Más vale un mal acuerdo que un buen pleito

18. marzo 2011 | Por | Categoria: Economía, Magazine

banda_seccion_economia

Esta máxima parece ser la que está siendo observada por los Sindicatos, y hasta por las patronales, a la hora de negociar lo que podría acabar siendo la reforma de la negociación colectiva.

 

El temor a que sea el Gobierno, de forma unilateral, quien acabe modificando el actual sistema vía Decreto, actúa como importante acicate para que los interlocutores sociales intenten acercar sus posturas en aras de un acuerdo que evite la imposición ejecutiva.

 

Los Sindicatos saben que la negociación colectiva es una de las principales actividades de su tarea representativa, por lo que se ven obligados a mantener el máximo protagonismo posible en esa materia, aunque para ello deberán calmar la oposición interna que se resiste a aceptar la fusión de determinados Convenios Colectivos.

 

El Presidente del Gobierno ha convocado a los negociadores a una reunión que se celebrará el próximo miércoles, y en la que los agentes sociales pretenden presentar un documento político consensuado que contenga los acuerdos alcanzados, intentando con ello convencer a Rodríguez Zapatero de la necesidad de ampliar el plazo que marcó para la consecución de un acuerdo definitivo.

 

Para las partes implicadas, el desarrollo de un acuerdo para la reforma de la negociación colectiva es un asunto “complejo” que requiere del tiempo suficiente para una correcta redacción y supervisión técnica, ya que debe diseñar la nueva estructura de los Convenios Colectivos, la coordinación de materias entre pactos sectoriales y de empresa y las herramientas que faciliten a las empresas una mayor flexibilidad organizativa.

 

Según los líderes de los Sindicatos mayoritarios, la negociación necesitará extenderse al mes de abril para que el objetivo marcado pueda ser alcanzado satisfactoriamente, un objetivo que no es otro que el de afrontar la reforma de la negociación colectiva mediante el consenso de unas partes que están consiguiendo avances considerables en una negociación que, según Ignacio Fernández Toxo, Secretario General de Comisiones Obreras, “puede acabar bien”.

 

Con ese ánimo, el líder de CC.OO. afirmó que el Gobierno no puede entrar en la negociación “como un elefante en una cacharrería”, y le recordó que, por el momento, “no está en la negociación”.

 

Para Cándido Méndez, Secretario General de la Unión General de Trabajadores, el ritmo de la negociación debe marcarlo quienes están negociando, como única forma de que la reforma sea eficaz “a diferencia de lo que ocurrió con la reforma laboral”.

 

 

Foto: Moncloa.es

Tags: , ,

Comentarios cerrados