Proyectos para el desarrollo rural sostenible en Aragón (6): Comarca de la Hoya de Huesca

27. abril 2011 | Por | Categoria: Magazine, Medio Ambiente

banda_seccion_reportaje-especial

La comarca de la Hoya de Huesca está situada al norte de Aragón, entre el valle del Ebro y las comarcas pirenaicas. Está formada por 40 municipios, aunque sólo 39 participan de las medidas derivadas de la Ley 45/2007, ya que su capital, la ciudad de Huesca, ha sido excluida por no encajar en los requisitos sociales y económicos y demográficos que marca esta normativa.

 

 


 

De este modo, si la extensión total de la comarca es de 2.526,6 km2, a efectos de la aplicación del Programa estatal de Desarrollo Rural Sostenible (PDRS), sólo tiene 2.364,5 km2.

 

El territorio limita al Norte con las comarcas de La Jacetania y de Alto Gállego, al Este con la de Somontano de Barbastro, al Sur con la de Los Monegros y con la Delimitación Comarcal de Zaragoza, y al Oeste con la comarca de las Cinco Villas.

 

De acuerdo con los criterios de la Ley 45/2007 y del PDRS, el territorio está considerado como zona “intermedia”, al tratarse de una zona con densidad de población media/baja, empleo diversificado entre los tres sectores económicos o con predominio del secundario o terciario, y distancia media a grandes centros urbanos.

 

 


 

Situación social

 

Excluido el término municipal de Huesca, el territorio de la comarca alberga a una población de 15.933 habitantes, según el Padrón municipal de 1 de enero de 2009, lo que arroja una densidad de población de 6,74 hab/km2.

 

De los 39 municipios restantes, la población se concentra sobre todo en Almudévar (2.552 habitantes), Gurrea de Gállego (1.706), Ayerbe (1.125) y La Sotonera (1.075), que suman en conjunto aproximadamente al 40% de la población de la comarca, exceptuada la ciudad de Huesca.

 

A partir de los años 30 del pasado siglo se detecta un fuerte descenso de la población, que emigra sobre todo hacia Zaragoza, Barcelona y Madrid. En la década de los 90 el número de habitantes se estabiliza, y desde principios del siglo XXI se percibe una recuperación demográfica de la mano de la masiva llegada de inmigrantes (4,6% de la población).

 

 


 

No obstante, siguen apreciándose preocupantes cifras de envejecimiento y de masculinización de la población autóctona, sobre todo en los municipios menos poblados de la comarca.

 

En el territorio de aplicación del PDRS, existen en estos momentos 9 residencias para mayores, con un total de 408 plazas disponibles. También hay 2 centros de día para mayores, con 33 plazas. Teniendo en cuenta las necesidades de la población local, estos datos son claramente insuficientes.

 

 


 

Respecto a la educación, hay 9 centros de infantil y primaria distribuidos por Almudévar, Ayerbe, La Sotonera (Bolea), Chimillas, Gurrea de Gállego, Lupiñén y Tierz. También existe en Almudévar una sección del instituto de educación secundaria (IES) Pirámides de la ciudad de Huesca, así como una escuela para adultos.

 

Situación económica

 

Según datos de 2006, la comarca disponía en 2006 de una renta bruta per cápita de 12.158 euros, un 21% más baja que la media aragonesa. La tasa de desempleo es el 13,5%, con fuerte crecimiento desde 2007, sobre todo en los sectores económicos más afectados por la crisis: los servicios y la construcción.

 

A pesar de ello, en la economía comarcal se sigue registrando un claro predominio del sector servicios sobre el resto, ya que engloba al 79% de los afiliados a la Seguridad Social. A continuación (y a mucha distancia) se sitúan los sectores de la construcción (con un 11% debido sobre todo a la edificación de segundas viviendas), la industria (8%) y la agricultura (con un residual 2%).


 

Las comunicaciones viarias presentan un estado aceptable respecto a otras comarcas de Aragón, gracias, sobre todo, a la autovía A–23 (Somport–Sagunto), en pleno funcionamiento hasta Nueno, y con el tramo Nueno–Canfranc en fase de construcción.

 

El eje Huesca–Lérida (hasta ahora cubierto por la carretera N–240) ya tiene varios tramos abiertos en la nueva autovía A–22. Por su parte, las carreteras A–131 hacia Sariñena (comarca de Los Monegros), y A–132 hacia Puente La Reina de Jaca (comarca de La Jacetania), presentan un buen estado.

 

Peor suerte corre el ferrocarril, ya que la línea Zaragoza–Canfranc (conocida popularmente como “el canfranero”) pervive a duras penas en medio de la eterna reivindicación social de la reapertura de la línea hasta Oloron–Sainte–Marie (Francia), cerrada por decisión política en 1970. Por otra parte, la línea de Alta Velocidad que comunica Huesca con Zaragoza ha mejorado notablemente las comunicaciones entre estas dos ciudades.

 

Situación medioambiental

 

Desde el punto de vista de la protección medioambiental, la comarca forma parte del espacio natural protegido (ENP) del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, además de 7 lugares de importancia comunitaria (LIC) y de 6 zonas de especial protección para aves (ZEPA).

 

Existen dos centros de interpretación de la naturaleza en el ENP del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, uno de ellos situado en Arguís y el otro en Santa Cilia de Panzano. Desde ellos, se realiza una constante labor formativa dirigida, sobre todo, a los colegios de la comarca.

 

 


 

La Hoya de Huesca posee una gran variedad de hábitats y se encuadra en el ámbito de aplicación del plan de conservación del quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) de 2003, ya que se encuentran en el territorio varios lugares de nidificación de esta especie en peligro de extinción. Asimismo, se aplica en la zona el plan de conservación del cangrejo de río común (Austropotamobius pallipes), también en peligro de extinción.

 

El clima en la Hoya de Huesca es de tipo mediterráneo continental, con mucha inestabilidad, al estar delimitado el territorio por las sierras prepirenaicas al norte y por las estepas semidesérticas de Los Monegros al sur. Por ello, en el paisaje contrastan las formaciones rocosas en el norte de la comarca (de entre las que destacan los Mallos de Riglos por su gran atractivo turístico y deportivo), con los grandes espacios llanos y diáfanos del sur, tradicionalmente dedicados a la agricultura y a la ganadería extensiva.

 

 


 

La red hidrográfica es muy importante para el territorio. En ella destacan varios embalses como La Peña, Arguís, Belsué, Vadiello o La Sotonera. Pensados para el riego de las explotaciones agrarias del sur, hoy también han cobrado importancia por otras actividades como el turismo natural o la pesca deportiva.

 

Buena parte del territorio de la comarca está cubierta por montes (48.015 ha), la mayoría de ellos, de dominio público (39.082 ha), lo que convierte a esta comarca en muy vulnerable ante las consecuencias del cambio climático. La posible desaparición de hábitats para muchas especies de flora y fauna como consecuencia de una disminución de los recursos hídricos es un peligro que ya ha empezado a materializarse en el sur de la comarca, a causa del abandono de cultivos, las periódicas sequías y la elevación de la temperatura media.


 

Por ello, resulta de vital importancia que se planifiquen correctamente los recursos de la comarca, a fin de conjugar la fijación de población en el territorio, con el desarrollo económico sostenible, y con la conservación de uno medios naturales más ricos y variados de Aragón.

 

Desarrollo del PDRS

 

En su ronda de visitas a las comarcas para explicar los efectos locales del PDRS, los consejeros de Presidencia y de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Javier Velasco y Alfredo Boné, respectivamente, se reunieron el pasado 12 de mayo en Huesca con las autoridades locales y comarcales de La Hoya de Huesca.


 

Allí anunciaron la inversión de unos 7,5 millones de euros para el desarrollo sostenible de la comarca en el periodo 2010–2014, de los cuales aproximadamente 6,5 serán abonados a partes iguales por el Gobierno de España y por el Gobierno de Aragón, y el resto, por la propia Comarca.

 

En esta reunión, Alfredo Boné animó a los asistentes a plantear sus propuestas para la configuración del Plan de Zona, ya que “hemos estado muchos años quejándonos de las desventajas de la ruralidad en Aragón, y por primera vez, esta desventaja ha sido contemplada como un activo a la hora de aplicar una ley que centra su mirada en los lugares o en los territorios más desestructurados o más desfavorecidos de España”. “En este caso, en Aragón prácticamente todo nuestro territorio entra dentro de esos indicadores”, concluyó el consejero de Medio Ambiente.


 

En el mismo sentido se expresó Javier Velasco, para quien lo importante ahora es “acertar en las líneas adecuadas para cumplir los dos objetivos fundamentales de la ley: mantener la vida en el medio rural y hacerlo de una manera sostenible, y mejorando las condiciones de vida de la gente que está en el medio rural”.

 

Así, una vez formado el Comité Comarcal para el Desarrollo Rural (CCDR) con representantes de la comarca y de las organizaciones y colectivos sociales más representativos de la misma, se publicaba el Plan de Zona en el BOA el 26 de agosto de 2009.

 

Algunas de sus propuestas son las siguientes:

 

– Medidas de apoyo a la ganadería extensiva, como elemento generador de empleo y de prevención de incendios forestales y de restauración de hábitats: 302.084 €

– Dotación y mejora de infraestructuras turísticas: mejora de las oficinas comarcales, mejora de la imagen, dotación de elementos de interpretación y audiovisuales, estudio para la creación de paquetes turísticos, y mejora de zonas de recreo: 90.625 €

– Acciones de promoción del sector turístico incluyendo acciones de promoción de los productos artesanales, mejora de la imagen externa del sector turístico y creación de clubes de producto: 151.042 €

– Mejora de establecimientos turísticos incluyendo formación nuevas tecnologías, adaptación para discapacitados, pagina web y actividades complementarias: 105.729 €

– Apoyo al sector agroalimentario, incluyendo pagina web para la promoción de productos artesanos, marca identificativa y formación de clusters agroalimentarios: 377.605 €

– Fomento del comercio en los municipios rurales, promocionando la instalación de comercios donde actualmente tengan carencias, apoyando la venta ambulante y la creación de comercios de souvenirs turísticos en los lugares más turísticos de la Comarca: 151.042 €

– Fomento del cultivo ecológico y comercialización vinculado al sector turístico, facilitando el asesoramiento y el apoyo económico a la transformación y comercialización de los mismos, así como la conservación de las variedades autóctonas: 135.938 €

– Formación especializada en la inserción laboral de las mujeres y jóvenes en aspectos como la ayuda a domicilio: 105.729 €

– Mejora y acondicionamiento de caminos existentes en la comarca: 788.046 €

– Mejorar la prestación de servicios públicos en los municipios rurales tales como la elaboración e implantación de un Plan Energético de Ahorro y Eficiencia Energética, la construcción de instalaciones deportivas y para la tercera edad, inversiones en equipamiento para la limpieza viaria y para mejorar el servicio de recogida: 788.046 €

– Mejora en la gestión de recogida de residuos urbanos mediante la creación de campañas de sensibilización para el uso de puntos limpios y concienciación sobre la correcta gestión de residuos urbanos: 78.804 €

– Fomento de los productos agroenergéticos y formación de los agricultores: 98.505 €

– Aprovechamiento de los residuos de las masas forestales como biomasa mediante la subvención para la adquisición de los equipos y vehículos especialmente diseñados para el aprovechamiento, tratamiento y transporte de biomasa: 98.505 €

– Estudio de las zonas de cobertura de comunicaciones (TDT, Internet, móvil,..) y posterior fase de subsanación de las zonas de sombra detectadas: 98.505 €

– Cooperación con corporaciones locales en materia de educación temprana de 0 a 3 años, así como el fomento del uso de las ludotecas y deporte mediante la dotación de equipamiento y campañas de difusión: 288.950 €

– Actuaciones de mejora de los centros escolares en zonas rurales: mejora de la red asistencial de 0 a 3 años, y estudio de las necesidades de equipamiento y su posterior implantación: 144.475 €

– Limpieza y adecuación de riberas y barrancos: 246.264 €

 

 

El presidente de la comarca Hoya de Huesca, Pedro Bergua, señala que la Ley de Desarrollo Rural Sostenible va a contribuir al Plan de Dinamización del Producto Turístico que la organización comarcal viene desarrollando desde hace años con una inversión total en el territorio de 3,5 millones de euros.

 

Según Bergua, “aprovechando el impulso anterior, ahora debemos ampliar las miras, fijarnos en la diversificación de la actividad económica y poner las bases a mejorar las condiciones de vida en el medio rural”, sin perder de vista el “objetivo final” que es “asentar población y hacer de La Hoya una tierra con oportunidades”.

 

En concreto, el presidente comarcal indica que el PDRS va a permitir a este territorio “apoyar el desarrollo de iniciativas en el sector industrial, del sector turístico y del sector agroganadero, no sólo en el ámbito de la producción, sino también ayudando a la puesta en marcha de iniciativas de transformación y comercialización”.

 

Bergua espera también poder mejorar las condiciones de vida de los habitantes de La Hoya de Huesca, con medidas como “el refuerzo de los servicios sociales”, la “mejora de caminos e infraestructuras rurales, en colaboración con las entidades locales”, la aplicación de “medidas de ahorro energético”, o el impulso a “la innovación en nuevas tecnologías”.

 

En cuanto a la aplicación de la Ley en su comarca, el presidente Bergua apunta que “La Hoya de Huesca ha estado desde el primer momento en primera línea para aprovechar esta iniciativa”, porque “la comarca entiende esta ley como una nueva oportunidad para el desarrollo del territorio”, por lo que “desde la Hoya hemos abanderado este proceso, siendo de los primeros en cumplir con todos los requisitos para poder participar de este Programa”.

 

Respecto a las medidas concretas incluidas en el plan de desarrollo rural de la comarca, Pedro Bergua renuncia a destacar unas sobre otras por su trascendencia de cara al futuro, ya que “el desarrollo debe tener una proyección global: económica, social, cultural…”. En todo caso, el presidente comarcal subraya que “la creación de empleo, el aprovechamiento de los recursos propios y, sobre todo, el apoyo a las iniciativas de las gentes del territorio”, son las prioridades del programa, puesto que “facilitar el trabajo a quien emprende, sea en el sector que sea, es la mejor apuesta por el futuro del medio rural de la Hoya de Huesca”.

 

Tags: ,

Comentarios cerrados