidos políticos, así como a los medios de comunicación, que pensaban que esta movida no iría más allá de un tímido acto de presencia de los “de siempre”.

 

Afortunadamente la cosa no ha sido así, y aunque con cierto retraso, han dado la cobertura que este movimiento requería. Satisface que CRÓNICA DE ARAGÓN,  desde sus editoriales y seguimiento de lo acontecido, fuera desde el primer momento quien se percató de la importancia de lo que se estaba engendrando.

 

Los jóvenes han dicho “¡basta ya!” dejando de ser unos pasotas, tras sentirse estafados (por políticos, sindicatos, banqueros, la Unión Europea y la rapiña del mal llamado “libre mercado”), pasando a la acción –no violenta– para mostrar su descontento y su rabia contenida.

 

Estos jóvenes merecen todo el aliento y el respeto y hay que estar con ellos, aún a sabiendas de que no son la totalidad de la juventud de nuestro país. Pero de lo que no cabe la menor duda, es de que hay una enorme diferencia entre ellos y los jóvenes del PP que aplaudieron a rabiar al imputado Camps en la plaza de toros de Valencia y en presencia de Rajoy, cuando saben que en breves días tendrá que sentarse en el banquillo frente a los jueces.

 

Todos cuantos hemos recibido a este movimiento como un soplo de aire nuevo debemos felicitarnos por ellos. No obstante, preocupa qué será de todo esto, pasada la jornada electoral. El conjunto de estos manifestantes es tan variopinto y la complejidad de los movimientos asamblea ríos, tan difícil de encauzar que nos tememos que todo quede en agua de borrajas. Además, se echa de menos un liderazgo capaz de mantener el fuego sagrado de la rebelión. El tiempo nos dirá en qué queda esta revuelta, que algunos malintencionados han llamado “revolucionarios de salón”.

 

De cualquier manera sea cual sea el futuro que les aguarda a estos luchadores ejemplares, bienvenida la hora en que tomaron la calle para mostrarnos que esa generación lucha por no ser “la generación perdida”. 

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados