Liberados dos quebrantahuesos aragoneses en los Picos de Europa

24. julio 2014 | Por | Categoria: Magazine, Medio Ambiente

Los dos ejemplares de quebrantahuesos cedidos por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón sobrevuelan ya el Parque Nacional de los Picos de Europa, en el Principado de Asturias. El director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, acompañó ayer a la directora de Recursos Naturales del Gobierno de Asturias, Fina Álvarez, a la puesta en libertad de ”Biziele” y “Güeña” con los que se pretende reintroducir una especie desaparecida en la zona hace casi cien años. En los próximos días se liberará un tercer ejemplar, “Cloe”, con algunos días menos de edad y con un desarrollo aún insuficiente para su suelta.

Una actuación que se enmarca dentro del programa de reintroducción del Quebrantahuesos que se lleva a cabo a través del proyecto Life+ de cooperación interterritorial de la Unión Europea.

En este mismo entorno ya vuelan otros dos ejemplares aragoneses, Deva y Atilano, cedidos al Principado de manera experimental y liberados por la Fundación para la Recuperación del Quebrantahuesos en 2010 y 2012. Un tercer ejemplar, liberado también en 2010, desgraciadamente murió a los pocos meses de su liberación.

Fina Álvarez destacó la colaboración entre el Parque Nacional de Picos de Europa y el Parque Nacional de Ordesa, de donde proceden los ejemplares, para trabajar en la recuperación de la especie. Asimismo, ha resaltado la labor desarrollada por el Gobierno de Aragón en este proyecto, así como por la Fundación para la Recuperación del Quebrantahuesos.  En este sentido, Pablo Munilla explicó que “se trata de un proyecto bonito e interesante que consolida una estrategia común por la conservación de la especie para conmemorar el centenario de los Parques Nacionales de Ordesa y Monte Perdido y los Picos de Europa que se celebrará en 2018”.

En este programa de reintroducción, dotado de un total de 1,4 millones de euros, participa, entre otras instituciones, el Ejecutivo de Aragón, que ha cedido los ejemplares, invirtiendo 106.000 euros en los 5 años que durará el proyecto. El objetivo es recuperar una especie que habitaba los Picos de Europa hasta mediados del siglo XX. En concreto, el último ejemplar del que se tiene constancia en Asturias data de 1956. La meta es que en el año 2018 puedan llegar a ser 30 los ejemplares cedidos desde Aragón.

Hasta ayer, los dos quebrantahuesos de entre 116 y 125 días de edad y un peso de 5 kilos, procedentes de una plataforma de aclimatación o hacking ubicado en el Parque Nacional de Ordesa, se encontraban en una instalación similar en Covadonga, desde donde se han puesto en libertad.

Durante los tres primeros meses, aproximadamente, protagonizarán vuelos de poca movilidad, monitorizados y con asistencia o avituallamiento de comida en los puntos que frecuenten. La siguiente etapa es la más complicada, con vuelos dispersivos, hasta procurar su adaptación total.

Estos ejemplares, cuando aún estaban en el huevo, fueron rescatados de nidos con historiales de fracaso reiterado, y en los que la probabilidad de muerte de los ejemplares era muy alta. Tras el rescate, los huevos fueron incubados en el Centro de Cría en Aislamiento Humano de La Alfranca, en Zaragoza, dependiente del Departamento de Agricultura Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y gestionado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.

Allí, los pollos pasaron su primeras semanas, cruciales para su desarrollo y en las que fueron atendidos y alimentados en todo momento sin contacto directo con sus cuidadores, gracias al empleo de unas marionetas o señuelos que emulan la forma y comportamiento de los ejemplares adultos a modo de padres adoptivos.

En el centro de aclimatación de Ordesa estos ejemplares permanecieron desde el 22 de abril hasta el pasado 23 de junio, fecha de su traslado a los Picos de Europa.

Fotos: Gobierno de Aragón

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados