Las pymes aragonesas impulsan buenas prácticas ambientales a través de un programa europeo coordinado por la Cámara de Zaragoza

19. noviembre 2010 | Por | Categoria: Magazine, Medio Ambiente

banda_seccion_medioambiente

http://www.ecoticias.com

Entre el 75% y el 90% de las pymes consideran erróneamente que sus actividades no tienen ninguna repercusión ambiental. La reciente estrategia para la lucha contra el cambio climático y los objetivos fijados de reducción de emisiones por la UE requieren que las pymes adopten medidas de formación, sensibilización y participación activa. Para reducir el impacto ambiental de las pymes, ahorrando además costes y mejorando su eficiencia energética, el proyecto europeo Ecoeficiencia, coordinados por la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, conectará a desempleados, trabajadores y pymes aragonesas.

 

Ecoeficiencia es una iniciativa del programa europeo de aprendizaje permanente Leonardo da Vinci, que cuenta con socios como la Fundación San Valero y empresas e instituciones españolas, alemanas, austriacas y eslovacas.

 

El proyecto comienza con la cualificación experta de 20 desempleados (titulados medios o superiores) y se desarrolla a través de talleres de trabajo en los que también se forman a 20 trabajadores de 20 pymes para implantar medidas de ecoeficiencia como práctica conjunta de aprendizaje. Los desempleados tienen hasta el 22 de noviembre para apuntarse al proyecto a través de la web www.eco-pymes.eu, mientras que el plazo para las empresas se prolonga hasta el día 30.

 

Buenas prácticas

 

La iniciativa permitirá que las empresas participantes apliquen buenas prácticas ambientales y las mejores técnicas disponibles hasta el momento gracias a una metodología desarrollada en Austria y un proyecto impulsado desde La Rioja.

 

Los participantes, una vez completada la formación, estarán preparados para identificar los impactos ambientales presentes en las empresas, la forma de cuantificarlos y los diagnósticos asociados a sus problemáticas. Para este análisis se toma a la propia empresa seleccionada como plataforma práctica de aprendizaje y visualización de resultados. Las empresas participantes podrán identificar así las posibles fuentes de generación de sus impactos ambientales y aprenderán a corregirlos.

 

En paralelo se elabora un catálogo de buenas prácticas ambientales y mejores técnicas disponibles en relación con el medio ambiente, complementando esta información con la transferencia de los conocimientos obtenidos con los resultados. Las medidas ayudan a demostrar que la eficiencia energética y buenas prácticas ambientales generan ahorros económicos y de reducción de emisiones, mejorando los resultados económicos de la empresa. Los resultados del proyecto se comparten entre los participantes para obtener resultados generales de aplicación a cualquier pyme.

 

Formación y observatorio

 

El proyecto servirá además de estrategia para dar valor añadido a la formación profesional ocupacional y continua en beneficio del empleo a través de la demostración de ahorros económicos y la reducción de emisiones de CO2 en las empresas. Con esta iniciativa se potencian perfiles profesionales adaptados a los nuevos requerimientos medioambientales y a la evolución del mercado de trabajo, incidiendo de forma simultánea sobre trabajadores, empresas y desempleados

 

Ecoeficiencia contempla además la creación de un observatorio internacional que integrará a 200 entidades expertas a nivel internacional interesadas en el intercambio de experiencias para la actualización de medidas y tecnologías, dando continuidad a la iniciativa una vez finalice el proyecto de transferencia de resultados.

 

 

Foto: archivo cronicadearagon.es

Comentarios cerrados