Quememos las mutuas (metafóricamente, claro)

26. febrero 2013 | Por | Categoria: Magazine, Opinión, Sin fecha de caducidad

Llevo muchos, pero que muchos años, opinando y diciendo que las Mutuas son centros inventados contra los trabajadores.

Y no me queda ni la menor duda tras todos esos años de conocer multitud de casos de multitud de trabajadores, de muchas empresas y de diferentes Mutuas.

Conozco un caso cercano, en lo personal y en el tiempo, que tras un accidente de trabajo, en la Mutua correspondiente vendaron una pierna a una trabajadora y le facilitaron una muleta pues ni podía andar en condiciones ni su pierna debía soportar peso.

La mandaron a trabajar… y no trabajaba sentada.

Tengo otro caso igual de cercano en lo personal y más cercano todavía en el tiempo.

Otra trabajadora.

Muñeca derecha hecha polvo. Inflamación, dolor, y… esto no es nada, no seas quejica y vete a trabajar.

Insistencia. Al menos, se consigue que le hagan una prueba de radiodiagnóstico.

Y, hete ahí, la prueba muestra una clarísima lesión que, probablemente, acabe derivando en una intervención quirúrgica.

El doctor X, el de “no seas quejica y la Sanidad Pública es una mierda” (algo así dijo, resumidamente), recibe los resultados y, supongo que ante su estupor, descubre el diagnóstico.

Hipócrita sonrisa telefónica.

Porque cómo sería el diagnóstico, que el doctor X telefoneó a la trabajadora e, incluso, le ofreció firmarle una baja laboral, hasta con carácter retroactivo si fuera necesario, para que en ese mismo momento dejara de trabajar.

Pequeñas pinceladas de las diarias tropelías que se comenten en las Mutuas como la de acusar a todo cristo de estafador por eso que llamamos coger la baja, o la de argumentar a una reponedora o a un albañil que su dolencia de codo se debe a que una vez, de pequeño, jugó al tenis y su lesión no se ha producido vía nefastas condiciones de trabajo.

Hay que ahorrar.

La Mutua, digo, ahorrar la Mutua.

Y las empresas.

Ahorrar también a las empresas.

Porque las Mutuas no están al servicio de la salud laboral. No.

Las Mutuas están al servicio de los empresarios, al servicio del capital.

Y así, como las Mutuas, es como el gobierno que padecemos quiere que sea la Sanidad Pública, o sea, que no sea Pública, sino privada o, más bien, de funcionamiento privado, o sea, al servicio del capital.

Y a los trabajadores, y a los ciudadanos en general… que les den.

Pues de nosotros depende.

Quememos las Mutuas, quememos la Sanidad privada y quememos todo lo que defienda y represente el capital… o jodámonos con las consecuencias.

Todo metafóricamente, claro (qué le vamos a hacer).

 

Tags: , , ,