¿Prevaricará el Tribunal Supremo en Isla Mayor con su sentencia sobre el cangrejo rojo?

28. abril 2016 | Por | Categoria: El ojo atípico, Magazine, Opinión

Según el Diccionario de la RAE, la prevaricación es un “delito consistente en que una autoridad, un juez o un funcionario dicte a sabiendas una resolución injusta”. El pasado 16 de Marzo la Sala III del Tribunal Supremo dictaba sentencia contra el Real Decreto 630/2013, 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de Especies Exóticas Invasoras, prohibiendo genéricamente la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos, de ejemplares de algunas especies como el cangrejo rojo americano (Procambarus Clarkii), que es el caso que aquí se trata.

El cangrejo rojo americano cumpliendo con todos los requisitos legales de la época fue introducido en Isla Mayor (municipio sevillano que cuenta actualmente con unos 6.000 habitantes) durante la década de los setenta del siglo pasado.

La reproducción de esta especie se realiza espontáneamente en los arrozales del municipio entre los meses de junio y septiembre. Su pesca, transformación, industrialización y comercialización en Isla Mayor y otras poblaciones aledañas, ha dado lugar a una importante industria local que, junto a la producción arrocera (primera a nivel nacional y unas de las primeras europeas), constituye su eje vertebrador económico y social, con unos 200.000 jornales anuales y un movimiento económico de unos veinte millones de euros.

Evidentemente, de ejecutarse la mencionada sentencia, automáticamente quedaría paralizada de manera inmediata y absoluta todo tipo de actividad relacionada con la pesca, transformación, industrialización y comercialización del cangrejo rojo americano, lo que implicaría -ateniéndonos ahora a la simple cuestión ecológica- la autodestrucción del ecosistema donde habita, como se verá a continuación.

Cada año se pescan en Isla Mayor unos tres millones de kilos. Si se dejaran de pescar en virtud de la ejecución de la sentencia a la que venimos aludiendo, teniendo en cuenta que el cangrejo rojo tiene un ciclo vital de unos seis años; que cada cangrejo hembra fecunda entre cien y novecientos huevos, y que el periodo de gestación lo realiza en menos de dos meses, no es nada exagerado considerar que un cangrejo se puede reproducir tres veces al año, y menos exagerado todavía, considerar que sólo un cangrejo, de los entre 100 y 900 huevos fecundados, llega a adulto, por lo que realizando una previsión de futuro en base a estos datos (que son ínfimos) podemos establecer el siguiente cuadro y a partir de ellos intuir al menos, cuáles serían las consecuencias reales de llevarse a cabo la ejecución de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo.

La primera observación que salta a la vista de las cifras del cuadro precedente es que la población inicial de cangrejos de 3.000.000 en el año 1 pasa a ser de 12.288.000.000 (doce mil doscientos ochenta y ocho millones) en al año 6. Es decir, que la población inicial se multiplica por cuatro cada año, a la que hay que sumar la población existente de años anteriores.

De esta primera observación se pueden obtener otras conclusiones lógicas como que:

1) Al pasar la población de 3 millones a 12.288 millones en seis años, el espacio vital del cangrejo necesariamente en una proporción de 3 a 12.288;

2) La cantidad de alimentos necesarios también crecería en esa misma proporción: 4.096 veces (12.288.000.000 / 3.000.000 = 4.096);

3) De los dos puntos anteriores se deduce claramente que, de eliminar al pescador como agente regulador de la población del cangrejo rojo (consecuencia lógica de la sentencia), la destrucción del ecosistema quedaría asegurada. Y esto dicho clara y llanamente constituiría un delito de prevaricación que podría cometer el Tribunal Supremo, ya que el artículo 45.2 de la Constitución dice que “los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente”.

Si se tratara de proteger el ecosistema, del que -por cierto- forma parte el cangrejo rojo (una especie que, además, no ha podido exterminar al cangrejo de río autóctono en Isla Mayor, por la sencilla razón de que este último nunca existió en el municipio, dadas sus condiciones climáticas), existen otros métodos. Uno de los cuales se cita a continuación como ejemplo, y que por ello no se desarrolla en este trabajo.

Para la determinación del límite de crecimiento (*) N de la población de una especie, siendo N mayor que 0, podría seguirse el siguiente método:

dY – dYp

a) dY / dt (menor que) dL / dt

b) dL / dt (igual o menor que) dYp / dt

lo que implica que:

c) dY / dt (es menor que) dYp / dt

siendo

Y = output alimento total que puede proporcionar el ecosistema

Yp = output consumido por cangrejo

L = input de trabajo para que se reproduzca un cangrejo

T = tiempo de reproducción de un cangrejo

 

___________

(*) Jonathan Friedman. Marxismo, estructuralismo y materialismo vulgar. Página 18. Escuela de Altos Estudios Sociales, París

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados