La unión hace la fuerza

19. diciembre 2012 | Por | Categoria: Magazine, Opinión, Sin fecha de caducidad

En los últimos años, cada vez más, las movilizaciones se han convertido en algo cotidiano.

Es raro el día en el que no se manifiesta, de alguna forma, uno u otro colectivo, pero siempre eso, uno u otro.

Las convocatorias y los objetivos siempre atienden a cuestiones concretas que, al menos directamente, atañen tan solo a quienes conforman el colectivo en cuestión.

Sin embargo, esa fórmula no es más que un gran error social, el gran error del individualismo y la competitividad entre personas, el gran error de seguir pensando que lo que pase a tu vecino no va a pasarte, el gran error de seguir pensando que no somos capaces de cambiar de rumbo y de capitán, el gran error de olvidar o no tener el valor de recordar que hay un mañana, el gran error de enterrar la Libertad con chuscos de pan.

Vivimos en un mundo en el que organizar un macro botellón con miles y miles de asistentes es tan sencillo como que a alguien se le ocurra “colgar” la ocurrencia en las redes sociales y, sin embargo, no somos capaces de aunar fuerzas y voluntades para expresar el “basta ya” que sentimos la inmensísima mayoría de los ciudadanos.

Decenas y decenas de organizaciones, colectivos de todo pelo, mareas de todos los colores y trabajadores en vía de e.r.e. de diferentes empresas, salen a la calle por su cuenta o mínimamente agrupados cuando, sin la menor duda, todo lo que está pasando o nos influye o nos influirá (negativamente por supuesto) o, directamente, nos pasará.

Que los liderazgos no están a la altura de las circunstancias, sobre todo desde el punto de vista político o sindical, es una evidencia muchas veces tratada ya en este medio, pero va siendo hora, más que nada por necesidad, de que las redes de comunicación funcionen para unir.

Desde la humildad que haga olvidar competiciones pancartistas o discursistas, desde el reconocimiento de que la situación requiere líderes militantes y no partidistas o directamente interesados.

Me parece que ya es hora de una convocatoria única para un interés único y general.

Me parece que ya es hora de que todos los que representan cualquier tipo de problemática o reivindicación se conecten y, olvidando todo protagonismo, convoquen a una movilización unitaria, general, de todos los ciudadanos, un mismo día, una misma hora, un mismo sitio.

Porque muchos pocos hacen un mucho y porque, por eso mismo, la unión hace la fuerza.

 

Comentarios cerrados