“No me jodas, por favor”, o la estupidez ajena en una obra de teatro

6. abril 2017 | Por | Categoria: Cultura, Cultura y Ocio, Magazine

Hay días tontos y tontos todos los días”. Así se podría resumir “No me jodas, por favor”, una comedia que viene a traer aquellas situaciones diarias en las que “los pelmazos no te dejan ser feliz”, según el creador, director y actor de esta obra, Paco Ortega.

El propio Ortega, que a sus 63 años asegura “haber descubierto que quiere ser actor” se siente “cansado y molesto de los ruidos y de los pelmazos”. Para Ortega, “pelmazos leves son esos que te ponen el disco de reguetón a las 8 de la mañana. Pero claro -prosigue- si te lo pone todos los días a esa misma hora, se convierte en un pelmazo grave.” “Luego está ese señor o señora que te impide ser feliz», explica Ortega, quien se estrena como guionista con “No me jodas, por favor”.

La compañía de Teatro Espejo interpretará esta obra en el Teatro del Mercado desde este jueves al domingo. Serán tres los actores de la compañía los que durante una hora y cuarto se desdoblen e interpreten a ocho personajes en 17 escenas diferentes. En cada uno de los fragmentos, se dan situaciones reales e inverosímiles. “Hay una escena en la que presento a Lola Flores junto a Luis XIV, y otra en la que un biógrafo se encuentra con el biografiado, ya muerto”, confiesa Ortega.

En este espectáculo destaca la creación de música original por parte de Gerard Maimone, famoso pianista y compositor de bandas sonoras francés.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha señalado que en esta producción es todo talento local: texto, dirección, actores y compañía. Además, apunta que en ocasiones, somos nosotros mismos los que podemos ser estúpidos para el resto. “En realidad el infierno son los demás. Lo que a veces se nos olvida es que los demás somos los demás para los demás”, reflexiona el concejal.

Al final, resulta difícil deshacerse de esos “pelmazos” cotidianos que define el director. Pero, al menos, Ortega cree que podemos aprender a convivir con ellos. “No tengo solución. Si acaso está en uno mismo, en leer más, tratar de ser mejores y prosperar en la vida”, concluye.

Foto: Aragón Press

 

Tags: ,

Comentarios cerrados