Lo que el 20-N esconde

1. agosto 2011 | Por | Categoria: Columna Invitada, Magazine, Opinión

banda_seccion_columna-invitada

Por Jesús Molíns

 

El 20 de noviembre es la fecha elegida por Zapatero (y en la cual, seguro que mucho ha tenido que ver Rubalcaba).

 

El pasado viernes lo comunicó en rueda de prensa nuestro Presidente del Gobierno: el próximo 20 de noviembre se celebrarán elecciones generales.

 

¿El motivo (siempre según Zapatero) del adelanto electoral?

 

Otorgar mayor estabilidad a la economía española al comenzar el nuevo ejercicio económico (el del 2012) con un nuevo gobierno que cuente con cuatro años por delante de gestión; hecho que el Presidente del Gobierno considera será muy favorecedor para la economía pues otorgará más tranquilidad y restará incertidumbre a los mercados con respecto a la estabilidad del gobierno, lo cual será altamente beneficioso.

 

Ante este adelanto electoral el Partido Popular respondió con gran algarabía. ¡Ya se ven en La Moncloa! Creen que ha llegado su momento; el momento de volver a ocupar Gobierno de España, lugar del que consideran fueron despojados de manera marrullera, jajajajaja.

 

Los empresarios ni se lo pueden creer, están que aplauden con las orejas. Atisban la culminación de sus demandas, que no son otras que un gobierno del Partido Popular se pliegue ante sus exigencias y ¡por fin! se profundice en una reforma laboral y la flexiseguridad de las empresas.

 

La Banca, más de lo mismo.

 

Y los sindicatos, cautos y muy recelosos.

 

Pero lo que a todos ha sorprendido es lo insólito de la fecha elegida, el 20-N (día de la muerte de José Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco).

 

La mayoría piensa que es una maniobra de Zapatero y Rubalcaba para movilizar al electorado de izquierdas.

 

Nada de eso, el electorado de izquierdas está mucho más movilizado como consecuencia de la debacle socialista sufrida el pasado 22 de mayo y la “aplastante” victoria que obtuvo el PP ese día.

 

En realidad, la clave del 20-N está en los Presupuestos Generales del Estado.

 

El Partido Socialista Obrero Español no podía afrontar unas elecciones generales, con mínimas garantías, tras aprobar unos Presupuestos Generales del Estado para el 2012 nuevamente restrictivos, con ajustes y nuevos recortes de salarios y pensiones.

 

Sería el hundimiento definitivo del PSOE por muchos años.

 

Ese ha sido, realmente, el motivo del adelanto electoral.

 

¿La fecha (20-N)?: el conejo que ZP se saca de la chistera, para dar más morbillo a los comicios.

 

¿La estrategia del adelanto electoral?, del maquiavélico Rubalcaba: libra al PSOE del escarnio público ante la aprobación de unos presupuestos regresivos y con grandes prebendas para PNV y CIU por su apoyo.

 

Y consigue que por la gatera se aprueben, pues al disolverse las cámaras el 26 de septiembre, no se pueden ni presentar los presupuestos, ni debatirlos ni aprobarlos, simplemente se prorrogan los del presente año 2011 para el 2012.

 

O sea, libran al PSOE de un tremendo desgaste político y una más que segura gran contestación social en la calle contra los nuevos ajustes y prorrogan unos presupuestos totalmente regresivos, con fuertes ajustes y recortes, que además incluyen (recordar), la congelación salarial para los empleados públicos y pensionistas (nuevos recortes económicos a trabajadores y pensionistas para el 2012).

 

Gran maniobra de prestidigitación: Zapatero y Rubalcaba ¡LO HAN CONSEGUIDO!

 

¿El qué?: ocultarnos lo evidente…

 

¡LA CUADRATURA DEL CÍRCULO!

Foto: la-moncloa.es

 

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados